Publicado el: 12, Nov, 2014

TIT-RPLCD


Desesperado pedido del papa Francisco por la paz en Medio Oriente: "¡Rezad, por favor!"
12/11 – 10:15 – El pontífice argentino saludó hoy a militares chilenos que fueron a ver la audiencia general y habló sobre la mediación del Vaticano para evitar la guerra por el Canal de Beagle; “No nos vamos a seguir pegando por esto, ahora lo haremos por otras cosas”, dijo, en chiste.

El papa Francisco recordó hoy que gracias al diálogo y a la mediación de Juan Pablo II se firmó el tratado de paz entre Chile y Argentina para evitar la guerra por el conflicto del Canal de Beagle, del que se cumple 30 años, e hizo un chiste sobre la relación entre los países vecinos.

Francisco recordó la efeméride tras haberse encontrado durante el recorrido por la Plaza de San Pedro, antes de la audiencia general de los miércoles, a un grupo de militares chilenos.

“Me ha agradado mucho saludar a los militares chilenos. Los límites ya están claros, no nos vamos a seguir pegando por esto, ahora lo haremos por otras cosas”, bromeó el papa al recordar que Chile y Argentina estuvieron al borde de la guerra por culpa de una disputa por unas islas del Canal de Beagle, en la Patagonia.

El pontífice explicó que la paz se firmó “gracias a la voluntad de diálogo” entre ambos países y añadió que “sólo con la voluntad de diálogo se solucionan las cosas”.

Asimismo quiso recordar al cardenal Antonio Samoré, enviado por el Vaticano para mediar en el conflicto, y al papa Juan Pablo II, quienes “tanto hicieron para llegar a esta paz”.

“Ojalá los países se animen a solucionar sus conflictos ante una mesa de diálogo y no con la crueldad de la guerra”, aseveró.

El conflicto por el Canal de Beagle estuvo a punto de terminar en una guerra cuando el 22 de diciembre de 1978 el Ejército argentino amenazó con ocupar las islas en disputa, pero el Vaticano envió inmediatamente al cardenal Samoré para mediar entre las partes y el 29 de noviembre de 1984 se firmó del Tratado de Paz y Amistad entre ambos países. El tratado fue ratificado el 2 de mayo del año siguiente ante la presencia de Juan Pablo II. (La Nación)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video