Publicado el: 23, Feb, 2015

TIT-RPLCD


Aulas vacías en muchas escuelas de Santa Cruz - Foto: OPI Santa Cruz/Francisco Muñozulas
23/02 – 11:00 – En estos días se definen los acuerdos salariales docentes en todo el país.

Por Agustina Gallego Soto
Es la misma historia de todos los años. Cuando falta una semana para el comienzo de las clases, sólo dos provincias tienen asegurado el inicio del ciclo lectivo el 2 de marzo: Río Negro y Neuquén, donde se acordaron aumentos de 30%.

En las restantes 22, los sindicatos docentes mantienen conflictos sin resolver que podrían demorar la vuelta de los chicos a las aulas. Muchas de las asociaciones gremiales de mayor representatividad no descartan anunciar medidas de fuerza en los próximos días y otras esperan la definición de la paritaria nacional.

Los gremios bonaerenses rechazaron el miércoles pasado la propuesta salarial del gobierno, que contemplaba un aumento de 28%. “Hay altas probabilidades de que se tomen medidas de fuerza”, dijo Miguel Ángel Díaz, secretario general de Udocba, que representa a los docentes de Buenos Aires. La oferta del gobierno de Daniel Scioli también fue rechazada por otros dos gremios, Suteba y FEB, y se espera una reunión en los próximos días para acercar posiciones.

El Ministerio de Educación porteño convocó para hoy a los sindicatos docentes a la mesa paritaria que acordará el sueldo testigo de 2015. “Macri dio una pauta inflacionaria de 34% y esperamos un incremento acorde con ese número”, dijeron representantes de UTE.

Jorge Adaro, secretario general de Ademys, otro gremio docente de la ciudad, afirmó que ellos habían pedido $ 7000 de básico y un sueldo inicial de 11.000, pero que su principal reclamo se dirige a “la necesidad urgente de construir escuelas para absorber la demanda”.

Según Adaro “hay un desfase entre la cantidad de chicos que terminan el preescolar y la capacidad de los primeros grados”.

Las situaciones más complicadas en el interior del país se encuentran en Chaco, La Rioja, Entre Ríos, Santa Cruz, Catamarca, Corrientes, Formosa y Tierra del Fuego.

Los maestros chaqueños agrupados en Federación Sitech rechazaron la propuesta del gobierno. “Prácticamente estaría decidido el no inicio de clases ya que la propuesta es de un aumento de 10, 12% para todo el año y nosotros reclamamos un 20% para empezar la conversación”, explicó Eduardo Mijno. La próxima reunión será el martes 24.

En La Rioja también estaría definido el no inicio del gremio mayoritario, la Asociación de Maestros y Profesores (AMP), que rechazó la propuesta del gobierno. Los otros tres sindicatos de esa provincia (el Sindicato de Educadores, el Sindicato Argentino de Docentes Privados (Sadop) y la Unión de Docentes Argentinos (UDA), en cambio, acordaron el jueves con el gobierno riojano la incorporación de 984 pesos en forma gradual al sueldo básico, a cuenta del cierre de la paritaria nacional para fijar el salario testigo.

En Entre Ríos, el sindicato que reúne a 27.000 afiliados, la Asociación Gremial del Magisterio (Agmer), tampoco iniciaría las clases el 2 de marzo. “Para que comencemos tiene que haber una propuesta que supere el 35%”, aseguró Néstor Fabián Peccin, secretario general. La propuesta salarial presentada el miércoles fue un aumento del 30% en dos tramos. El jueves 26 se realizará un congreso extraordinario.

Los docentes santacruceños tampoco descartan medidas de fuerza. Supeditan la decisión a que el gobierno provincial abra el diálogo en paritarias. La Asociación de Docentes de Santa Cruz (Adosac) pide que un docente sin antigüedad alcance un ingreso de $ 14.000, a diferencia de los $ 9200 que perciben actualmente. Por su parte, el gobernador provincial, Daniel Peralta, adelantó que no va a convocar a paritarias hasta tanto no tenga una oferta para realizar. “Estamos pidiendo al gobierno nacional una ayuda de 200 millones de pesos para pagar salarios”, afirmó.

En Corrientes, la Asociación de Magisterio de Enseñanza Técnica (AMET) y la Asociación Correntina de Docentes Privados (ACDP) mantuvieron conversaciones con el Ministerio de Hacienda, aunque todavía no hubo una oferta formal.

“Acá tenemos una ley de paritaria aprobada hace cuatro años, que el gobierno no habilita, porque le resulta mejor lo informal. Nosotros queremos discutir en el ámbito de la paritaria y los otros dos sindicatos, en el ámbito de Hacienda”, explicó Gerardo Marturet, del Sindicato Único de Trabajadores de la Educación de Corrientes (Suteco), que pide el blanqueo de $ 1000 dentro del cargo y un plus de emergencia de $ 1200 a cuenta de la paritaria. “Ya se convocó al paro de 48 horas para que se destrabe la situación”, agregó. Los tres gremios de esa provincia coinciden en la gravedad de la situación edilicia de las escuelas. “Las clases terminaron 15 días antes por la temperatura elevada. Hay problemas de agua, limpieza, techos, salubridad y seguridad”, detalló Marturet.

En Catamarca, los gremios rechazaron el miércoles la última propuesta salarial del gobierno provincial. La oferta fue de sumas fijas de $ 600 en febrero y $ 700 en abril por única vez, 14% en agosto y $ 600 de material didáctico. Los dirigentes de la UDA y la Asociación de Trabajadores de la Educación de Catamarca (Ateca) advirtieron que peligra el inicio de las clases.

En Tierra del Fuego el panorama tampoco es favorable según representantes del Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación Fueguina (Sutef). “Por ahora no empezamos. Nos ofrecieron el 24,7%. Son $ 2000 a cobrar en diciembre y no nos sirve. Pedíamos un aumento del 45% para poder negociar”, detalló Guadalupe Rosa Portal, de la sede de Tolhuin.

“En Formosa no tenemos paritarias, el gobernador las anuncia por televisión, por debajo de la paritaria nacional y en cuotas. Por ahora tendríamos un paro de 48 horas”, explicó Nilda Patiño del gremio Docentes Autoconvocados, que junto con dirigentes de sindicatos como Ademys de la Ciudad de Buenos Aires, el Sindicato de Trabajadores de la Educación de Chaco (Sitech), el Movimiento Pedagógico de Liberación (MPL) de Misiones, Docentes Unidos por Catamarca (Aduca), el Sindicato Nacional de Educadores Populares (SNEP), entre otros, forman parte de la Federación Nacional Docente, que promueve un “no inicio” de clases el 2 de marzo, una “caravana por la educación pública” y una “carpa blanca docente” en caso de no obtener respuesta satisfactoria a sus reclamos.

En otras provincias, aunque todavía no se cerraron los acuerdos, los gremios docentes son más optimistas. La dirigencia de la Unión de Educadores de la Provincia de Córdoba (UEPC), el principal sindicato de esa provincia, aseguró que aún hay negociaciones y que en la asamblea que se realizará el 24 de este mes se resolverá si se acepta o no la propuesta de José Manuel de la Sota, que fue de $ 8000 para febrero y 9000 para julio.

Los docentes santafecinos reclamaron el viernes en la paritaria provincial un sueldo inicial de $ 9000 pesos. La propuesta de aumento salarial que recibieron fue del 35,5% en dos tramos, marzo y julio, que llevará el sueldo testigo a $ 8870.

“También pedimos la creación de cargos en todos los niveles y que se consagre la obligatoriedad de la sala de cuatro años”, señaló Andrés Cerelli, de Amsafe. El jueves se reúnen los docentes en plenario sindical.

En Mendoza también hay riesgo, según representantes del Sindicato Único de Trabajadores de la Educación (SUTE). El gremio que agrupa a más de 23.000 afiliados y que es el único que participa en las negociaciones paritarias de esa provincia, pide un sueldo de $ 8000 para una maestra de escuela primaria con 10 años de antigüedad. “También esperamos un informe sobre lo que se hizo con la lista de 200 escuelas con problemas de infraestructura que presentamos y que el gobierno se comprometió a resolver”, dijo Emilio Medina, de SUTE.

El único sindicato con personería gremial en Misiones, la Unión de Docentes de la Provincia de Misiones (UDPM), pide el 38,6% de aumento, el mismo porcentaje que Ctera. “Dependemos del piso que establece la paritaria nacional. El miércoles 25 tenemos reunión y el panorama será más claro”, expresó Arturo Musial de UDPM. Jujuy, por su parte, también espera las negociaciones nacionales.

En Tucumán se realizó la última reunión el viernes 20 y el gobierno provincial ofreció una recomposición salarial del 28%, que fue rechazada por los gremios docentes estatales. “Necesitamos que se haga una propuesta acorde con la canasta familiar y teniendo en cuenta la inflación”, señalaron representantes de la Agremiación Tucumana de Educadores Provinciales. En San Luis, el Frente Gremial reclama el 40% de aumento, pero todavía no han sido convocados.

“El gobierno de San Luis nunca nos llamó a paritarias, no tenemos participación en una mesa de diálogo”, expresó Jorge Lazarini, secretario general de UDA en esa provincia.

“En Neuquén, desde lo sindical no hay posibilidades de que no se inicien las clases ya que hemos firmado un acuerdo salarial que es del 30% del valor punto, es retroactivo al mes de enero, en un solo pago y contempla el primer semestre del año. En junio volvemos a discutir el salario”, explicó Sebastián Alegre de la Asociación de Trabajadores de la Educación de Neuquén.

“Lo único que podría afectar el inicio de las clases sería un tema edilicio. Hay escuelas que están en construcción y que se comprometieron a terminar y otras que no se van a terminar. Pero no hay previsto una medida de fuerza para el comienzo de clases”, agregó. (La Nación)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video