Publicado el: 9, Mar, 2015

TIT-RPLCD


El costo de la canasta familiar básica - Foto: Web
09/03 – 09:10 – Analistas privados estiman que el costo de vida volverá a repuntar, luego de un febrero más calmo; educación y peajes, entre las causas estacionales.

Por: Alfredo Sainz
Después de dos años, en febrero la inflación rompió el piso de 1,8% mensual como producto de la combinación de la caída de la actividad económica y el retraso cambiario, confirmando la desaceleración anunciada por el Gobierno.

De todas formas, los analistas privados alertan que la relativa tranquilidad en los precios no se extenderá a este mes y la mayoría advierte que en marzo la suba en el costo de vida volverá a ubicarse claramente por encima del 2%, impulsada por factores estacionales.

“Tradicionalmente febrero no es un mes complicado en materia de precios, y por eso no sorprende la desaceleración de la inflación, que según nuestro índice se ubicó en 1,3%. El panorama para marzo es diferente, por el impacto que tendrá en el índice el aumento en las cuotas de los colegios, aunque igualmente esperamos un 2015 más tranquilo que el año pasado, y no sería extraño que volvamos a tener una inflación en torno al 30% anual”, señaló el economista Camilo Tiscornia.

El moderado optimismo sobre la evolución de la inflación de los últimos meses es compartido por Jorge Todesca, de la consultora Finsoport, que igualmente destaca que marzo está llegando con un repunte en el ritmo de los aumentos de precios. “En nuestra medición, la inflación en febrero fue de 1,7% y esperamos un marzo más complicado, porque se trata de un mes de alta estacionalidad en materia de aumentos”, explicó Todesca.

Los analistas privados alertan que el panorama más complicado en materia de precios de marzo no se explica exclusivamente por el rubro educación.

“Según nuestro índice, febrero cerró por debajo de 1% mensual, aunque esperamos que la inflación vuelva a subir en marzo, impulsada no sólo por las cuotas de los colegios, sino también por otros aumentos que ya fueron anunciados, como los peajes y los útiles escolares”, señaló el economista Carlos Melconian.

Las mediciones privadas además destacan que, en términos interanuales, la inflación de los últimos meses se está viendo beneficiada porque las comparaciones se realizan contra el período más álgido de 2014, cuando la fuerte devaluación del peso que se produjo a mediados de enero del año pasado se tradujo en un salto muy marcado del costo de vida en todo el trimestre. De hecho, en el período enero-marzo de 2014 la inflación acumulada superó el 12%, según las mediciones privadas.

“Esperamos que la inflación interanual continúe descendiendo, al desaparecer la elevada base de comparación de los primeros meses de 2014, llegando a 26% en marzo”, señaló Luciano Cohan, economista jefe de la consultora Elypsis.

En Elypsis destacan que la inflación de febrero cerró en 1,4%, frente al 1,6% de enero, y que en el acumulado del trimestre diciembre-febrero la suba en el costo de vida se consolidó por debajo de 2% mensual.

Ancla bancaria

En el estudio de Miguel Bein coinciden en destacar la desaceleración de los precios -según su medición, febrero cerró con una suba de 1,3% y de esta manera la inflación interanual se ubicó en 25,9%- y proyectan que “esta caída en el ritmo de inflación interanual volvería a observarse en los próximos meses para estabilizarse en la zona de 22 o 23% en agosto”.

Sin embargo, en el estudio aseguran que esta tendencia a la baja comenzaría revertirse en el último tramo del año. “A medida que se aproxime el cambio de gobierno, la eficacia del ancla cambiaria se irá deteriorando frente a las expectativas de corrección de precios relativos, acelerando seguramente el ritmo inflacionario en los últimos meses del año”, explicaron en la consultora.

El índice oficial de inflación de febrero se conocerá recién en dos semanas, y no sería extraño que el Indec informe una suba por debajo de 1 por ciento, aprovechando esta tendencia.

Las estadísticas oficiales igualmente siguen estando muy cuestionadas por los analistas privados, y de hecho la brecha entre la medición del Indec y las de las consultoras volvieron a acercarse al 100 por ciento. En enero pasado, el índice oficial fue de apenas 1,1%, contra el 2,08% al que llegó el promedio de las consultoras. (La Nación)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video