Publicado el: 14, Nov, 2014

TIT-RPLCD


Narcos amenazaron a un periodista de LA NACION en Rosario por sus notas
14/11 – 10:00 – Germán de los Santos recibió una llamada intimidatoria con detalles de sus movimientos habituales; el gobernador Bonfatti condenó el hecho y ordenó protección policial para el periodista.

La violencia narco se hizo sentir otra vez en Rosario. Esta vez en forma de amenazas de muerte al periodista de LA NACION Germán de los Santos, que informa cotidianamente sobre los enfrentamientos entre los clanes que dominan el narcotráfico en esa ciudad.

A las 4.30 de ayer sonó el teléfono en la casa de De los Santos. Del otro lado de la línea, una voz advirtió al periodista por sus investigaciones sobre bandas criminales. La amenaza fue concreta, detallada al describir sus movimientos habituales, convincente sobre el seguimiento previo. Otras dos llamadas repitieron el mensaje.

De los Santos presentó la denuncia judicial y el gobierno de Santa Fe decidió otorgar una custodia policial al periodista. Las repetidas muertes en Rosario a cargo de sicarios obligan a no dejar de lado las amenazas. Tras declarar a la tarde en la justicia federal, De los Santos empezó a ser custodiado por la Gendarmería.

El propio gobernador santafecino, Antonio Bonfatti, sufrió un ataque de 14 balazos a su hogar en octubre de 2013. El ministro de Seguridad, Raúl Lamberto, también fue amenazado, y el ex secretario de Seguridad Matías Drivet fue perseguido por un vehículo en la autopista Rosario-Santa Fe un mes antes de que fuese baleada la casa del mandatario provincial. Y los crímenes con sello de guerra narco no se detuvieron desde el asesinato del jefe narco Martín “El Fantasma” Paz, en 2012.

Bonfatti repudió ayer las amenazas de muerte que sufrió el corresponsal. “Expreso mi total solidaridad con Germán de los Santos”, dijo en una comunicación con LA NACION desde Rosario, y agregó: “Este hecho merece esclarecerse y debe actuar la Justicia para llegar al fondo de la cuestión”. El mandatario y sus hombres del área de Seguridad conversaron con De los Santos.

Funcionarios del Ministerio de Seguridad de la Nación también se comunicaron con De los Santos, tras conocerse públicamente la amenaza, y se pusieron a disposición del periodista.

Es la segunda amenaza contra cronistas de este diario en poco tiempo. La semana pasada, Leonel Rodríguez, periodista de LA NACION en Santiago del Estero, recibió un mensaje mafioso en la ciudad de La Banda. Frente a la casa de su padres se colocó un ataúd rojo con alfileres y velas. Ese hecho ocurrió después de que Rodríguez fuese amenazado por una investigación sobre la denuncia de acoso sexual que afronta el intendente de esa ciudad, Héctor Eduardo “Chabay” Ruiz.

En el caso de De los Santos la amenaza llegó en medio del recrudecimiento de la guerra entre clanes narcos que disputan el manejo de la droga en Rosario y sus alrededores.

Guerra de clanes

Los crímenes narcos -a todo nivel de las organizaciones criminales- se sucedieron desde que la disputa detonó en 2012 enfrentamientos internos por liderazgo y tiroteos con otras bandas. La muerte de Martín “El Fantasma” Paz, lugarteniente de la banda de Los Monos, inició una serie de venganzas. Cayó asesinado después Claudio “El Pájaro” Cantero, jefe de ese clan narco, y se señaló como responsable a la familia Bassi, de Villa Gobernador Gálvez. El jefe de ese último grupo quedó detenido por la muerte de Cantero, pero dos de sus hermanos y su padre fueron ajusticiados por sicarios en tres diferente ataques en el mismo lugar: la remisería familiar de los Bassi en Villa Gobernador Gálvez.

En medio de esa serie de ajustes de cuentas en la zona de Rosario, la justicia provincial inició una investigación sobre la banda de Los Monos. El juez Juan Carlos Vienna procesó a 36 integrantes de esa banda, entre ellos una docena de policías santafecinos. En marzo pasado se descubrió un plan de sicarios para asesinar a Vienna y al fiscal Guillermo Camporini. Días después Santa Fe acordó con el gobierno nacional un masivo desembarco de tropas federales para combatir la venta minorista de drogas en Rosario.

Pese a esa presión policial sobre los búnkeres de drogas y los arrestos de integrantes de Los Monos, ese grupo criminal sostuvo su capacidad operativa y se estima que está detrás de los sicarios que ejecutaron a tres miembros de la familia Bassi. Además, el juez Vienna tuvo que dejar la causa en septiembre pasado tras conocerse una fotografía en los Estados Unidos, en la pelea entre Marcos “El Chino” Maidana y Adrian Broner, acompañado por el padre del asesinado “Fantasma” Paz.

En su informe de 2013 sobre libertad de prensa, Fopea señaló los riesgos que el narcotráfico plantea a los periodistas y trazó comparaciones con las situaciones vividas en otros países de la región: “De la misma forma que ocurrió en Colombia y en México, crece la agresión contra los periodistas cuando la discusión sobre la presencia del narcotráfico comienza a ser más visible en una sociedad. En Rosario, Mendoza, Salta y en la ciudad de Córdoba hubo incidentes que pueden ser cada vez más graves”.

Fopea señaló la necesidad de obtener un fuerte compromiso público para enfrentar estos desafíos antes de que se produzca un ataque concreto sobre la prensa argentina: “No es necesario empezar a sufrir la agresión directa del narcotráfico hacia el periodismo para reaccionar”.

El Sindicato de Prensa de Rosario también apoyó a De los Santos y alertó sobre las amenazas de la violencia en esa ciudad. (La Nación)

Dejar un comentario



Mostrando 1 Comentario
Publica tu comentario
  1. Mandrake dice:

    EL GOBIERNO ARGENTINO, SE EXPEDIRA AL RESPECTO???; O NO LE INTERESARA POR TRATARSE DE UN PERIODISTA DE LA NACION??????

Publicidad

OPI Video