Publicado el: 24, Sep, 2014

El blue llegó a $ 15,43 y la brecha ya se ubica en 83%


Juan Carlos Fábrega Presidente del BCRA - Foto: OPI Santa Cruz/Francisco Muñoz
24/09 – 09:40 – Como bajó el oficial, la diferencia con el paralelo se estiró y ahora supera la de enero, previo a la devaluación. El Gobierno toma medidas. Ayer, hubo una licitación del Banco Central. Y Economía prepara una colocación.

El dólar paralelo tocó ayer un nuevo récord al llegar a $ 15,43. Así subió 28 centavos respecto al día anterior cuando había llegado a $ 15,15. La brecha entre el tipo de cambio oficial y el paralelo llegó a 82,8%. Por su parte, la reacción del Banco Central fue bajar el precio del dólar oficial: lo hizo en un centavo hasta dejarlo en $ 8,44.

La mirada en la jornada de ayer estuvo puesta en el precio que pagan las empresas para hacerse de divisas a través de distintos mecanismos. Por un lado, la operatoria conocida como ‘contado con liquidación’, una transacción útil para proveerse de dólares vía la compra de bonos en la bolsa y su posterior venta en el exterior. Ayer su precio bajó a $ 14,49. Por otro lado, el dólar bolsa, una operatoria similar pero donde se obtiene los dólares vendiendo los bonos en la plaza local. En este caso el tipo de cambio bajó también a $ 14,49.

La demanda de las empresas para conseguir divisas y poder importar o pagar sus obligaciones en el exterior, había impulsado en los últimos días la cotización de la divisa en todas sus variables.

Pero ayer ocurrió lo contrario: subió el blue y las restantes alternativas se abarataron. Desde una cueva un operador explicó el motivo: el precio del blue había quedado desfasado respecto al resto. “Entre el dólar paralelo y el bolsa existe un arbitraje donde el primero registra una prima de 8% por encima del otro. Ayer se recompuso esa diferencia”. Y agregó que “la clave en el mercado financiero durante las próximas horas pasará por el dólar bolsa, que mueve un volumen 10 veces superior al blue”.

Pero la clave para la economía en las próximas horas pasará por las expectativas, coinciden los economistas. Es que la brecha de más de 80% entre el dólar oficial y el blue profundiza la recesión: los exportadores demoran sus liquidaciones ante la expectativa que el precio del dólar pegue un salto y los importadores adelantan sus compras. “Esta nueva escalada del blue se registra en un contexto de mayor incertidumbre en el frente externo”, dice Miguel Kiguel, director de Econviews. “El default agudizó los problemas, a lo que se suma la reciente caída de la soja”. En la misma línea opina Ramiro Castiñeira, economista de Econométrica: “la actual suba es mala por la combinación que acarrea: en default, con la soja en caída y con aceleración inflacionaria”.

No es la primera vez que la brecha entre el dólar oficial y el blue supera el 80% desde que el Gobierno impuso el cepo. La primera vez que la brecha se disparó por encima del 70% fue en mayo de 2013, cuando marcó un máximo de 100,5%. El Gobierno intervino aquella vez lanzando un blanqueo de capitales con el objetivo de captar US$ 4.000 millones. Por el momento consiguió US$ 896 millones.

El segundo episodio sucedió en enero de este año cuando la brecha alcanzó un pico de 75%. Entonces el Banco Central aumentó el precio del dólar 23% en el mes.

El mercado sigue de cerca la emisión monetaria para compensar el déficit fiscal. Y qué medidas toma el Gobierno para contrarrestar su efecto. En lo que va del año, y hasta las primeras dos semanas de septiembre, el Banco Central transfirió al Tesoro un monto que más que duplica al del mismo período del año anterior ($74.200 millones vs. $34.000 millones). Por otro lado, en las licitaciones de los martes del Banco Central donde la entidad emite bonos para absorber el exceso de pesos, la contracción que logró ayer fue marginal: sólo $170 millones comparados con los $9.400 millones del martes anterior y los $8.400 millones conseguidos en las primeras dos semanas del mes. Los bancos sólo acercaron $8.800 millones y las tasas no registraron cambios. Según explicaron autoridades, la escasa oferta de la licitación de ayer obedeció a que los bancos deshicieron sus posiciones en las últimas semanas. También, especulan, las entidades guardan un colchón para la emisión del Bonar 2016 en los próximos días. (Clarín)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video