Publicado el: 9, Dic, 2014

TIT-RPLCD


Pronostican que seguirá estancada la creación de empleos
09/12 – 09:00 – Datos privados prevén que el nivel de contrataciones en 2015 caerá al peor registro desde 2009.

Por: Francisco Jueguen
El mundo del trabajo -considerado el gran ordenador social para el discurso kirchnerista- parece no traer buenas noticias para el año de las elecciones presidenciales. Los especialistas prevén para el primer trimestre de 2015 las peores expectativas de contratación de personal desde fines de 2009, año en el que se vivió el duro embate de la crisis financiera sobre el empleo en el país.

En ese marco, el mercado laboral privado ahondará el estancamiento que sufre desde 2011, mientras que lo que permitirá que se mantenga congelado el dato oficial de desempleo será la creación de puestos de trabajo en el sector público.

Las perspectivas elaboradas para el período de enero a marzo del año próximo por las consultoras coinciden con los datos tanto oficiales como privados de lo que viene ocurriendo en el mercado laboral al cierre de 2014. El ajuste se seguirá sintiendo sobre todo en los rubros de la industria y la construcción.

Además, son las pequeñas y medianas empresas (pymes) las que se llevan los peores pronósticos para 2015. En tanto, según los expertos, el aumento de los despidos, suspensiones y paros anticipa un fin de año y comienzo del próximo con mayor conflictividad.

El último informe que elaboró la consultora Manpower pronosticó que en el primer trimestre de 2015 la expectativa neta de empleo será de 3%, tres puntos porcentuales por debajo del mismo período de este año y dos menos que el estimado para este último trimestre. Se trata del peor número desde 2009. “Los empleadores reportan en el país intenciones de contratación modestas para el próximo trimestre”, reportó la consultora. Un 9% de los empleadores anticipa un incremento de sus dotaciones, un 6% pronostica un descenso y un 82% no prevé cambios.

Pero hay pronósticos más sombríos. “La desaceleración en las expectativas de generación de empleo no es nueva”, indicó María Laura Calí, directora de SEL Consultores. “Si se analiza este indicador en enero de cada año tomando la serie 2010-2014, ya en 2012 se invierte la curva”, explicó la socióloga.

Los datos de SEL Consultores -que releva las empresas más grandes del país- son más oscuros que los que difundió Manpower. Según estimaron los especialistas en el mercado laboral, sólo un 11% de las compañías prevé incrementar su dotación en 2015, mientras que un 18% achicará su staff. Se trata de una diferencia negativa neta de 8 puntos porcentuales.

“Hoy estamos parados en una expectativa de generación de empleo negativa, que supera la registrada en 2009”, caracterizó Calí. “Otro hecho desalentador es que esta evolución negativa afecta a todas las categorías ocupacionales, desde directores hasta personal tercerizado, a excepción del personal de ventas, donde es equivalente”, describió.

De acuerdo con el tamaño de las organizaciones, las empresas más golpeadas serán las más pequeñas, que tienen una expectativa negativa neta de 2 por ciento. Son las denominadas microempresas, con menos de diez empleados. “Trimestralmente, la expectativa neta de empleo para las microempresas declina en seis puntos porcentuales, mientras que en las demás categorías las intenciones de contratación permanecen relativamente estables”, dijo Manpower.

A pesar de que las perspectivas de Manpower para las grandes firmas son menos desventajosas (10% de expectativa positiva), otros especialistas afirman que el ajuste ya comenzó. De acuerdo con los datos de SEL, el 30% de las grandes firmas ya redujo personal durante este año, y de ese porcentaje la mitad impulsó medidas que terminaron en despidos.

“En el mundo laboral a veces no importan tanto los despidos como el flujo de nuevas contrataciones y principalmente en firmas pequeñas o medianas, que son las que más personas reclutan en el mercado”, explicó Juan Luis Bour, investigador jefe de FIEL. “Estamos en una recesión que arrancó en el cuarto trimestre de 2013”, describió el economista, y agregó: “No es una recesión profunda, pero es larga y podría persistir durante todo el año que viene”.

Los datos oficiales no desmienten esta tendencia. El último informe elaborado por el cuestionado Indec para el tercer trimestre de este año mostraba que, en el transcurso de un año, se habían sumado unas 90.000 personas a las filas de los desocupados. Sin embargo, los números oficiales reflejaron la pérdida de 450.000 puestos de trabajo en la población urbana del país. No se registraron más desocupados porque 360.000 personas menos se declararon laboralmente activas. Se trata de un dato cuestionado por los analistas, sobre todo en un contexto de recesión económica y alta inflación.

Confirmando una tendencia que se da en los últimos años, el sector que más prevé contratar es la administración pública, que muestra una expectativa neta de empleo de 15% en el primer trimestre del año. La expectativa mejora doce puntos porcentuales interanualmente. (La Nación)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video