Publicado el: 24, Oct, 2014

Avanza en Nevada la disputa con los buitres


El empresario Cristobal López - Foto: FERNANDO MASSOBRIO
24/10 – 08:10 – El juez debe decidir sobre un pedido de confidencialidad.

Por: Silvia Pisani
El juez que, en los tribunales de Nevada, tiene un pedido expreso para investigar supuestos vínculos “irregulares” entre la familia presidencial y el empresario Cristóbal López deberá decidir en los próximos días sobre dos opciones para acallar el expediente.

Por un lado, la posibilidad de declarar “confidencial” buena parte de la información que en él maneja y disponer una suerte de “manto de protección” sobre los documentos y declaraciones que incluya.

Este pedido, el más inmediato que tiene en sus manos el juez Cam Farenbach, podría dilucidarse la semana entrante. Se trata del expediente en el que el fondo NML, de Paul Singer, intenta seguir las actividades de la firma Val de Loire, radicada en Nevada, y a la que vincula con el empresario allegado al Gobierno, en su intento por localizar fondos irregulares.

Uno de los pedidos que hicieron los abogados de la firma fue solicitar que se aplicara un “manto de confidencialidad” que proteja a los documentos y testimonios del caso de la difusión pública, según datos a los que tuvo acceso LA NACION.

Se espera que el juez decida al respecto antes de fin de mes. Según trascendió, en caso de inclinarse en contra del pedido, podría disponer allí mismo o en los días subsiguientes la publicación de documentos ahora no conocidos.

Tal como se anticipó, ése es el caso en el que por primera vez se pide expresamente el aporte de documentación sobre supuestos vínculos entre el empresario kirchnerista y la familia presidencial. Esto es, la presidenta Cristina Kirchner, su fallecido marido, Néstor Kirchner, y el hijo mayor de ambos, Máximo.

El fondo NML hace esta pesquisa por un doble motivo. Porque con ella declara la intención de identificar fondos supuestamente públicos para luego intentar embargarlos y cobrarse parte de las acreencias que tiene con el país. Y, por el otro, y más en lo inmediato, porque usa esos pedidos como arma de presión para llevar al Gobierno a negociar un pago. Algo a lo que, hasta ahora, las autoridades se han negado.

En forma paralela a ese pedido de confidencialidad, los abogados de Val de Loire presentaron un extenso documento en el que niegan a NML el menor derecho a pedir esa información. Sostiene el escrito que todo lo que ha hecho el fondo de Paul Singer es poco menos que una fabulación sobre supuestas pistas de la llamada “ruta del dinero K”.

“Un solo bache en las conexiones que dice tener sería suficiente para tirar toda su confabulación por la borda. Pero sus afirmaciones no es que tengan uno sino numerosos de esos baches”, dice la defensa de la firma.

Sostiene además que todo se basa “en investigaciones periodísticas intencionadas” y que, pese a las investigaciones del fiscal José María Campagnoli -al que NML cita en su reclamo-, “nunca hubo cargo judicial formal contra el señor López ni tampoco contra el señor Lázaro Báez”, al que también se cita en el expediente.

Los aportes de documentación que se requieren se basan en la figura del Discovery, por la que se autorizó al fondo NML a intentar localizar bienes argentinos para, eventualmente, intentar su embargo. El procedimiento, caro y engorroso por la minuciosa labor de abogados y peritos que requiere, hace recaer la carga de la investigación en las partes.

Griesa accedió al pedido del Citi

El juez Thomas Griesa accedió al pedido que le hizo el Citibank con miras a obtener un nuevo permiso extraordinario para pagar bonos argentinos y aceptó fijar una nueva audiencia de partes, el 2 de diciembre.
Lo que busca el banco es que le permitan pagar los intereses de los bonos de deuda que posee. Se trata de papeles en dólares, pero emitidos bajo ley argentina. Para la Argentina el caso es importante porque fija los alcances del default selectivo en el que se encuentra. (La Nación)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video