Publicado el: 11, Dic, 2014

TIT-RPLCD


El Gobernador de Buenos Aires Daniel Scioli junto a la Presidenta de la Nación Cristina Fernández de Kirchner - Foto: Presidencia
11/12 – 09:30 – El gobernador de la provincia de Buenos Aires, sin duda será el único que sobreviva con alguna chance a la presidencia en el 2015, de todos aquellos oficialistas que pretenden erigirse en candidatos sin chances. Sin embargo, hay un hecho objetivo, que todos los votantes del país deben tener en cuenta: votar a Scioli es votar por la continuidad del kirchnerismo; es decir, si Ud lector, quiere seguir teniendo un gobierno K, después del 2015, vote a Scioli, es el soporte, la estructura que le dará vida y protección al FPV después de su salida del poder. (Por: Rubén Lasagno)

El Gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli, se ha revelado como un hombre con gran ambición de poder, perfectamente disimulado detrás de su actitud componedora, pretendidamente tranquila y conectada con algún monje tibetano, a la hora de decidir cuestiones de orden político.

Indeciso, insolvente ideológico, casi portable de un “amor” ecuménico, con rasgos de obsecuencia manifiesta hacia la familia Kirchner y una absoluta incapacidad para gobernar la provincia de Buenos Aires, como ha quedado demostrado, Scioli es, a pesar de todo lo negativo que representa para La Cámpora y otros satélites políticos del gobierno, una de las pocas sino la única, arma más contundente que tiene el krichnerismo para pelear el poder en el 2015. CFK lo sabe y por ese motivo, precisamente, no manda a destruirlo completamente. La presidenta sabe que si no puede construir un producto genuino de poder, Scioli es la garantía para sobrevivir después del 2015 y blindarse de lo que viene.

El gobernador de Buenos Aires cumple con todas las condiciones que exige el kirchnerismo, excepto, esa horrible costumbre que tienen algunos (como Scioli) de querer tener libertad de maniobra, en un mundo político donde todo está controlado desde la Casa Rosada y así debe permanecer.

Scioli ha dado suficientes muestras de ser un obsecuente compulsivo; un “gobernador alfombra”, un político sin dignidad con tal de sostenerse en el poder. Desde aguantar los peores distratos de Néstor Kirchner, que hasta lo retaba en sus discursos en público, pasando por permitir que no le atendieran el teléfono por semanas o que la presidenta lo desprecie o le haga una caricia política, según convenga, pero estoico Scioli, siempre responde con su cara de amor y paz.

Algunos podían pensar que eso es bueno, pero no lo es. Scioli es el exoesqueleto del kirchnerismo, más allá del 2015. Es la estructura externa que le dará vida o lo mantendrá con vida a todos y cada uno, incluyendo a la presidenta, construyendo política con fondos públicos que Scioli sabrá suministrar, para volver en el 2019 y garantizándole impunidad en el mientras tanto. Hombres y mujeres del país deben saber que votar a Scioli en el 2015, es votar la continuidad del actual gobierno.

No es casual que recientemente el gobernador haya dicho que Cristina será una “persona de consulta”, en caso de que él acceda al presidencia. Scioli es la garantía más concreta que tiene el kirchnerismo hoy, para permanecer más allá de una derrota y mejor aún, asegurarse un paraguas de protección judicial a partir del año próximo.

Daniel Scioli estuvo con todos, con Menem, Duhalde y Kirchner. Es un hombre que ha demostrado su ineptitud política y su incapacidad como administrador. Dos periodos en la provincia de Buenos Aires, han profundizado todos los problemas que traía de arrastre desde el año 2001. Se triplicó la inseguridad, el narcotráfico está cómodamente instalado, los cordones de pobreza abundan alrededor de las ciudades, el desempleo es imparable y la infraestructura vial y habitacional es un asco. La policía hace lo que quiere y sin control, los hospitales son peores que los de Kosovo y en 8 años sigue inundándose la llanura central como en los 80 y los 90.

Es un gobernador inepto, que ha ganado votos usando la fe y los fondos de la gente a través de su pretendida honestidad, pero quienes lo conocen, aseguran que el día que se conozca la verdad detrás de Scioli, su vida, sus propiedades, inversiones y la forma de financiar sus campañas, se descubrirán oscuros secretos que podrían hacer sonrojar a algunos kirchneristas, que no es poco decir por estos días. (Agencia OPI Santa Cruz)

Dejar un comentario



Mostrando 3 Comentarios
Publica tu comentario
  1. fabian dice:

    No entiendo como le da la cara para presentarse en las elecciones como presidente o gobernadores en las elecciones., Sioli lo tenían como un perro por un pedazo de hueso, el gobernador peralta no sabe para donde disparar, la provincia no puede pagar un triste bono de fin de año, la presidente habla de la década ganada cuando hay una inflación del 40% muchachos es hora de cargar los bolsos y el ultimo que apague la luz.

  2. capipe dice:

    Con fe , con amor, va a ser la patada en el tuje que le vamos a dar,inútil que hasta al viejo lo fundió….

Publicidad

OPI Video