Publicado el: 10, Nov, 2014

TIT-RPLCD


El Gobierno aseguró que es "una cortina de humo" la denuncia sobre Chevron-YPF
10/11 – 10:40 – Luego de que se revelara que la petrolera norteamericana exigió cambiar leyes para invertir en Vaca Muerta, Jorge Capitanich sostuvo que no existieron cláusulas secretas, sino “cláusulas de confidencialidad”.

Por primera vez se conocieron este domingo parte de los anexos secretos del acuerdo firmado entre YPF y Chevron para la explotación de Vaca Muerta. Los documentos revelaron que la petrolera norteamericana exigía un cambio en las leyes locales para invertir en el país. Un año después, el oficialismo sancionó la cuestionada Ley de Hidrocarburos. En su primera reacción oficial, el gobierno nacional aseguró que la divulgación de esos documentos es “una operación” y “una cortina de humo”.

“No hay nada nuevo bajo el sol. No hay cláusulas secretas, hay cláusulas de confidencialidad en virtud de que se trata de dos empresas que cotizan en la bolsa de Nueva York”, argumentó Jorge Capitanich, en su conferencia matutina diaria en Casa Rosada.

El jefe de Gabinete aseguró que ese tipo de cláusulas son “típicas de una operación de esta naturaleza” porque el acuerdo “tiene que ser compatible o amigable para ambas partes”. “Si uno explora y no encuentra nada, pierde todo lo que invirtió. Si encuentra un yacimiento que garantiza el repago, tiene que tener un horizonte de carácter temporal para garantizar la recuperación de la inversión. En ese contexto todo lo que contempla el contrato es lo que en forma ordinaria se efectúa”, explicó, en su habitual estilo enrevesado.

Capitanich insistió en que la denuncia es en realidad “una cortina de humo para otras cuestiones que inexorablemente pretenden ocultar”. Misterioso, incluso señaló: “En este oficio nos conocemos todos. Sabemos cómo funcionan las operaciones de prensa”.

A continuación pasó a enumerar una serie de temas a los que, en su opinión, los medios no dan suficiente cobertura: “Nadie dice nada respecto al convenio que ha suscripto la Argentina con Suiza, gracias al que se han identificado 4.000 cuentas, de las cuales solo 123 están declaradas. Y tampoco nadie dice nada de la Comisión Bicameral (en el Congreso) que hay que crear sobre sobrefacturación de importaciones y subfacturación de exportaciones”.

Qué dicen los documentos

Según publicó el diario La Nación, el acuerdo Chevron-YPF estuvo condicionado por una serie de exigencias de la empresa norteamericana que el Gobierno debió cumplir para que los capitales extranjeros llegaran al país.

Los requisitos aparecen incluidos en documentos identificados como “estrictamente confidenciales”, y apuntan a marcar de antemano los plazos de las concesiones, los topes máximos a las regalías que podrían cobrarle las provincias y a tener garantías para poder enviar dividendos al exterior y gozar de una estabilidad tributaria absoluta.

Otro de los puntos importantes es que Chevron exigió fijar la jurisdicción extranjera para resolver cualquier disputa legal con YPF, y estableció una serie de garantías amplias que debía asumir la petrolera argentina ante posibles reclamos de terceros.

Los planteos de la petrolera norteamericana tuvieron una respuesta positiva del Gobierno, que incorporó los pedidos en un decreto y en una ley neuquina, en un decreto presidencial y en la nueva ley de hidrocarburos, por la cual a la empresa extranjera se le otorgó zonas extremadamente ricas en shale gas, sin poner un solo peso. (Infobae)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video