Publicado el: 30, Oct, 2014

TIT-RPLCD


El Gobierno defendió el nuevo proyecto y contestó las objeciones
30/10 – 10:00 – El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, el secretario de Comunicaciones, Norberto Berner, y el titular del AFSCA, Martín Sabbatella dijeron que la nueva ley busca garantizar igualdad de condiciones entre las empresas del sector.

El gobierno nacional aclaró este jueves los alcances del proyecto para modificar la ley de telecomunicaciones y contestó las críticas de algunos sectores de la oposición que creen que detrás de la iniciativa hay un beneficio para las empresas telefónicas. Es que el artículo 9 del nuevo proyecto exceptúa a las compañías de cumplir con ciertos requisitos que están vigentes en la Ley de Medios. El caso emblemático es el de Telefónica, que pertenece al mismo grupo económico que el canal Telefe y su proceso de adecuación aún no fue resuelto por la AFSCA.

“La verdad que no tiene nada que ver con la Ley de Medios. Uno podría enumerar una gran cantidad de cuestiones, pero lo más importante es la separación entre el transporte y el contenido. Y el artículo 10 de la norma establece la regulación, con unidades de negocios separadas para verificar que no existe ningún tipo de práctica anticompetitiva ni subsidios cruzado. Eso es lo medular. Es un servicio público en competencia que tiene una jurisdicción muy concreta, que es federal”, explicó Capitanich en su contacto diario con periodistas en la Casa Rosada.

El jefe de Ministros dijo que de aprobarse la iniciativa que ayer ingresó al Senado, cualquier grupo puede presentarse a brindar servicios de telecomunicación siempre y cuando no se conformen monopolios. Para ello surge la intervención del Estado, que tendrá la facultad de fijar precios. “Las cooperativas se verán beneficiadas”, ejemplificó.

En un sentido similar se expresó Martín Sabbatella, del AFSCA. Dijo que la iniciativa presentada ayer “no modifica en nada la Ley de Medios”. “Toda empresa que quiera dar algún servicio debe ajustarse a los límites de la ley, de cuota de mercado y de cantidad de licencias”, declaró en diálogo con radio Del Plata.

No obstante, reconoció que la excepción que prevé el artículo 9 significa una “apertura” para que las telefónicas puedan seguir operando en el mercado de medios y así marchar hacia “la convergencia”. “Al declararse las redes como interés público, se exceptúa a las empresas de telecomunicaciones la prohibición de la LSCA de brindar servicios de comunicación audiovisual. Todas las empresas van a jugar con las mismas reglas, en igualdad de condiciones y regulados por el Estado”, analizó.

Ahora bien, afirmó que las prestadoras que tengan “televisión por aire”, “no puede dar cable en la misma zona geográfica”, ya que así lo establece la ley de medios. Es por ejemplo el caso del canal Telefé, que transmite en la Ciudad de Buenos Aires y cuya propiedad pertenece a Telefónica.

“Lo que permite (la nueva norma) es que todos los actores puedan participar en igualdad de condiciones y compitan libremente en el mercado. Se impulsa la convergencia para seguir democratizando y garantizando la calidad del servicio”, consideró el titular del AFSCA, que destacó que es el usuario “quien se beneficia” con la normativa.

El secretario de Comunicaciones, Norberto Berner, explicó que “para que todos puedan tener los beneficios (de la nueva normativa)” hay que describir a las telecomunicaciones como “servicio público”. Esa nominación es la que genera una contradicción con la Ley de Medios, por ello se buscó la excepción prevista en el artículo que algunos opositores creen que sirve para beneficiar a empresas actuales.

“Si no cambiamos nada de la Ley de Medios y no interpretamos distinto esa prohibición (artículo 9), se caerían todas las empresas que dan servicio de comunicación audiovisual y que tienen red propia, lo que sería un error de técnica legislativa gravísimo”, señaló.

En declaraciones a Vorterix, Berner aclaró que la ley plantea el uso de una sola red por parte de cualquier empresa pero eso no implica “ninguna expropiación”. “Nadie va a perder plata; si yo soy una empresa chica que no tengo red, voy a poder alquilar esa red a otro y darte el servicio”, consideró.

El funcionario defendió así lo que se conoce como “convergencia tecnológica”. “Es muy importante desagregar la red porque va a ser más barato para los usuarios, va a permitir que haya más competencia y más disponibilidad”, señaló.

Al mismo tiempo, el secretario de Comunicaciones cargó contra la oposición. “Esto es desmonopolizar para todos; acá no estamos hablando de una ley ni a favor o ni en contra de una empresa en particular. No quiero entrar en el debate que seguramente se va a dar en el Congreso, pero convergencia y servicios públicos son una parte de lo que la oposición venía reclamando; nos llama la atención que ahora se opongan”.

Para finalizar, Berner dijo que es respetuoso de los tiempos del Parlamento y recordó que el tema “se viene debatiendo hace rato”. “Cuanto más rápido se apruebe más rápido vamos a tener este beneficio. Esperamos que el debate empiece pronto”, concluyó. (Infobae)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video