Publicado el: 30, Dic, 2014

TIT-RPLCD


A 10 años de la tragedia, se inauguró una peatonal en la calle de Cromagnon
30/12 – 10:20 – A lo largo de todo el día habrá actos, marchas, recitales y misas para recordar a las 194 personas que murieron en el incendio del boliche de Once.

Por: Juan Landa
“Diez años gritando por los que no pueden gritar, pero están”, reza uno de los murales de la calle Bartolomé Mitre, justo al lado de donde funcionaba República Cromagnon. Y hoy, a 10 años de la mayor tragedia por causas no naturales de la ciudad, se gritará más que nunca. A lo largo del día, se vivirá una intensa jornada de homenajes a las 194 víctimas que la noche del 30 de diciembre de 2004 fueron a disfrutar y despedir el año con la música de Callejeros y terminaron muertas en un incendio, asfixiadas por el humo y aplastadas en la desesperación por salvarse. Para que la herida, al menos, pueda cerrar un poco más, familiares de los fallecidos y sobrevivientes realizarán hoy actos, marchas, recitales, muestras artísticas y misas en recuerdo y homenaje.

Como antesala de estos eventos, ayer, a las 19, ante cientos de familiares y amigos de las víctimas, todos con ojos vidriosos por el llanto, se inauguró lo que representa un sentido y permanente homenaje para los 194 fallecidos: sus nombres y sus fotos fueron colocados en un paseo peatonal sobre Mitre, entre Jean Jaures y Ecuador, donde ardió el boliche de Once.

Desde la noche de la tragedia, la calle permaneció cerrada al tránsito. El proyecto de crear este espacio conmemorativo nació del trabajo en conjunto de la ONG Valoremos la Vida y el gobierno porteño, con la intención puesta también en recuperar la calle para el barrio.

“Muchas veces quisieron abrir esta calle, pero pudo más el amor. Este paseo se lo debían a nuestros hijos; quedó muy lindo. Al fin, una promesa de tantas que nos hicieron fue cumplida”, dijo a LA NACION Rosa María David, que la noche de la tragedia perdió a dos hijos.

La obra, impulsada por el Ministerio de Ambiente y Espacio Público, además de tres nuevos paneles con los nombres y las fotos de las víctimas, incluye la peatonalización de ese tramo de la calle, la construcción de un cantero verde y de una fuente-banco que recorre todo el frente del edificio, la restauración de los murales y la instalación del alumbrado peatonal. Además, las viejas persianas de Cromagnon fueron pintadas de gris y decoradas con gigantografías de caras de familiares de las víctimas y sobrevivientes hechas por las artistas independientes Leticia Bobbioni y Eugenia Verrastro.

El acto de inauguración, donde estuvieron presentes la vicejefa de gobierno porteño, María Eugenia Vidal, y el titular de la Agencia Gubernamental de Control, Juan José Gómez Centurión, se cerró con la presentación de una placa conmemorativa en la puerta del boliche. “Sólo quiero agradecer a las familias de las víctimas por dejarnos trabajar sin ningún inconveniente”, dijo Vidal.

María Eugenia Macchi es una de las sobrevivientes de la tragedia y, además, una de las principales responsables de la remodelación del santuario. “Es una satisfacción enorme ver este lugar así, nos costó mucho trabajo lograrlo. Caminar ahora transmite paz. No es más el lugar tétrico de antes. Estamos muy contentos”, confesó.

El emblemático santuario, que estaba repleto de fotos, flores, zapatillas y cientos de otros recuerdos, ubicado en el inicio de la cuadra, fue desmontado y todas las pertenencias fueron devueltas a los familiares de las víctimas, que señalaron que están avanzando en la iniciativa de cambiar el nombre a este tramo de la calle para rebautizarla “Los chicos de Cromagnon” o “Peatonal de las almas”.

Al convertirse ese tramo de Mitre en un gran santuario, la calle quedó totalmente cerrada al tránsito. Esto generó una gran controversia entre la Ciudad y los familiares que terminó en marzo de 2012, cuando el gobierno habilitó, en forma paralela, una vía de circulación de tránsito exclusivo para colectivos y taxis, que permitió dejar el santuario en su lugar. Además, recientemente, el Poder Ejecutivo se vio obligado a reforzar la seguridad en el local tras detectarse una serie de anomalías.

El resto de los homenajes

El acto principal se llevará a cabo hoy, a las 19, en la Plaza de Mayo, donde familiares y sobrevivientes presentarán un documento conjunto y participarán de una misa en homenaje a las víctimas. El documento hará hincapié en otros casos de impunidad y en el rechazo a la posible candidatura a la jefatura de gobierno porteño de Aníbal Ibarra, que ocupaba ese cargo cuando ocurrió la tragedia. A las 20, los familiares marcharán hasta Once.

Desde las 10 se instalará una radio abierta frente al boliche, que se extenderá durante toda la tarde. A partir de las 12, además, habrá actividades en la Plaza de Mayo, donde los familiares, amigos y sobrevivientes de la tragedia realizarán charlas, debates y pintada de remeras. También tocarán bandas en vivo.

A las 22.50, horario exacto de la tragedia, frente al local, habrá proyecciones audiovisuales, lectura de los nombres de las víctimas, zapatillas en el aire (el símbolo de la tragedia), suelta de globos y destape de las fotos de las víctimas. El movimiento No nos Cuenten Cromañón, que defiende la inocencia de Callejeros, también realizará hoy su acto central, desde las 19, en el Obelisco. (La Nación)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video