Publicado el: 6, Nov, 2014

TIT-RPLCD


Una docente permanece desaparecida en Caleta Olivia, desde el 25 de octubre
06/11 – 13:30 – A pesar de los esfuerzos de la policía, la familia, bomberos, vecinos y amigos, no se ha podido dar aún con el paradero de Rita Bejarano, una docente de 48 años que misteriosamente “desapareció”, literalmente, de la ciudad, sin dejar rastros y sin llevarse efectos personales que usaba habitualmente. Los investigadores sospechan del novio, pero a pesar de la búsqueda y los allanamientos, no han podido encontrar pistas que lleven a una conclusión sobre el caso.

Rita Bajarano, una docente alegre, ocupada, madre de dos hijos y muy ocupada por su familia, desapareció sin dejar rastros el 25 de octubre de 2014 en Caleta Olivia y desde entonces todos los esfuerzos de la policía, Dirección de Protección Civil de la Municpalidad, vecinos, familias y amigos se han centrado en encontrar a esta mujer de la cual los investigadores no han encontrado ninguna pista, pero si se han sorprendido por detalles significativos que se han ido descubriendo a lo largo de los 13 días que permanece desaparecida de la ciudad y los lugares comunes que frecuentaba.

Su reloj, una cadenita y el anillo que usaba normalmente fueron hallados en su domicilio donde vive con su hijo y hasta una hornalla encendida, es prueba más que suficiente para determinar que su ausencia no fue planificada, sino más bien se trata de un hecho donde algo o alguien cambió en un segundo la realidad de la mujer. Así lo informaron a OPI fuentes de la propia investigación que se lleva a cabo en Caleta Olivia, donde se han llegado a rastrillar los alrededores del barrio y se produjeron allanamientos en la vivienda del novio de la mujer, quien declaró por tercera vez ante los investigadores.

De hecho, hasta el momento, este hombre, chofer de colectivo, sigue estando bajo sospecha, dado que sería la última persona que vio a Rita, sin embargo, las mismas fuentes aseguraron que no existen pruebas concretas que puedan vincular a la pareja de Rita, con su desaparición. Solo existe en los hijos de la mujer, sospechas de que esta persona puede saber algo, debido a la actitud displicente que tiene sobre la desaparición de quien era su pareja y algunos datos extraños que ha declarado, en muchos casos contradiciéndose, ya que se conoce que ambos habrían desayunado juntos y cuando él se bañaba, alrededor de las 13:00hs, Rita se habría ido de allí, sin dejar más rastros ni comunicarse nunca más con su novio ni sus hijos, con los cuales tenía por costumbre mensajearse por teléfono en forma casi permanente.

Más de 300 personas han intervenido en la búsqueda de la docente desaparecida. Hasta los cadetes de la policía fueron afectados al rastrillaje de la zona; a pesar de todo, no hay ningún indicio que lleve a establecer el derrotero de Rita. En algunos casos se indicó que habría ido a la terminal de ómnibus, pero allí no hay registro de su paso; la salida por ruta hacia algún lugar es prácticamente desechada por los investigadores, teniendo en cuenta el perfil de la mujer y su fuerte vinculación familiar. Descartado prácticamente el abandono del hogar y teniendo en cuenta detalles mínimos, pero no por ello menos importantes, la teoría de los investigadores es que la mujer ha sido forzada por alguien a “desaparecer” y que no ha sido una cuestión de voluntad propia. “Rita no es una persona abandónica, al contrario, es muy apegada a sus cosas y a su entorno”, confió un investigador a nuestro cronista, indicando que en el plexo de la investigación figuran detalles que prácticamente hacen desechable cualquier idea al respecto. (Agencia OPI Santa Cruz)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video