Publicado el: 10, Nov, 2014

TIT-RPLCD


Jorge Capitanich recibió a los 8 Intendentes de La Cámpora - Foto: Presidencia
10/11 – 13:30 – Tres localidades de Santa Cruz están bajo un reclamo permanente de los trabajadores municipales, mayormente por cuestiones salariales. En Río Turbio el escándalo terminó con agresiones físicas, en Caleta Olivia con corte de la ruta nacional Nº 3 y en Río Gallegos, el SOEM, rechaza la posición unilateral que toma Raúl Cantín y hace paro. Los tres municipios K, entre los peores administrados de la provincia. Verdad o consecuencia. La realidad incontrastable de lo que implica: falta de gestión.

Tres de los principales municipios K, muestran una falta de gestión que se convalida con los conflictos irresueltos que cada uno de ellos posee con sus trabajadores. El SOEM, sindicato de empleados municipales, ha planteado en Río Gallegos, Caleta Olivia y Río Turbio, entre otras comunas, la necesidad de un aumento salarial y en los tres casos, los intendentes Raúl Cantín, José Córdoba y Matías Mazú, respectivamente, llevan adelante una misma modalidad de gestión y hoy padecen los mismos problemas.

En general, los tres intendentes padecen de soberbia, autoritarismo, corrupción y pésima gestión. Son todos pertenecientes al grupo de jefes comunales que mensualmente reciben fondos nacionales de manera directa desde el Ministerio de Planificación y en todos los casos hay denuncias graves de administración fraudulenta y sobreprecio en la obra pública, manejo arbitrario de las horas extras y manejo secreto de los fondos de la soja. Otro temas que los cruza a los tres son, ocultamiento de información, mala relación con el Concejo Deliberante, falta de respuestas a los legisladores que piden informes sobre la administración municipal, presentación a destiempo no presentación de los balances y presupuestos, ninguneo al sindicato municipal, mala relación con los trabajadores y creación de islas salariales dentro del sector municipal.

Matías Mazú en Río Turbio, tiene la particularidad de ausentarse la mayor parte del tiempo de su localidad y nunca se sabe cuál es “el trámite” que ha ido a realizar a Buenos Aires u otro destino nunca revelado de sus viajes. Mantiene una relación tirante con el HCD y con el gobierno provincial y se apoya en los fondos enviados desde Nación para gobernar una localidad que le exige respuesta social. Tiene un conflicto interno que obligó al SOEM bloquear la entrada de la municipalidad y el Intendente forzó la situación pretendiendo ingresar por una ventana y se produjeron golpes y heridos.

En Caleta Olivia no es menor el problema, allí los municipales realizaron un corte de la ruta nacional Nº 3 por los descuentos que el Intendente José Córdoba les hizo a quienes están de paro y ante los hechos, el jefe comunal no dudó en catalogar de “sediciosos” (palabra K de moda) a los concejales y de “extorsionadores” a los empleados municipales que le reclaman el pago de los días caídos. El conflicto, como en Río Turbio lleva más de dos meses. Nada se ha resuelto, Córdoba está enfrentado con Peralta y desde nación están cansado de sostener un municipio donde el intendente no puede resolver ningún conflicto y pone en vilo la institucionalidad.

En Río Gallegos, los empelados municipales hicieron un paro de 24 horas y amenazan con llevar la medida más allá, con un paro por un tiempo más prolongado. Los trabajadores le reclaman al Intendente una actualización salarial y Raúl Cantín ha dicho que es imposible mover los salarios. La relación Cantín-SOEM, sigue muy tirante y el Intendente también es cuestionado desde su propio partido por la forma de administrar, teniendo su último gran “derrape” con el HCD, cuando a una requisitoria de informes, contestó con un listado de 30 recetas de concina.

Por su parte, Teodoro Camino, Intendente de Las Heras, festejó junto a los empleados municipales el día del empleado del sector, prometió un bono navideño, aguinaldo y aumento salarial a partir de enero del año próximo. El Intendente de El Calafate Javier Belloni, de igual manera, con gran festejo a cargo de la comuna, afianzó su relación con los empleados, asegurando que salarios, aguinaldo y bono estarán disponibles, sin problemas.

El Intendente K de Puerto San Julián, Nelson Gleadell, dijo “En el 2015 debemos volver a los pilares del kirchnerismo. Es necesario volver a los pilares del kirchnerismo, que se trataba de un Estado promotor y presencial”.

Las diferencias entre las municipalidades kirchneristas que reciben más ayuda, de aquellas que cada vez están más recortadas financieramente desde Nación, es proporcional a los niveles de problemas que se autogeneran los intendentes y que por ende repercuten negativamente en las pretensiones políticas que tiene el FPV para el 2015. (Agencia OPI Santa Cruz)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video