Publicado el: 27, Nov, 2014

TIT-RPLCD


Los autos de alta gama - Foto
27/11 – 10:00 – Por el impacto de la inflación, el tributo, que alcanzaba hace un año a 8,9% de los vehículos patentados, afecta ahora a 17,3%; en los de alta gama, las ventas cayeron más de 70% en promedio.

Por: Francisco Jueguen
La lucha del Gobierno contra el dólar paralelo no fue gratis, y menos para la golpeada industria automotriz. En ese contexto, el que se celebró hace pocos días no fue un primer cumpleaños feliz para el impuestazo a los vehículos de alta gama. Desde que el Gobierno subió, en noviembre pasado, significativamente sus alícuotas, las ventas de ese segmento, donde están marcas como Audi, BMW y Mercedes Benz, cayeron 71% en promedio, mientras que los precios de esos vehículos se dispararon 123,5%, según un informe de abeceb.com.

La ola afectó en realidad a todo el mercado. Como consecuencia de la devaluación de principios de año y el fuerte aumento de costos internos, cada vez más autos de gama media, muchos de ellos producidos en el país, comienzan a quedar alcanzados por el gravamen. Mientras en un principio el universo de modelos afectados era de 8,9% de los patentamientos, la cifra se elevó hoy al 17,3%, según el informe de abeceb.com.

La situación deja a muchos modelos fuera del mercado. Frena las ventas, complica la producción y atenta contra el empleo.

Justamente, el presidente de Ford, Enrique Alemañy, afirmó ayer en un seminario que esperaba “una corrección del impuesto” en línea con los cambios macroeconómicos que fueron dándose desde comienzos de año. Hasta ahora el Gobierno no dio señales de querer actualizar el impuesto que rige desde principios de año.

“Dado que todos los años se actualizan los montos impositivos, confiamos en que en 2015 se actualicen las alícuotas del impuesto interno para que dejen de verse afectados modelos de fabricación nacional”, indicaron a LA NACION en Renault. “Esto nos permitirá incorporar a la oferta las versiones más equipadas de nuestro modelo Fluence, fabricado en nuestra fabrica de Córdoba; hoy, dado el impuesto, el precio final deja al vehículo fuera de competencia”, indicaron. Mañana será el lanzamiento de la nueva versión de este modelo producido en Santa Isabel.

“Hace unos meses este tema afectó la producción de algunas versiones”, contaron en PSA Peugeot-Citroën. En esos momentos, los modelos afectados fueron el 408, el C4 y el 308, mientras que hoy sólo quedó alcanzado el 408. En Fiat, en tanto, afirmaron que deben pisar los precios de muchos de sus autos, principalmente los importados, para no caer en el impuesto.

En el mercado contaron que en la mayoría de los casos las terminales habían decidido reorientar sus portfolios (ya sea de vehículos importados como los de producción nacional). Por ejemplo, las más de 1500 unidades que Toyota vendía en el mercado interno de su SW4 se exportaron a otros destinos. Hoy la japonesa vende menos de 500 en el mercado local.

Pero el peso del impuesto afecta también las inversiones. La Vito, que producirá Mercedes-Benz desde el año próximo, no se venderá en el país (se exportará el 100%) porque el peso del gravamen la deja fuera del mercado. La compañía alemana está invirtiendo US$ 170 millones.

Según el informe de abeceb.com, ya hay dos modelos nacionales (el Focus de Ford y el Citröen C4 Lounge de PSA) que ya tienen versiones más equipadas (los modelos full) dentro del impuesto. Más de la mitad de las versiones de gama media que se producen en el país (32 variantes) tienen sus precios sobre el límite del impuesto. “El impuesto genero confusión en los consumidores, lo que impactó en las expectativas. Además, las versiones full de los modelos de gama media fueron siendo alcanzadas por el impuesto y quedando fuera del mercado e, incluso, muchos siendo discontinuados”, señaló el estudio de la consultora.

El Poder Ejecutivo tiene la facultad para modificar las bases imponibles que hoy se ubican en $ 170.000 (se aplica una tasa de 30%) y de más de 210.000 (50%). Pero puede modificar la alícuota sólo en 25%. Un cambio mayor implicaría pasar por el Congreso. En la industria apuntaron que se trata de tasas nominales, pero que cuando se hacen efectivas se duplican.

En consonancia con la devaluación y la merma de la demanda brasileña, desde que se instaló el impuesto el mercado se derrumbó. En 2014 se patentarán 14.289 vehículos de alta gama, contra los 57.156 de 2013. Se trata de una baja del 75%. Para el año próximo se prevé una caída de 16,6%, según abeceb.com.

Pero el tributo afectó también a los autos de gama media, muchos producidos por la industria nacional. La caída interanual se estima en 30%, mientras que los de gama baja bajarán 26,1%. Según abeceb.com, el sector despedirá 2014 con una reducción del 28,4% de patentamientos (685.000 unidades, contra los 956.826 de 2013). (La Nación)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video