Publicado el: 8, Ene, 2015

TIT-RPLCD


Con casi 40 legisladores anotados como candidatos, el año electoral podría paralizar el Congreso
08/01 – 15:30 – Numerosos dirigentes ya están abocados a atender los desafíos en sus terruños. Infobae realizó un relevamiento provincia por provincia.

Por: Juan Cruz Sanz
En un 2015 que estará destinado a las elecciones nacionales, la política ya está viviendo la campaña y con eso ya se sabe el Congreso de la nación. Hasta marzo, con legisladores focalizados en sus acuerdos territoriales, la agenda legislativa estará paralizada. Si bien se espera que con la largada de las sesiones ordinarias las cámaras levanten ritmo, se da por descartado que para los próximos 350 días las novedades políticas no saldrán del palacio de la calle Entre Ríos.

En 2014, la Cámara de Diputados solo tuvo 20 sesiones, entre especiales, ordinarias, informativas y preparatorias y para el 2015 el promedio no mejorará. “Tenemos pensado que de acuerdo al cronograma electoral este año tendrá, con suerte, no más de 10 sesiones”, explicó a Infobae un importante diputado nacional, que además es autoridad de Cámara.

En el caso del Senado, los números fueron apenas más positivos que en Diputados, pero las expectativas para 2015 son similares. “Es imposible pensar en una convocatoria masiva cuando cada uno de los senadores estará pensando en su futuro”, explicó un histórico administrativo del Senado.

El año pasado, la agenda legislativa la manejó el Ejecutivo Nacional, manteniendo la iniciativa política. Pero en un año presidencial se sabe que la Rosada evitará tratar temas sensibles que puedan complicar la arena de campaña.

Relevando uno por uno, los diputados nacionales están abocados a sus acuerdos electorales en su propio terruño, de los cuales muchos de ellos deberán asumir responsabilidades partidarias y candidaturas.

Los 18 diputados de Córdoba tienen un año complicado. Las bancas radicales y una del PRO debaten por estas horas en que consistirá un posible engranaje conjunto, llevado adelante por Oscar Aguad, posible candidato a gobernador. En el Frente para la Victoria, debilitado por las internas no sabe cómo pararse y el ex gobernador Juan Schiaretti está atento al futuro del PJ, con la candidatura presidencial de José Manuel De la Sota. En la lista de legisladores aparecen otros con intenciones, como Mario Negri (UCR) o Daniel Giacomino (FPV). En el Senado, de los tres cordobeses, Luis Juez tiene la disyuntiva de definir si irá por la gobernación o por la intendencia de Córdoba.

El 13 de febrero, los partidos en Santa Fe deberán oficializar sus listas ante la Justicia Electoral para los comicios que se desarrollarán seis días antes del cierre de lista presidencial. En los 19 diputados santafesinos, figuran un candidato presidencial, el ex gobernador Hermes Binner, y tres candidatos a gobernador o al menos con intenciones: Miguel Del Sel (PRO), Mario Barletta (UCR) y Omar Perotti (Frente para la Victoria). En el medio aparece la disputa peronista y el intento del Frente Renovador por buscar un candidato u alianza que le permita hacer pie en uno de los distritos más importantes del padrón nacional: 8,4% de la elección nacional. El senador Rubén Giustiniani también está en la parrilla de candidatos y su compañero de banca Carlos “Lole” Reutemann ya dedica su tiempo como el armador del justicialismo, con conqueteo constante con el massismo.

El caso de los 10 diputados por Mendoza es más claro. Con un candidato presidencial, Julio Cobos y varios más con aspiraciones provinciales, la cabeza de ellos está en su tierra. Enrique Vaquie (UCR) intentará ir por la gobernación pero en el Senado tiene a Laura Montero como contrincante. Desde la Cámara Alta, también aparece Ernesto Sanz, candidato presidencial y ariete del radicalismo en los eventuales acuerdos con el PRO.

En el resto de las provincias más chicas, los acuerdos distritales están al rojo vivo. En Formosa, Catamarca y La Rioja todo se define para intentar resolver que hará el oficialismo local y cómo se llevarán adelante los distintos procesos de transición.

En Catamarca, el diputado nacional, Eduardo Brizuela del Moral, del Frente Cívico, ya cierra filas con Mauricio Macri. En Formosa, el senador, Luis Naidenoff y el diputado Ricardo Buryaille juegan la interna radical para quedarse por el lugar en principal sillón provincial. En representación de Tucumán, el ex senador y actual diputado José Cano es uno de los principales aspirantes a la gobernación; pasa lo mismo con su colega Julio Martinez de Tucumán o en Corrientes con el senador Nito Artaza.

Gerardo Morales, senador por Jujuy, encabeza las encuestas en su provincia y ya tiene un acuerdo local con el massismo. En el sur, el diputado nacional, Mario Das Neves tiene todos los números para ser el próximo gobernador de Chubut por el Frente Renovador, y en Santa Cruz el diputado Eduardo Costa (UCR) no para su campaña para evitar que el kirchnerismo acorte distancia.

En Neuquen, el senador petrolero Guillermo Pereyra suma apoyo y gana puntos en las encuestas. Por Río Negro, el jefe de bloque del FpV en la Cámara Alta, Miguel Angel Pichetto, irá por el Poder Ejecutivo. En Tierra del Fuego, todo indica que la diputada, Rosana Bertone también volverá a ser candidata.

De los cinco diputados nacionales por La Pampa, dos ya están lanzados por la gobernación: Carlos Mac Allister (PRO) y Francisco Torroba por el radicalismo. Y de los tres senadores, dos se anotan siempre: Carlos Verna y Juan Carlos Marino.

En Salta, el senador Juan Carlos Romero intentará volver al sillón que ocupó en los noventa. Esta vez, su compañero de fórmula será el ex diputado nacional Alfredo Olmedo.

La ciudad de Buenos Aires no es ajena en la exclusividad de sus representantes legislativos. Lilita Carrió no baja su candidatura presidencial, Martín Lousteau apunta su trabajo a recorrer la Ciudad como candidato a jefe de Gobierno de UNEN y la ahora senadora Gabriela Michetti quiere ser la sucesora de Macri pero su jefe la quiere en la fórmula presidencial. Sea cual sea ese destino, el 2015 la encontrará de campaña.

En la provincia de Buenos Aires, Francisco De Narváez ya tiene cerrado su acuerdo con Sergio Massa y será uno de los candidatos a gobernador bonaerense. Dario Giustozzi, el jefe de bloque del Frente Renovador ya está inscripto en esa interna y el ex intendente de Tigre encabeza las encuestas presidenciales. Hasta el propio presidente de la Cámara baja, Julián Dominguez, quiere jugar las PASO del FPV para el sillón de Rivadavia.

Con un sueldo de más de 80 mil pesos, los legisladores dejarán su responsabilidad legislativo en un segundo plano. Traigan elecciones que candidatos sobran. (Infobae)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video