Publicado el: 26, Nov, 2014

TIT-RPLCD


¡Bochornoso! Diputados de Chubut dieron vuelta la iniciativa popular y la volvieron favorable a las mineras
26/11 – 14:25 – Cada vez queda menos para el asombro con el FPV. Ayer, como lo habíamos anunciado, la legislatura trató el proyecto de iniciativa popular en contra de la minería. Sin embargo, no solo no aprobaron el original, sino que lo dieron vuelta, lo transformaron en una ley favorable a las mineras e impusieron por 3 votos un contenido contrario al espíritu que inspiró el proyecto, en contra de la elección de 13 mil firmantes y a instancias de los grupos mineros. ¿El costo político?, indudablemente caerá sobre Martín Buzzi y los diputados que se prestaron al juego. (Por: Giulinao Ventura para OPI Chubut)

(OPI Chubut) – La sesión de ayer en la legislatura provincial de Chubut fue catalogada como “vergüenza”, “un fiasco”, “un acto impune”, “un bochorno” y “una estafa”. Por 15 votos contra 12, se aprobó un dictamen oficialista que nada tiene que ver con la Iniciativa Popular, que avaló con 13 mil firmas un proyecto antiminero para Chubut.

El FPV, fue manejando las voluntades y presionando para torcer la letra inicial del proyecto y transformar el mismo en cualquier cosa, menos en algo de valor para la comunidad. Finalmente se aprobó una suspensión por 120 días de la actividad minera, se planteó da “un debate serio” (incongruente con el krichnerismo) y realizar consultas populares, solo en las localidades donde impactará la minería.

La votación se dividió entre los que lo hicieron negativamente, como los diputados Ana María Barroso, Myrhian Crespo, Raquel Di Perna, Jerónimo García, Roddy Ingram, José Karamarko, José Luis Lizurume, María José Lllanes, Anselmo Montes, Oscar Petersen, Roberto Risso y Mirtha Romero y quienes le dieron vía libre a la modificación del proyecto a favor de las mineras (por la positiva), entre ellos Argentina Martínez, Juan Ale, Javier Cisneros, Eduardo Daniel, Mónica Gallego, Carlos Gómez, Vicente Jara, Alejandra Johnson Táccarí, Adolfo Mariñanco, Gustavo Muñiz, Gustavo Reyes, Félix Sotomoyor, Exequiel Villagra, Elva Willhuber y Ricardo Trotta.

El inicio de la sesión fue complicado y se aplazó por varias horas, en el recinto había ambientalistas y pro mineros, con presencia de petroleros. Lo diputados en contra de aprobar el proyecto popular como venía, impusieron todo tipo de argumentos y restricciones, aludiendo que era inconstitucional y que en las 13 mil firmas había gente que había infringido la ley electoral y cosas por el estilo. Sin embargo, los diputados hicieron los cambios con los que finalmente salió y allí se generó un malestar que sigue hasta hoy, donde los ambientalistas prometieron ir con denuncias contra todos los legisladores que avalaron lo que consideraron “una burla hacia la gente y un lobby a favor de las mineras”.

Costos

OPI habló con varios legisladores, incluyendo uno de los que votó a favor del cambio y en todos los casos, indicaron que habrá costos políticos y que los mismos caerán sobre el actual gobernador. Uno de ellos dijo expresamente “la orden es que la minería tiene que empezar a producir en Chubut y a eso se atuvieron muchos diputados y este es solo el principio”, señaló un legislador oficialista.

Alertaron sobre “trampas inocultables”, como la de promover “un debate serio”, cuando todas y cada una de las cuestiones mineras se tratan a espaldas de la gente y de la opinión pública en general apoyados por campañas de propagandas que elaboran desde medios pagos por las empresas y operaciones de prensa bien orquestadas.

Otra de las “trampas” a las que hacen mención es que las consultas populares, se hagan solo en los lugares donde se va a llevar a cabo el proyecto minero. Uno de los legisladores oficialistas que votó afirmativamente, confesó su incredulidad ante esto, pues él considera que es muy obvio que en la localidad donde impacte la minería, la consulta popular de positiva (al menos en la generalidad de los casos) “porque la gente del lugar va a antepopner el trabajo y el movimiento económico en el lugar, antes que el tema ambiental que es a largo plazo”, dijo y agregó “pero en Chubut vivimos todos y no es lógico pensar que quien viva en Trelew no pueda opinar sobre Gastre. Esta es una maniobra para quitarle votos al NO a la mina”, aseguró.

Tras lo revelado por OPI que ocurrió con el diputado Gustavo Muñiz, a quien se lo fotografió cuando recibía órdenes del Gerente de Yamana Gold en su teléfono, todo hace pensar que la cuestión minera no termina aquí y el castigo social y político, será un costo muy alto que deberá pagar el propio Goberandor y los diputados que intervinieron, dado que quedó a las claras que trabajan de lobistas para el sector minero. (Agencia OPI Chubut)

Dejar un comentario



Mostrando 1 Comentario
Publica tu comentario
  1. LILIANA dice:

    CUANDO UN DIPUTADO VOTA EN CONTRA DE LA OPINION DEL MISMO PUEBLO QUE LO VOTO Y LO HACE POR DISCIPLINA PARTIDARIA, EL PUEBLO TIENE LA OPCION DE NO VOLVER A VOTARLO

    SI LO VUELVE A VOTAR ESTAMOS EN PRESENCIA DE UN PUEBLO IDIOTA Y MERECEDOR DE TENER DIPUTADOS COMO LOS DEL FPV (FRENTE PARA LA VERGUENZA) QUE VOTAN A ESPALDAS DEL PUEBLO Y CONTRA LA VOLUNTAD DE DICHO PUEBLO

    SI LO VUELVEN A VOTAR CABE UN SOLO TERMINO

    J O D E R S E

Publicidad

OPI Video