Publicado el: 13, Nov, 2014

TIT-RPLCD


Buzzi CAPITANICH
13/11 – 14:30 – El Gobernador de Chubut Martín Buzzi, junto con el Secretario General de la CGT de Comodoro Rivadavia, Gustavo Fita, se reunieron con Capitancih a pedido del propio Buzzi. Allí se habló de la necesidad de mover el piso del Impuesto a las Ganancias. Hacia adentro de Chubut, la jugada es estéril y políticamente correcta. Sin posibilidades de hacerse realidad en lo inmediato o el mediano plazo, Buzzi busca menguar la presión que tiene del sector petrolero y sindical en general. (Por: Giuliano Ventura para OPI Chubut)

El Gobernador de Chubut Martín Buzzi, viajó a Buenos Aires con el Secretario General de la CGT de Comodoro Rivadavia, Gustavo Fita, a fin de mantener una reunión que el propio Buzzi había solicitado con el Jefe de Gabinete Jorge Capitanich. Allí el punto central fue la discusión del Impuesto a las Ganancias.

Fita dijo a la prensa que Buzzi entiende perfectamente el planteo que hacen los trabajadores y que por tal motivo, decidió “ponerse al frente de los reclamos”. También señaló que “hubo una respuesta favorable por parte del ministro Capitanich y el compromiso de seguir trabajando…”, indicando que habrá otras reuniones, en este caso con el propio Carlos Tomada.

Finalmente el propio Fita, haciendo de exégeta del gobernador remarcó “el fuerte dato político que representa este encuentro del máximo nivel, gestionado por el gobernador Martín Buzzi, cuando muchos creían que el tema de Ganancias era una discusión cerrada”.

Lo aparente y lo real

Para entender esta decisión de Martín Buzzi, hay que tener en cuenta el contexto sindical que se vive en Chubut, las expectativas del sector petrolero y no tanto los meses por venir (de aquí a fin de año) como el arranque del 2015, a partir del mes de febrero, cuando comenzarán los cuestionamientos.

Buzzi sabe de antemano que no puede resolver nada con el Impuesto a las Ganancias y menos aún hablando con Jorge Capitancih y/o Carlos Tomada. La decisión de cualquier modificación de este tipo, pasa exclusivamente por CFK y en este momento ni siquiera se le cruza por la cabeza a la presidenta, tocar dicho impuesto. No es menor pensar de la forma que arregló el entuerto que le presentaron los petroleros y camioneros la semana pasada, sin siquiera modificar ni un solo porcentaje del extorsivo impuesto nacional, cargándole todo a las empresas.

Si Buzzi sabe que Capitanich no le va a solucionar nada ¿Para qué acude a él?. En principio, porque por este tema, Cristina no atiende a nadie, ya que supone, todos saben cuál es la respuesta: el impuesto no se toca. La visita al jefe de Gabinete, es un gesto meramente político y que tiene como objetivo, hacer parecer que el gobernador busca darle impulso a esta lucha por la suba del piso de Ganancias, porque le han dicho que no puede quedarse a un costado de los reclamos, ya que de ser así, las consecuencias políticas la pagará él, el próximo año.

Petroleros, Camioneros, Judiciales y otros sectores presionan (y presionarán más aún) al gobernador para que interceda, pero Buzzi sabe perfectamente que su lucha es estéril, en tanto la idea no sea acompañada por Cristina, quien tomará finalmente la decisión de hacerlo o no. En este sentido, el titular de la CGT, buscó resaltar el compromiso político de Buzzi en esta lucha y no dejó de recordar que así lo hizo “poniéndose al hombro la expropiación de YPF y la Ley de Hidrocarburos”, pero claro, no dijo a favor de quién lo hizo.

Concretamente, la acción de Buzzi es una jugada política necesaria para no quedar tildado como el hombre con mayor responsabilidad política que gobierna la provincia y no hizo nada para que a los trabajadores de Chubut, se les reconozca el derecho a percibir un salario más digno, quitando un gravamen tan resistido como Ganancias. Él sabe que no va a lograr nada y pretende estirar los tiempos hasta que, en algún momento allí por mediados del año próximo, cuando se agite la campaña del FPV, la presidenta haga algún anuncio de este tipo. En esa oportunidad, entonces, se mezclará con los que consiguieron “la victoria” y usará el mismo mensaje que con YPF o la Ley de Hidrocarburos, pero en el fondo, Buzzi sabe que no hizo nada, sino solo, esperar a que la primera dama decida, porque es la única que tiene la palabra, lo demás, es solo una puesta en escena. (Agencia OPI Chubut)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video