Publicado el: 24, Sep, 2014

Hallaron el cuerpo de Melina Romero en un arroyo de José León Suárez


Hallaron el cuerpo de Melina Romero en un arroyo de José León Suárez
24/09 – 10:00 – Debido a que el cadáver, con prendas similares a las que llevaba la adolescente, estaba seriamente deteriorado por haber estado sumergido durante 29 días, hasta anoche los padres no habían podido reconocerlo; la autopsia se realizará el sábado.

Por: Gustavo Carabajal
Tardaron casi un mes en encontrarla. Después de 29 días de búsqueda, Melina Romero, de 17 de años, fue hallada asesinada. Tal como lo habían detallado al menos dos testigos, el cuerpo fue hallado en un arroyo, cerca de la planta de la Ceamse, en la localidad de José León Suárez.

Según fuentes de la investigación, el cadáver de la adolescente, que había desaparecido el 24 de agosto pasado cuando fue a festejar su cumpleaños en un boliche de San Martín, fue hallado dentro de una bolsa de consorcio negra, a dos cuadras y media del Camino del Buen Ayre, cerca de la bajada Debenedetti.

Anoche el cuerpo de Melina fue llevado a la morgue judicial de Lomas de Zamora, donde, a partir del sábado por la mañana, se realizará la autopsia con el fin de establecer la mecánica del homicidio y el momento del asesinato. La demora en la realización de la necropsia obedecería al grave deterioro del cuerpo, provocado por el tiempo en el que estuvo sumergido en el agua.

En medio de la conmoción provocada por el hallazgo del cuerpo, después de casi 30 días de búsqueda, el fiscal del Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil, de San Martín, Mateo Guidoni, se encargó personalmente de preservar la escena secundaria del crimen y evitar que el lugar fuera contaminado por los curiosos.

Si bien hasta anoche ninguno de los investigadores policiales y judiciales confirmó que el cuerpo hallado minutos después de las 15.30 correspondía a Melina, se pudo saber que el cadáver llevaba una remera similar a la que usaba la joven la madrugada en que desapareció.

Marcelo Biondi, abogado que representa a la familia de la chica, consideró que “hay una alta probabilidad” de que el cuerpo sea el de Melina, mientras que el padre de la víctima, Rubén Romero, indicó que “según la fisonomía puede ser ella”.

Uno de los responsables de la investigación policial indicó que el cuerpo tenía colocadas prendas de vestir “coincidentes” con las que se le vieron a Melina en las imágenes de las cámaras de seguridad del boliche Chankanab, de San Martín, al que la víctima fue a festejar su cumpleaños la noche en que desapareció.

De acuerdo a esos videos, la adolescente vestía zapatillas blancas, un short negro, una campera oscura y debajo de ésta una remera musculosa estampada.

Hasta el momento son cuatro los sospechosos apresados por su presunta responsabilidad en el homicidio de Melina: tres mayores y un menor, de 16 años. Al último imputado le dictaron anteayer la prisión preventiva como supuesto coautor del asesinato, en tanto que la Justicia no había definido todavía la situación procesal de los otros acusados, de 22, 44 y 18 años, respectivamente.

A partir de los datos aportados por al menos dos testigos, se determinó que a Melina la habrían matado porque se negó a tener relaciones sexuales con un grupo de conocidos en la casa de uno de los cuatro sospechosos detenidos, en localidad de Pablo Podestá. Luego que la mataron, según declaró una amiga de la víctima, los asesinos le ataron piedras, la pusieron dentro de una bolsa de consorcio y la arrojaron en las inmediaciones de la desembocadura del arroyo Morón en el río Reconquista.

Después de 29 días de búsqueda, el cadáver fue encontrado a seis cuadras del sitio que había sido indicado originalmente por los testigos como el sitio en el que los asesinos arrojaron el cuerpo.

Por acción de las tormentas y el aumento en los caudales del río Reconquista y de los afluentes de ese curso de agua, el cuerpo fue arrastrado hasta una zona cercana a un basural situado frente al penal de San Martín y cerca del predio de la Ceamse, donde hace poco más de un año fue hallado el cadáver de Ángeles Rawson.

En ese arroyo, con basura y automóviles abandonados en ambas márgenes un vecino vio flotando una bolsa negra de la que salía un brazo. Entonces, avisó a un policía del destacamento instalado cerca del cruce del Camino del Buen Ayre y Debenedetti, quien alertó a los uniformados y buzos tácticos que buscaban el cuerpo de Melina a no más de seis cuadras de allí.

Debido a que el proceso natural por la descomposición de un cuerpo deriva en la generación de gases, después de muchos días en el agua, el cadáver se hinchó y salió a la superficie. Así fue que pudo ser hallado después de pasar 29 días sumergido.

“No quiero más melinas”

Tan importante fue el deterioro del cuerpo provocado por la acción del agua y el proceso de descomposición que, hasta anoche, el cadáver no pudo ser reconocido por los padres de la víctima.

“Apareció un cuerpo justamente a trece kilómetros del boliche de San Martín y a siete o diez del lugar que indica la principal testigo que tenemos en la causa de donde se habría arrojado, en el envoltorio con doble bolsa de nailon negro, a Melina”, explicó el abogado Biondi.

En tanto, cuando se dirigía a la morgue, el padre de la víctima expresó: “No quiero más Melinas”.

Hasta el momento hay cuatro detenidos por su presunta responsabilidad en el homicidio: un adolescente de 16 años, conocido como “Toto”, y otros tres imputados que habrían sido identificados como Elías Fernández, alias “Narigón”; Joel Fernández, de 20, alias “Chavo” o “Chavito”, y Javier Rodríguez, de 44, apodado “El Pelado”.

Ayer por la mañana el abogado Sergio Doutres, defensor de “Toto”, dijo que presentó un recurso contra la decisión de la jueza de Garantías, María Eugenia Arbeletche, que dictó la prisión preventiva del menor imputado.

Se les recomendó a los padres no acercarse al lugar

A las 16.30 llegaron al lugar Rubén y Ana María Romero, los padres de Melina, para reconocer el cuerpo. Pero debido a lo delicada de la situación y a que la madre de Melina es hipertensa se les recomendó hacer el reconocimiento en la morgue de Lomas de Zamora. “La familia está muy dolorida y les recomendé que no se acercaran al lugar donde se encontró el cuerpo”, dijo el abogado de la familia, Marcelo Biondi. Durante las tres horas que duró el operativo, los padres de la adolescente estuvieron dentro de una ambulancia.

A raíz de la lluvias que hubo durante este mes, se produjo una gran crecida en el río Reconquista y algunos arroyos tuvieron desbordes. Según indicaron fuentes del caso es probable que el cuerpo haya sido arrastrado por la corriente hasta el sitio en el que apareció. Según la gente que conoce el lugar, el arroyo situado en las inmediaciones de la Ceamse creció hasta cinco metros con las últimas precipitaciones. (La Nación)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video