Publicado el: 22, Dic, 2014

TIT-RPLCD


Máximo huyó de la heladería, cuando vio que desde el LCD se hablaba de Hotesur - Foto: OPI Santa Cruz/Francisco Muñoz
22/12 – 10:00 – El hijo de la Presidenta firmó al menos dos documentos como apoderado de la empresa familiar en la que se detectaron irregularidades. El juez pidió a la AFIP que amplíe los datos de su declaración impositiva.

Por: Nicolás Wiñazki
La Justicia investiga a los Kirchner por el manejo de las finanzas de su empresa Hotesur, controlante del hotel Alto Calafate. Los documentos que recolectaron quienes instruyen esa causa, el juez Claudio Bonadio y el fiscal Carlos Stornelli, muestran que los últimos accionistas registrados ante el Estado por la compañía K están identificados de un modo impreciso: “Sucesión Néstor Kirchner”. Entre esos papeles, sin embargo, aparece un único miembro de la familia presidencial interviniendo de modo explícito en representación de sus socios: es el hijo de la Presidenta, Máximo. Según pudo saber Clarín en base a fuentes del caso, el expediente sumó elementos que pusieron al primogénito de los Kirchner en el centro de la investigación judicial.

Máximo ocupa un rol crucial en la trama administrativa y financiera de Hotesur-Alto Calafate.

Los investigadores judiciales buscarán ahora más información sobre él y también sobre sus familiares y socios comerciales en este y otros negocios.

Un dato entre muchos otros: Hotesur comparte domicilio fiscal con una sociedad de Máximo llamada Negocios Inmobiliarios S.A: Avenida Kirchner 496, Río Gallegos.

El juez Bonadio ya había pedido a la AFIP las declaraciones fiscales de la Presidenta; de sus hijos Máximo y Florencia, y de los directivos de Hotesur. Pero hace pocos días amplió esa solicitud para que el organismo recaudador le envíe todavía más información impositiva sobre todos ellos.

El expediente sumó además el testimonio de un testigo que terminó por generar más sospechas sobre cómo se administró Hotesur-Alto Calafate bajo la conducción comercial de Máximo Kirchner.

La semana pasada declaró ante el juez Bonadio uno de los ex dueños que tenía Hotesur antes de que la familia presidencial declarara públicamente que había comprado la firma dueña del Alto Calafate, algo que ocurrió en 2008. Se trata del empresario José Carlos Amil López.

Este diario pudo saber que el testigo aseguró ante el juez que no tuvo nada más que ver con la compañía una vez que se la vendió al ex presidente Kirchner.

Pero ese relato entró en contradicción con uno de los documentos de la firma que constan en la causa.Según la información de Hotesur que entregó la AFIP a la Justicia, Amil López figuró como apoderado de esa compañía hasta el año 2011. ¿Por qué? Amil López se sorprendió, reconstruyó Clarín en base a fuentes de esta historia.

La documentación que Hotesur había presentado en la Inspección General de Justicia (IGJ) -al menos al inicio de la causa de Bonadio-, muestra que en 2011 el único representante de los socios que avalaba las resoluciones de la empresa era Máximo Kirchner.

Una de esas participaciones lo compromete en el expediente. Ocurre que Máximo aparece en un documento de la compañía, del año 2011, aprobando los balances contables de 2009-2010. La asamblea que trató esos temas figura como realizada en una dirección en la que firma ya no funcionaba hace años, la calle Lavalle 975.

A esa irregularidad se le suman otros interrogantes: ¿conocía el hijo presidencial que Amil López estaba registrado en 2011 en la AFIP como apoderado de su hotel? ¿Por qué el ex dueño del Alto Calafate aparece vinculado a la empresa después de haberla vendido?

Hay más pruebas en la Justicia que alimentan esos enigmas.

Una de ellas figura en una de las actas de la compañía K que la Justicia encontró en un allanamiento a la IGJ. En ese papel, del año 2008, aparece un lazo societario de los Kirchner desconocido para la opinión pública: se dice allí que uno de los accionistas del Alto Calafate era otro hotel, llamado “Kennedy”.

Según los registros públicos, “Hotel Kennedy S.A” tiene como domicilio a la calle Carlos Pellegrini 507, Capital Federal. Es la misma dirección en la que funciona el “Hotel Colón”, que tuvo como presidente al mismo Amil López que le vendió Hotesur a los Kirchner.

Al lado del “Hotel Colón” funciona el “Panamericano”, de la familia Relats, la misma que admnistra otro hotel presidencial, “Los Sauces”, en El Calafate. La hipótesis de la Justicia es que los hoteles K podrían haber sido usados para lavar dinero de origen ilegal.

El lunes 15, después de años de incumplimientos, Hotesur presentó sus últimos balances contables ante la IGJ: su contenido no trascendió.

Al frente de ese organismo de control de las sociedades comerciales está Martín Cormick. Milita en La Cámpora. Significa que su jefe político es Máximo Kirchner. (Clarín)

Dejar un comentario



Mostrando 3 Comentarios
Publica tu comentario
  1. capipe dice:

    Este gordo ladrón está hasta las manos, mejor hasta los codos….

  2. FEDERICO dice:

    Maximo..sos un adulto, así que hacete cargo…si metiste la pata… bancátela… pero no seas maricón y hagas que tu mami abra esa bocota que tanto la condena…porque en vez de defenderte te va a hundir aún más..por una vez en la vida hacete responsable y si te procesan..a llorar a la iglesia..ah! y no te hagas el matón, porque en este caso te puede salir malllll..e ir a la cárcel.-

  3. LILIANA dice:

    SDGUN PARECE EL SIMIO ESTA CERCA DE SER LLAMADO A INDAGATORIA POR EL LAVADO DE DINERO A QUE SE DEDICAN LOS HOTELES FAMILIARES

    ALGUIEN ME PUEDE EXPLICAR COMO PUEDE LOGRARSE EN POCOS AÑOS HACERSE DE CUATRO HOTELES LUJOSOS (TRES EN CALAFATE Y UNO EN EL CHALTEN)

    POR FAVOR QUE ALGUIEN ME EXPLIQUE PORQUE SOY ASESORA (CONTADORA) DE VARIAS EMPRESAS Y NO SE PUEDE CRECER TANTO EN TAN POCO TIEMPO SIN CORRUPCION DE POR MEDIO

    EL SIMIO A INDAGATORIA A CORTO PLAZO

Publicidad

OPI Video