Publicado el: 16, Oct, 2014

El Gobierno descartó un plus de fin de año y los gremios reaccionaron


El Gobierno descartó un plus de fin de año y los gremios reaccionaron
16/10 – 09:30 – El secretario de Comercio justificó la decisión al decir que este año “no hubo pérdida de salario real” y que se ve una “desaceleración de los precios”; los líderes sindicales rechazaron el planteo.

Por: Lucrecia Bullrich
El Gobierno rechazó ayer de plano la posibilidad de pagar un plus salarial a empleados públicos y maestros antes de fin de año. La negativa reactivó y potenció el reclamo de los gremios que exigen esos pagos extraordinarios para compensar la pérdida de poder adquisitivo del salario frente al avance de la inflación.

“Para nosotros no hubo pérdida de salario real”, sentenció ayer el secretario de Comercio Interior, Augusto Costa. “Cada uno puede reclamar lo que entiende que le corresponde, pero en este caso no se justifica por lo que son objetivamente las variables económicas”, precisó el funcionario en declaraciones a Radio América.

Con el avance sostenido de la inflación, la negociación de “bonos navideños” se convirtió en un clásico de los últimos años, tanto entre empresas y gremios de la actividad privada como entre empleados estatales. Como una forma de reducir la brecha entre los aumentos acordados en paritarias y la inflación real.

De hecho, Costa hizo público su rechazo horas después de que se difundiera la inflación oficial de septiembre (1,4%), poco menos de la mitad de la calculada por consultoras privadas, que ubicaron el alza de precios en 2,48%, con una suba interanual de 41%. Las cifras están muy por encima del promedio de subas acordadas en paritarias este año (29,7%).

Atento a esa brecha, no tardó en contestarle a Costa el jefe de los docentes de Ctera y secretario general de la CTA alineada con la Casa Rosada, Hugo Yasky. “Para los privados, por primer año desde 2010, los salarios están perdiendo terreno frente al aumento de los precios. En el sector público es el segundo o tercer año. Entiendo que se tienen que encender las luces rojas de alarma”, se plantó el gremialista en declaraciones a radio La Once Diez.

Añadió que “además de pensar en una suma complementaria” para los docentes, el Gobierno debería no descontar ganancias al medio aguinaldo que se paga en diciembre.

Más duro fue Sergio Romero, secretario general de UDA, uno de los gremios docentes enrolados en la CGT oficialista, que comanda Antonio Caló. Recordó que el aumento de 29% que los maestros nacionales acordaron en abril fue “pulverizado” por la inflación y advirtió que la falta de actualización de las escalas del impuesto a las ganancias afecta a un 25% de los docentes, Se quejó además por la falta de monitoreo de precios que en varias provincias se acordó en el marco de la paritaria. “Los precios se dispararon y no hubo ninguna reapertura. Se incumplieron compromisos”, descargó Romero en diálogo con LA NACION. “El adicional es totalmente justo y razonable”, concluyó.

El pago de un plus a docentes, médicos y empleados públicos es, de hecho, potestad de las provincias, salvo para los que dependen de la Nación, por lo que el reclamo de los gremios, reavivado por las declaraciones de Costa, impacta de lleno en los planes de los gobernadores y en sus complicadas finanzas de cara a fin de año.

A las críticas se sumó el jefe de la CTA opositora y estatal Pablo Micheli. “Lo de Costa es impresentable. Plantear que no hubo pérdida del salario real con una inflación de 40 por ciento es querer tapar el sol con la mano. El salario está siendo triturado por la inflación”, disparó ante la consulta de LA NACION.

La semana pasada, la CTA de Micheli, que cuenta con la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) como su principal gremio, marchó para pedir un bono de 4000 pesos para fin de año. El 20 de noviembre próximo la central volverá a llevar el reclamo a la calle con una marcha a la Plaza de Mayo, que además coincidirá con el segundo aniversario del primer paro general contra el gobierno de Cristina Kirchner, en 2012.

Al reclamo por el pago adicional sumarán otras demandas ya antiguas, como el cambio en ganancias, la reapertura de las paritarias y un aumento “de emergencia” para los jubilados.

Con los mismos reclamos, docentes bonaerenses marcharán hoy a Legislatura y a la gobernación provincial. Pedirán además un aumento del presupuesto educativo y aprovecharán ese marco para exigir el “bono navideño”.

También hoy se movilizarán los bancarios. En una marcha por la city porteña volverán a exigir la actualización del impuesto a las ganancias, que hoy paga el 90 por ciento de los trabajadores del gremio, y la reapertura de su paritaria. La negociación por el adicional de fin de año con las cámaras del sector ya está en marcha. “La inflación y el impuesto a las ganancias han desnaturalizado los aumentos”, dijo Sergio Berrozpe, jefe de La Bancaria a LA NACION. El gremio anunciará hoy un paro nacional para la semana próxima. (La Nación)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video