Publicado el: 27, Nov, 2014

TIT-RPLCD


El juez federal Claudio Bonadio - Foto: Diario Clarín
27/11 – 09:00 – El senador kirchnerista Marcelo Fuentes pidió investigarlo por enriquecimiento ilícito, lavado de dinero y abuso de autoridad; lo hizo después de que el juez allanó una empresa de la Presidenta.

Por: Paz Rodríguez Niell
Las acusaciones de la presidenta Cristina Kirchner contra el juez federal Claudio Bonadio tomaron ayer forma de denuncia penal. El senador oficialista Marcelo Fuentes inició una causa contra el magistrado y pidió 16 medidas de prueba, que incluyen obtener un detalle de su patrimonio, sus cuentas bancarias y sus movimientos de fondos.

Bonadio es el juez que la semana pasada allanó Hotesur, una de las empresas de la Presidenta. Fuentes lo acusó de los delitos de enriquecimiento ilícito, lavado de dinero, abuso de autoridad e incumplimiento de los deberes de funcionario público.

La base de la denuncia coincide con lo que había adelantado Cristina Kirchner, vía Twitter: que Bonadio tiene participación accionaria en una empresa que adeuda la presentación de sus balances.

Anteayer, la Presidenta le había reprochado públicamente al juez que Mansue SA, una compañía en la que él figura como dueño del 20%, debe los balances de 2012 y 2013, que debió haber presentado ante la Inspección General de Justicia (IGJ). “Igualito que Hotesur SA. ¿Algún legislador o legisladora denunciará? ¿Algún juez allanará? ¿Que dirá la prensa independiente?”, tuiteó.

La denuncia penal ingresó ayer en los tribunales de Comodoro Py y todavía no tiene asignado un juez. Fuentes tuvo que atrasar el regreso a su provincia porque la idea del oficialismo era presentarla cuanto antes, aunque fuera después del horario de los tribunales. Entró por la fiscalía de Miguel Osorio, quien a primera hora de hoy deberá enviarla a sorteo porque así lo disponen las normas contra el “forum shopping”.

En su denuncia, Fuentes parte de la idea de que Bonadio debió haber pedido una autorización a la Cámara Federal si pretendía ser accionista de esta sociedad, dedicada al rubro estaciones de servicio.

El senador sostuvo que el reglamento para la justicia nacional dispone que “los magistrados están especialmente obligados a no ejercer el comercio ni actividad lucrativa alguna sin autorización de la respectiva autoridad de superintendencia”. Según Fuentes, “Bonadio no podría formar parte de una sociedad anónima, que a todas luces desarrolla una actividad lucrativa”.

Quienes defienden a Bonadio afirman, en cambio, que el solo hecho de ser accionista (sin realizar actos de gestión ni administración) no requiere ninguna autorización porque la limitación es para “ejercer actos de comercio”.

Fuentes sostuvo además que el hecho de no haber presentado balances, podría ser la prueba de “un presumible ocultamiento de la real situación patrimonial del Sr. Bonadio”. Y afirma: “Desconociéndose con certeza el estado financiero de la empresa (?) no resulta posible efectuar un certero y completo análisis de la evolución patrimonial del magistrado”. Éste es precisamente uno de los argumentos de las acusaciones contra la Presidenta. Entre otras irregularidades, a Cristina Kirchner le reprochan que los últimos balances disponibles de Hotesur son de 2009 y 2010, y ambos se presentaron sin firmas de sus autoridades o un contador.

Según Fuentes, otro dato sugestivo es que el dueño de la mayoría accionaria sea un “familiar directo” de Bonadio (su hermano), que está “exento de presentar declaraciones juradas”. A juicio del denunciante, tanto Carlos Alberto Bonadio como los otros accionistas de Mansue podrían ser, en realidad, “testaferros” del juez. Para investigar todo eso, el senador pidió una larga lista de medidas de prueba. Al final de su presentación, Fuentes solicitó además que se le diera intervención a la Unidad de Información Financiera (UIF) “en el entendimiento de que, conforme lo resuelto por la IGJ (?), la falta de presentación de balances contables constituye una omisión injustificada y/o poco común”, y podría “generar la sospecha de intento de lavado”.

Fuentes era amigo de Néstor Kirchner desde los tiempos en que estudiaban y militaban juntos en La Plata. Es senador por Neuquén y fue miembro, hasta la semana pasada, del Consejo de la Magistratura, donde el kirchnerismo también planea avanzar contra Bonadio. A las denuncias ya presentadas, prevé sumar una más en las próximas horas, acusándolo de utilizar las causas penales como un “escudo”. Pero no está previsto que eso se trate ahora, sino la semana próxima. Hoy los consejeros se reunirían sólo para conformar las comisiones del Consejo. (La Nación)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video