Publicado el: 24, Feb, 2015

TIT-RPLCD


El cartel que anuncia la obra en la ruta Nº 3 en Santa Cruz - Foto: OPI Santa Cruz/Francisco Muñoz
24/02 – 10:00 – Cuando uno recorre el país por sus rutas (no en avión ni helicóptero como hacen las autoridades) puede apreciar y palpar la realidad vial, sus problemas, la falta de inversión y hasta se transmite donde hubo más o menos corrupción o donde se habla menos y se hace más en materia de seguridad vial. La Patagonia en su conjunto, pero Santa Cruz en particular, tiene las peores rutas, pero, paradójicamente, es la provincia con mayor presupuesto vial de construcción y mantenimiento en la última década.

Desde mitad de la provincia de Buenos Aires para el NEA y el NOA, el que conduce por la geografía nacional encontrará una distensión en la ardua tarea de manejar en las peligrosas rutas argentinas. Son cada vez más las provincias surcadas por cientos de kilómetros de autovías y autopistas, carriles de cuatro o seis manos, en muchos casos iluminadas, suficientemente anchas, parquizadas, con accesos y descansos, con radares y hasta vigilancia dinámica (vehículos de Tránsito, recorriendo los distintos tramos para controlar la velocidad de los circulantes y el respeto a las normas de conducir y transitar ).

Campana, Zárate, la ruta 14 que desde Entre Ríos atraviesa Corrientes hasta Misiones, las fabulosa autopista de San Luis o las de Mendoza, le permite al conductor viajar más desestresado, ordenado y confiado, en un país que se mantiene al tope de ranking de fatalidades en rutas, no siempre achacables a errores humanos solamente, sino a la deficiencia del camino, las malas trazas, el pavimento deteriorado, animales sueltos, zonas sin demarcar, señalización ineficiente, etc.

A todo esto se le deba agregar un aspecto fundamental: el tránsito a alta velocidad en un carril de dos manos (ambas ida y vuelta) en un ancho no mayor de 6 u 8 metros en el que se cruzan dos bólidos con una mínima separación de un metro o menos, entre uno y otro, donde factores como los antes enumerados, más la circulación continua de camiones, tránsito pesado, vehículos por encima de las velocidades permitidas, irresponsabilidad de los conductores, distracciones etc, hacen aún más estrechas estas vías, por lo cual y de acuerdo a estadísticas, el 60% de los accidentes en rutas, se producen por choques de frente.

Contradictoriamente, Santa Cruz en la provincia que más fondos ha recibido (o donde se han derivado) para la construcción de rutas, repavimentación y mantenimiento. Sin embargo, es la provincia que peor tiene sus rutas, empezando por la nacional Nº 3 que desde el 2003, permanece en constante reconstrucción y arreglos en manos del holding de empresas de Lázaro Baéz, con concentración mayor en la estrella del grupo económico del empresario K: Austral Construcciones SA. Paralelamente, los accidentes cada año se llevan las tapas de los diarios, sumado a la peligrosidad que impone al tránsito, las cuestiones climáticas como el viento, la nieve o la escarcha.

Desde la provincia se habla de campañas de concientización vial y se promocionan una serie de medidas, en realidad mínimas e irrelevante, si nación sigue manteniendo rutas como la Nº 3 en las extremas condiciones en las que se encuentran (llena de pozos, descalzadas, con asfalto ondulado, sin demarcar, con desvíos, etc) a lo que debemos agregarle dos factores fundamentales, tan importantes como el mal estado de las rutas: el descontrol animal en tramos como Lemarchand-San Julián (guanacos y choiques) y la falta de funcionamiento de los postes de auxilios (S.O.S), los cuales desde que fueron instalados, jamás anduvieron. No se conoce una denuncia penal respecto de los responsables, pero se pueden escuchar discursos y palabreríos vacíos de contenidos y conocimiento, en materia de seguridad vial.

Santa Cruz y toda la Patagonia, es un territorio donde obligadamente debiera existir una autopista que atraviese las vastas regiones con más de 2.700 kms para llegar a la capital de la república. Además de nuestra provincia, Chubut y Río Negro, debieran estar conectadas por sendas rápidas de múltiples vías; pero no es así; a pesar de la fortuna en infraestructura que Julio de Vido a destinado en esta década ganada, seguimos transitando rutas de hace 60 años. Nadie parece advertir esto y las políticas en materia vial, han estado apuntadas a la construcción y mantenimiento permanente de estos malos caminos, a los cuales nunca mejoran, pero es evidente que sirve al propósito de facturarle al Estado, interminables trabajos que de antemano, se acuerdan con las empresas amigas, que tributan a campañas políticas del oficialismo o a bolsillos de algún sector del poder.

Para hacer la Autovía en el tramo Río Gallegos/Guer Aike, Austral Construcciones SA lleva 10 años de trabajo. La obra aún (2015) no está terminada y nadie sabe cuánto costó y/o terminarán costando los 28 Kms de camino. En Caleta Olivia, la Autovía a cargo de Austral Construcciones SA sigue inconclusa después de varios años, no se sabe cuándo se reactivará, ni lo que se pagó e igualmente las obras en Chubut a cargo de Báez, siguen el mismo destino.

Algunos ingenieros, inclusive, que han trabajado para la constructora K, ya hace un tiempo calcularon que con todo el dinero que nación puso para la ruta 3 en Santa Cruz, solo en estos últimos 10 años, se podría haber construido una autopista de seis manos, donde sí se resolverían (entre otros) aspectos fundamentales de la seguridad vial. De esto nadie habla en los discursos oficiales.

Todo lo que se dice y dicen hacer desde las autoridades, es “para la tribuna”. Realzan los “operativos” viales, cuando éstos sólo se encuentran circunscriptos a bases fijas (puestos policiales en accesos/egresos de las ciudades), cuando un verdadero operativo debe contener puntos móviles, es decir, vehículos que se desplacen coordinadamente por las rutas para detectar infractores y advertir anormalidades (animales sueltos, roturas de pavimento, cortes, desvíos, etc), comunicados e interrelacionados operativamente con Vialidad Provincial y Nacional y hasta helicópteros para evacuación. Nada de esto sucede. Ni siquiera funcionan los postes SOS, pero como el curro es interminable, el mismo Estado nacional le volvió a dar a otra empresa de Báez, (Kank & Costilla), la reactivación del sistema de emergencia, algo inaudito cuando fue Diagonal Sur (también de Lázaro) quien los colocó y los entregó sin funcionar. Sobre esto, las autoridades respectiva, tampoco, hicieron denuncia alguna.

Es muy común ver en la ruta, circular a camiones y autos sin luces, en condiciones precarias y hasta vehículos de gran porte cargando barcos, lanchas, casillas o maquinarias, con arrastres que exceden las medidas autorizadas y sin vehículos de seguridad o advertencia que los sucedan y los precedan. En general como estos movimientos son de empresas petroleras o empresarios de turismo o empresarios muy importantes con amigos en el poder, nunca llegan a ser cuestionados por la vulneración de las normas. Los “puestos fijos” (policiales, gendarmería, etc) rara vez detectan infracciones, que no sean las que pueden comprobar “in situ” y en su mayoría están circunscriptas a la documentación del vehículo o al estado o no de ebriedad del conductor, que no dejan de ser importantes pero no son las más importantes; en las rutas, en general, transcurren las verdaderas infracciones que nadie observa (sobrepasos por lugares prohibidos, exceso de velocidad, giros en “U”, circulación por las cunetas, etc) y debido a la velocidad que se desarrolla, las consecuencias son fatales, en la mayoría de los casos.

Mientras tanto, siguen pintando estrellas amarillas, casi como un burdo recordatorio de la propia ineficacia del Estado para cumplir con sus obligaciones en materia de seguridad vial y de control vehicular en las rutas argentinas y particularmente en Santa Cruz. (Agencia OPI Santa Cruz)

Dejar un comentario



Mostrando 8 Comentarios
Publica tu comentario
  1. 100% de acuerdo. Rutas caras y peligrosas. Nunca hicieron ni harán nada. Muy cierto

  2. PELUCHE dice:

    SE LA PASAN HACIENDO PROPAGANDA POLITICA Y NADIE HACE NADA,,, TODO ES PLATA PLATA PLATA,,,, DESPUES,,, SI SE MUERE LA GENTE ¡¡¡QUE SE JODAN!!! PORQUE NO VAN EN AVION BOLUDOS COMO HACE CRIS Y PERALTA

  3. OBLITAS dice:

    EL KILOMBO CON LO SGUANACOS LLEVA MAS DE 15 AÑOS Y NUNCA HICIERON UN CARAJO. PINTAN ESTRELLAS EN EL ASFALTO Y HACEN UN COMUNICADO BAH!! NO SIRVE

  4. 1M dice:

    TODOS AL ” 1M” ASI TENDRAN MAS Y MEJORES RUTAS ¿¿¿NO LO CREENN??? CHORIMARCHA PARA TODOS Y SI NOS VOTAN HABRA MAS RUTAS PARA TODOS Y TODAS CON NUESTRO AMIGO LAZARO QUE SE VA A ENCARGAR DE TARDAR LO QUE DURE NUESTRO GOBIERNO JAJAJA VAMOS CRIS TODAVIA QUE ME FALTA HACER LA CASA!!!

  5. Carlos dice:

    HACEN RUTAS PARA QUE DUREN UN AÑO Y ASI DESPUES VUELVEN A LICITAR PARA ARREGLARLAS Y SIEMPRE EL EMPRESARIO DE TURNO QUE TODOS CONOCEMOS COMO EL RESUCITADO.
    ESTE TEMA ES VIEJO, OBRAS INFLADAS DONDE TODOS GANAN MENOS EL USUARIO QUE PAGA IMPUESTOS.
    VEAN SINO SAN LUIS CON CARRETERAS MODERNAS Y HASTA AUTOPISTAS QUE LA HICIERON CON MENOS PLATA QUE ACA. HAY QUE VOTAR BIEN, ESA ES LASOLUCION!

  6. agapito dice:

    No se olviden de la ruta a Punta Loyola , a Monte Aymond , a el Turbio que hace años que la estan asfaltando y no la terminaron y ya empezo a romperse ,cuando las terminan de pintar hay que reasfaltar.
    La autovia que esta muy pero muy mal diseñada y peligrosa.
    En todas las obras se realizara el control de calidad en los materiales usados , sino como se explica tan frecuentemente que se rompan tanto????

  7. Juan dice:

    Es una vergüenza la ruta Río Gallegos-Río Turbio, hicieron sólo una parte y la restante está absolutamente intransitable. Sin señalización, imposible de andar si no es en camioneta, sin mantenimiento, con los aportes laterales muy profundos sin rellenar. Es incómodo, más caro y tedioso tener que ir hasta Esperanza para poder llegar a Turbio. ¡Qué barbaridad!. ¡Cómo se ríen de la gente!!!.

  8. lucha dice:

    QUE MANGA DE CHORROS!!

Publicidad

OPI Video