Publicado el: 17, Nov, 2014

TIT-RPLCD


La UIF y el fiscal antilavado anticipan que habrá más controles con la Policía a casas de cambio y sociedades de bolsa
17/11 – 09:30 – Como parte de los fuertes controles para controlar el dólar libre, la entidad llegó hasta la casa de dos directores de una sociedad de bolsa. También hicieron un operativo en una casa de sándwiches.

Empresas, casas de cambio y bancos fueron los principales objetivos de los 71 allanamientos que la AFIP realizó el martes pasado. Pero dentro de esos operativos algunos llamativos procedimientos pasaron desapercibidos. Entre ellos, la llegada de los inspectores a dos casas particulares y una casa de sándwiches.

Ese día, alrededor de las 8 de la noche, el director de una casa de bolsa y dueño de una casa de cambio llegó a su departamento de Puerto Madero y se encontró con que la puerta había sido violentada. Sentados en los sillones de su living lo esperaban los inspectores de la AFIP. Como el hombre vive solo, cuando llegaron se encontraron con que no había nadie en la vivienda. Por eso la policía que los acompañaba terminó por derrumbar la puerta.

Algo similar le sucedió a otro directivo de la misma sociedad de bolsa, cuyo nombre no fue dado a conocer. Cuando llegó a su vivienda en el country Abril, en el partido de Berazategui, se encontró con que los sabuesos del organismo recaudador lo esperaban, según publicó El Cronista Comercial.

Tanto la sociedad de bolsa como la casa de cambio se encontraron también con que su CUIT fue suspendido, como parte de la investigación que detectó $120 millones en operaciones con inconsistencias fiscales.

Blanco de uno de esos 71 allanamientos fue también una casa de sándwiches que nada tenía que ver con las operaciones denunciadas: Serapio, un kiosco especializado en la venta de pebetes y triples de miga, fue inspeccionado por la AFIP debido a un error en la dirección consignada en los documentos.

“Me cerraron tres horas el local y me trataron como si fuese un delincuente. Me dijeron que venían a allanar el local, que baje la cortina y que saque a la gente afuera, así que perdí el día de ventas y tuve que tirar mucha mercadería, después de haber estado cuatro días sin luz. Por la prepotencia con que actuó el policía, dos clientes pensaron que se trataba de un robo, y fueron corriendo hacia la comisaría”, relató su dueño, Norberto Ponte, que alquila desde hace 14 años el local ubicado sobre Sarmiento, entre 25 de Mayo y Reconquista.

El operativo se produjo en su local porque el edicto judicial decía que en ese mismo lugar tenía sus operaciones la financiera Transcambio. “El policía que comandaba el operativo me pregunta, de muy mal modo, dónde estaban las computadoras y los archivos, así que le enseñé el freezer, que es el único archivo que tengo. Después quiso ver la mesa de operaciones, así que lo llevé a la cocina donde se preparan los sándwiches de jamón y queso. Si esto fuese una pantalla, pondría a los sandwiches caros y no tendría el local lleno. Me hicieron quedar muy mal con la clientela. Tengo tanta amargura que me dan ganas de cerrar todo”, contó Ponte.

El refuerzo de los controles, multas y allanamientos comenzó con la llegada de Alejandro Vanoli al Banco Central para reemplazar al saliente Juan Carlos Fábrega. En tándem con el Ministerio de Economía, la AFIP, la Comisión Nacional de Valores y la Unidad de Información Financiera, lograron un fuerte descenso en la cotización del dólar libre. En un nuevo paso en esa escalada, el gobierno nacional anunció este lunes la creación de la Unidad de Seguimiento y Trazabilidad de las Operaciones de Comercio Exterior para vigilar las exportaciones e importaciones. (Infobae)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video