Publicado el: 5, Mar, 2015

TIT-RPLCD


"Cristina Kirchner decidió todo"
05/03 – 09:00 – El ex director de la SI Alberto Massino declaró en secreto; afirmó que las autoridades sabían el contenido de las escuchas.

Por: Paz Rodríguez Niell
El espía retirado Alberto Massino fue una de las últimas personas que tuvo contacto con Alberto Nisman. Hablaban muy seguido, a pesar de que no eran amigos. La última vez, el fiscal le contó que estaba preocupado: buscaba con insistencia a Antonio Stiuso y no lograba dar con él.

Massino es el ex director de Análisis de la Secretaría de Inteligencia (SI, ex SIDE) y ayer declaró ante la fiscal Viviana Fein en la causa en la que se investiga la muerte de Nisman. La audiencia fue tomada con la mayor de las reservas para que no se supiera que Massino estaba declarando. Fue ayer por la mañana, en el despacho de la fiscal, según informaron a LA NACION dos fuentes independientes que supieron de la declaración.

Bajo juramento, Massino coincidió con lo que había dicho en esta causa Stiuso, ex director de Operaciones de la SI y uno de los hombres más poderosos del espionaje de la última década. Massino dijo que la cúpula del organismo conocía de antemano el contenido de las escuchas que Alberto Nisman usó en su denuncia contra la Presidenta.

Se refirió puntualmente a Francisco Larcher, ex número dos de la Secretaría, a quien él reportaba. Larcher fue separado de su cargo en diciembre pasado, después de haber sido muy cercano a los Kirchner.

Massino dijo no saber qué hacía Larcher con esta información, pero ratificó que siempre supo de las escuchas que se hacían. Dijo que él mismo lo había puesto al tanto, según informaron a LA NACION fuentes que conocieron el contenido de la declaración.

En cuanto a su vínculo con Nisman, Massino afirmó que se habían conocido por sus trabajos; que no se veían socialmente y que él no había colaborado con Nisman en la investigación del atentado a la AMIA ni en la denuncia contra la Presidenta. Sin embargo, dijo que tenían una relación de cotidianidad.

El viernes, la última vez que hablaron, Nisman le contó que estaba buscando a Stiuso pero no podía encontrarlo. Massino relató que él mismo intentó hacer la gestión para dar con Stiuso, pero que tampoco logró contactarlo para transmitirle el mensaje.

En cuanto a las escuchas, Massino contó que tuvo acceso a ellas, pero que en general no le habían parecido muy relevantes. Declaró que no había hablado sobre ellas con Nisman y que no conocía la denuncia contra la Presidenta en la que el fiscal estaba trabajando. Cuando le preguntaron por la relación entre Stiuso y Nisman, Massino dijo que se respetaban mucho laboralmente el uno al otro.

En relación con la imposibilidad de Nisman de dar con Stiuso, Massino contó que su ex colega de la SI estaba atareado por varios asuntos en los últimos tiempos; entre ellos, por las amenazas que habían recibido tanto él como su familia, amenazas que, según Massino, Stiuso vinculaba con la mala relación que tenía con el gobierno kirchnerista.

Massino fue citado en esta causa como consecuencia de la declaración del 17 de febrero de Stiuso, que sostuvo ante Fein que era Massino quien usaba el teléfono de su flota con el que Nisman había hablado el viernes antes de morir.

Fueron dos conversaciones. Una de entre 10 y 15 minutos y otra, posterior, de 3 minutos, informaron fuentes de la investigación.

En su declaración, Stiuso dijo además que Massino también había tenido “conocimiento del trabajo que estaba preparando el doctor Nisman en base a las escuchas”, porque “todo lo relevante que salía” de esas grabaciones se lo derivaban a su dirección. Massino era director general de Análisis y tenía a su cargo los archivos de inteligencia. Era un agente cercano a Stiuso y ambos fueron desplazados en diciembre pasado, aunque en su declaración ante Fein Stiuso afirmó que se había acogido al retiro “por decisión propia”.

De acuerdo con las pruebas de la causa, Nisman intentó comunicarse con Stiuso, vía Nextel, tres veces el sábado 17 de enero, un día antes de aparecer muerto. Stiuso no lo atendió. “Tenía el volumen bajo. No lo escuché”, declaró. No detalló cuándo supo que lo estaba buscando ni por qué no le devolvió las llamadas. (La Nación)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video