Publicado el: 5, Nov, 2014

TIT-RPLCD


La Corte Suprema de Justicia - Foto:
05/11 – 10:30 – Uno de los ministros del máximo Tribunal se pronunció a favor de que el Gobierno designe un reemplazante de Zaffaroni, con quien evitó polemizar luego de sus críticas en la carta de renuncia. “Voy a seguir todavía”, dijo.

“La Corte Suprema debería mantener los 5 miembros”, expresó hoy el juez Fayt, en una postura personal que difiere del unánime rechazo que suscitó en la oposición la idea de llegar a un consenso con el Gobierno para nombrar un nuevo integrante en la máxima instancia del Poder Judicial.

En diálogo con radio Del Plata, el ministro señaló que “sería deseable” que se designe el quinto miembro, pero advirtió que aún no hay una opinión común en la Corte. “Todavía no nos hemos reunido. Esperemos a ver qué dice el Gobierno”, afirmó, y aseguró que continuará en su cargo, pese a superar los 75 años de límite de edad que marca la constitución nacional.

Es la primera vez que el juez se pronuncia sobre el debate en torno a la composición del cuerpo judicial, luego de la presentación de renuncia la semana pasada del juez Eugenio Zaffaroni y del fallecimiento este año de sus pares Carmen Argibay y Enrique Petracchi.

La opinión del longevo funcionario judicial profundiza la división existente en la Corte sobre el tema. El titular del órgano, Ricardo Lorenzetti, dijo el mes pasado que el tribunal podía seguir funcionando con normalidad con cuatro jueces. En su concepción, para firmar una sentencia y alcanzar una mayoría deben coincidir sólo tres votos.

La jueza Elena Highton de Nolasco, sin embargo, advirtió que era problemático la permanencia de una vacante, sobre todo en ocasiones de empate. “Si bien se puede llamar a un conjuez para desempatar, el problema es que, al ser alguien ajeno a la constitución del tribunal, que cambie incluso según el caso, puede generar incertidumbre a la jurisprudencia”, concluyó la ministra.

Acerca de la decisión de Zaffaroni de dimitir en el cargo desde el 31 de diciembre, Fayt consideró que “todavía no tenemos con quien reemplazarlo” y opinó que “no comparte” la postura de dejar el tribunal por haber cumplido los 75 años. “Tengo mis razones. Gracias por llamar”, cerró escuetamente el ministro, quien ayer fue distinguido por el macrismo en la Legislatura porteña en calidad de personalidad de las Ciencias Jurídicas.

Fayt, de 96 años de edad, permanece en su función pese a que la Carta Magna establece como tope los 75 años de edad en su artículo 99, inciso 4. Esa norma en la actualidad es solo indicativa, ya que en 1999 la Corte Suprema, presidida entonces por Julio Nazareno, dictó un fallo que declaró nulo el límite etario y avaló el carácter vitalicio de los cargos judiciales.

Sus colegas jueces pasan, Fayt permanece. Sus opiniones, por lo general contrarias al Gobierno, no le impiden tener una lectura optimista. “La sociedad ha madurado en esta democracia. Hay que vivirla y sentirla como tal. El ciudadano es el actor fundamental de la vida política”, sostuvo. (Infobae)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video