Publicado el: 5, Nov, 2014

TIT-RPLCD


Se extiende la internación de la Presidenta por una afección intestinal
05/11 – 09:30 – El nuevo parte médico indicó que sigue “estable”; se estima que deberá seguir internada por unos días más.

Por: Mariana Verón
La presidenta Cristina Kirchner seguirá internada al menos por unos días más, aunque su cuadro es estable. Después de que se le diagnosticara una infección intestinal que se agravó al pasar la bacteria que la afectó a la sangre, el último parte médico difundido anoche en la Casa Rosada informó escuetamente que se mantiene bajo tratamiento con antibióticos.

“Cristina Kirchner cursa el segundo día de internación por un cuadro de sigmoiditis”, arranca el comunicado, y agrega que la Presidenta “se encuentra estable cumpliendo tratamiento sintomático y con antibióticos endovenosos”.

En medio de un fuerte hermetismo y escasa información, la novedad de ayer es que un equipo especial sigue la salud de Cristina junto a la Unidad Médica Presidencial, que preside Marcelo Ballesteros, y su segundo, Daniel Fernández, ambos firmantes del comunicado.

Según el parte, a cargo del tratamiento de la Presidenta quedó el jefe del Servicio de Infectología del Otamendi, Daniel Pryluka; además del director médico de la clínica e infectólogo, Alberto Lambierto; el jefe del servicio de Emergencias, Carlos Karmazyn, que además es médico de guardia en la quinta de Olivos; Federico Saavedra, coordinador de clínica médica, y Eduardo Diez, coordinador del área de tomografía computada.

La Presidenta terminó internada el domingo pasado por un cuadro febril infeccioso que anteayer, tras los estudios que le practicaron, se determinó que se trató de una infección focalizada en la parte final del intestino grueso, llamada sigmoide, que en general se da acompañada de diverticulitis.

Al cuadro febril se sumó una bacteriemia, es decir que la bacteria que le provocó la infección pasó a la sangre, por lo que el tratamiento que le siguió fue endovenoso. Fue la mayor complicación del cuadro que presentó la Presidenta y a lo que más prestaron atención los médicos.

Según detallaron fuentes oficiales a LA NACION, la Presidenta está bien, pero permanecerá internada justamente para poder medicarla por sangre. El parte oficial nada informa sobre el alta médica, aunque en la Casa Rosada ratificaban que por lo menos hasta mañana estaría internada y que recién podría estar volviendo a la quinta de Olivos antes del fin de semana.

Al menos hasta ayer no había precisiones sobre el viaje que Cristina Kirchner deberá emprender la semana que viene a Australia para participar del G-20. “Están haciendo todo lo posible para que pueda viajar”, aportó una fuente de la Casa Rosada sobre el interés de la Presidenta en retomar su agenda internacional.

Si se mejora a tiempo, el plan de viaje incluía que partiera entre el miércoles y el jueves de la semana que viene. La reunión de presidentes es el sábado y el domingo siguientes en la ciudad de Brisbane.

Toda la agenda de la Presidenta dependerá de cómo se recupere, aunque la presencia de Cristina en el G-20 tiene prioridad, con lo cual anoche en el Gobierno creían que se cuidará en los próximos días para poder estar recuperada y viajar. La mayoría de los médicos, de todas maneras, recomiendan unos diez días para la recuperación total.

Sin ministros que se acercaran a verla, el Gobierno siguió ayer su ritmo, aunque la mayoría de los funcionarios se enteraron de las novedades por el parte médico. En la clínica hubo escasos movimientos de seguridad, previendo que ayer no habría alta médica.

La circulación por el sanatorio Otamendi era la habitual, excepto en un sector restringido del piso cuarto, que ocupa la Presidenta. Hasta allí se acercaron sus secretarios privados y su familia. No se vio a Máximo y a Florencia, y en el Gobierno no informaron ni siquiera si los hijos de Cristina habían pasado a verla.

Sí es seguida de cerca por su hermana Giselle, que es médica. Su mamá, Ofelia Wilhelm, con un frágil estado de salud, permaneció en La Plata, donde vive.

La evolución de su cuadro día por día

Primer parte (02/11)

El domingo por la tarde la Presidenta fue internada sorpresivamente por un cuadro febril infeccioso. A las 20.45 comunicaron el primer parte médico que indicó que la Presidenta se encontraba bajo “estudio y tratamiento”.

Segundo parte (03/11)

Bajo un fuerte hermetismo, el segundo comunicado médico llegó 24 horas después que el anterior y detalló un “cuadro febril infeccioso con bacteriemia”. Además, a partir de un estudio, confirmaron el diagnóstico presuntivo de sigmoiditis.

Tercer parte (04/11)

“Se encuentra estable, cumpliendo tratamiento sintomático y con antibióticos endovenosos”, señaló. (La Nación)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video