Publicado el: 15, Dic, 2014

TIT-RPLCD


Boudou: "Hoy van a saber lo que pasó"boudou
15/12 – 09:30 – Surgen de la investigación del juez Ariel Lijo. Se detectaron maniobras en las que el vice cobraba publicidad del Estado en dos de sus empresas y las derivaba a su inmobiliaria.

Por: Nicolás Wiñazki
Antes de ser vicepresidente, Amado Boudou fue ministro de Economía. Tiene un master universitario en esa materia e incluso dio clases en distintas facultades. Hoy vive una paradoja para un profesional de la contabilidad como él: las desprolijidades en las finanzas de su patrimonio personal lo comprometen cada vez más en una causa en la que se lo investiga por enriquecimiento ilícito. El análisis judicial de la fortuna del vice avanza en el marco del expediente Ciccone, tramitado por el juez Ariel Lijo. Según pudo saber Clarín, la Justicia detectó nuevas pruebas de maniobras irregulares que se vehiculizaron a través de una de sus empresas, Inversiones Inmobiliarias Aspen.

Esas anomalías se extienden también hacia otras compañías del vice, dos de las cuales fueron beneficiadas con millonarios fondos públicos en concepto de publicidad oficial.

Boudou comparte en partes iguales las acciones de Aspen con su socio y mejor amigo de toda la vida, el millonario repentino José María Núñez Carmona. Éste último también está imputado en la causa por enriquecimiento ilícito del vice. Los registros de facturación de las ventas de Aspen se incorporaron como prueba a ese expediente. Entre esos papeles se descubrieron que la empresa se ocupó durante tres años de alquilarle varias propiedades a otras dos firmas del grupo del vice: WSM y Action Media. Las dos compañías recibieron en ese tiempo millones de pesos en publicidad oficial. Y las dos contrataron después los servicios de Aspen.

La hipótesis judicial es que Boudou y Núñez Carmona desviaron parte de los fondos que recibieron en pauta estatal hacia su inmobiliaria: entre 2009 y 2012, Aspen trabajó casi de forma exclusiva con WSM y Action Media.

A la primer compañía le alquiló una propiedad en la calle Roca 214, de Mar del Plata, por tres mil pesos mensuales. En ese lugar vivió toda su vida Núñez Carmona.

Con un método similar, Aspen hizo los mayores negocios con Action Media: le alquiló el local de la calle Niceto Vega 5647, en Capital Federal, por una cifra que pasó de los $ 38.000 a los $ 45.000.

En esa dirección del barrio de Palermo funciona el boliche Ink.

El socio de Boudou, Núñez Carmona, fue accionista minoritario de esa discoteca hasta el 1° de noviembre del 2012, cuando la Justicia empezó a investigar su patrimonio. A través de la sociedad Balrom, era dueño de 60 mil acciones de Ink. Se desprendió de ellas en los tiempos en que estaba involucrado en el manejo de la imprenta de billetes Ciccone Calcográfica. Curiosidades del lenguaje: “ink”, en inglés, significa “tinta”, uno de los insumos fundamentales que usan para confeccionar dinero.

Boudou solía visitar seguido Ink. Su auto recibió varias multas por estar estacionado en la cuadra de ese boliche.

Las facturas de Aspen muestran que la inmobiliaria le alquilaba una propiedad ubicada en Aristóbulo del Valle 3270, en Mar del Plata, a alguien a quien solo se identifica como “señor Vázquez”. Este misterioso personaje tenía registrado otro domicilio: Niceto Vega 5635, o sea, la casa pegada a Ink.

El “señor Vázquez” le pagó a Aspen alquileres por el inmueble de Aristóbulo del Valle por cifras que se modificaron varias veces: $11.400, $38.000 y $26.000.

Según los datos que recolectó la Justicia, la inmobiliaria Aspen también le vendió segundos de publicidad a WSM, Rock Argentina y Action Media. Ante la oficina anticorrupción, Boudou reconoció como propias solo dos firmas: Aspen y Hábitat Natural. Pero Clarín reveló que en un acta interna de Aspen el vice le aseguraba al banco Macro que él recibía beneficios económicos de WSM, Rock Argentina, Embarcaciones Argentinas, Action Media y Beaver Cheek. WSM y Rock Argentina recibieron alrededor de cinco millones de pesos de publicidad oficial.

La legisladora Graciela Ocaña había denunciado que las empresas de Boudou funcionaban como un “pasamanos” de plata del Estado hacia cuentas del vice. Las pruebas que recolectó la Justicia muestran indicios de lo mismo. (Clarín)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video