Publicado el: 25, Feb, 2015

TIT-RPLCD


La Presidenta Cristina Fernández de Kirchner ayer con su compañero de formula Amado Boudou - Foto: Fernando Massobrio La Nación
25/02 – 10:30 – Así evitará la incómoda foto en la apertura legislativa, en la que el vice suele recibir a la Presidenta. Ya le avisaron que ese día tiene que representar al país en la asunción de Tabaré Vázquez.

Por: Pablo de León
La semana pasada, la Cámara Federal confirmó su procesamiento en el caso Ciccone, lo que lo dejó al borde del juicio oral. Y ya el vicepresidente tiene complicaciones con otras causas, como son la de un auto con papeles “truchos” y la de enriquecimiento ilícito.

Toda esta situación de descrédito del vice elegido por la propia Cristina, hizo que hoy esté aislado y sin apoyo político, algo que Boudou reclamó hace pocos días en la Casa Rosada ante Jorge Milton Capitanich.

Ahora, el vicepresidente suma otra negativa; no estará este domingo en la apertura de la última Asamblea Legislativa que encabezará Cristina como Presidenta pues deberá viajar a Uruguay a la asunción de Tabaré Vázquez.

Boudou irá a la ceremonia de asunción del nuevo presidente uruguayo como representante del Gobierno argentino y no estará junto a Cristina en el Congreso.

Así, los que recibirán a la jefa de Estado el próximo domingo 1° de marzo, serán el presdiente provisional del Senado, el santiagueño Gerardo Zamora, y el presidente de la Cámara de Diputados, Julián Andrés Domínguez, junto a una delegación de legisladores nacionales de diferentes fuerzas.

Boudou queda así desairado una vez más por la administración kirchnerista, quien no quiere hoy una foto de Cristina junto al devaluado vice. Y la excusa del viaje a la asunción del sucesor de José Mujica encaja a la perfección.

De todos modos, Boudou está afuera de cualquier decisión en el ámbito legislativo. Por lo pronto, la organización de lo que pasará dentro del Congreso ya está a cargo de Aníbal Fernández, pues el Gobierno quiere tener controlado cada detalle en esta Asamblea Legislativa.

Allí, aparece la acusación de Elisa Carrió sobre un rol activo del Ejército Argentino en el cuidado del Palacio Legislativo, lo que supondría la aparición en escena de César Milani.

Pero Boudou está lejos de todo esto y el sábado, ya partirá hacia Montevideo en un nuevo rol protocolar alejado de la activa vida política con la que soñaba en 2011 cuando fue ungido vicepresidente de la Nación. (Clarín)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video