Publicado el: 9, Mar, 2015

TIT-RPLCD


Néstor Kirchner junto a Lázaro Báez en El Calafate - Foto: OPI Santa Cruz/Francisco Muñoz
09/03 – 10:30 – Hoy a las 18:00 hora argentina, comienza a correrse el telón de la existencia (o no) de fondos argentinos en el exterior, proveniente de lavado de dinero. Esta acción comenzó con la denuncia del fondo buitre NML, quien pretende cobrarse con los activos argentinos en el exterior y se potenció con la denuncia periodística de Jorge Lanata quien pidió ser parte de la querella para poder tener acceso a la documentación que involucra a Lázaro Báez y otros operadores y darla a publicidad.

Es posible que en Argentina, las causas por lavado de dinero que implican al poder y a los empresarios del poder como Lázaro Báez y Cristóbal López (entre otros) no tengan la dinámica que todos esperamos, por la consecuente complicidad que existe por parte de algunos jueces y fiscales con el gobierno nacional, pero eso está lejos de ocurrir en EEUU, donde la mano confiscatoria de la voluntad política del kirchnerismo, no puede llegar; allí a nadie le importa si CFK habla de “desestabilización” o de “conspiración” en su contra, solo porque ponen a ella, su familia y a sus socios empresarios, bajo la lupa de la justicia.

Por este motivo hoy a las 18:00, hora argentina el juez Cam Ferenbach realizará la segunda cita que tiene como fin determinar si hay méritos suficientes para fundar una investigación real sobre fondos que haya podido girar la Argentina al exterior, especialmente a paraísos fiscales y a Suiza, a través de múltiples empresas creadas (entre otros lugares) en Panamá, producto de la corrupción y el lavado de dinero.

Esta reunión, es complementaria de la anterior en la que el periodista Jorge Lanata, pidió sumarse a la querella a fin de obtener la documentación correspondiente y hacerla pública. Lanata, en uno de sus últimos programas de PPT, dijo que aún fuera del aire, seguiría de cerca la posibilidad de encontrarse con la información correspondiente a las empresas de Báez y el drenaje de dinero desde nuestro país al exterior y que en ese caso, estuviera o no su programa de televisión al aire, lo publicaría.

El escenario es Las Vegas y como describe hoy La Nación, entre marquesinas de casinos, ruletas y espectáculos coloridos, comienza a desenmadejarse la trama oculta de los dineros proveniente de acciones ilícitas a través de empresas creadas con el fin de perder el rastro de los fondos girados desde nuestro país hacia paraísos fiscales. Quien figura a la cabeza de esta operación, es Lázaro Báez.

No depende de argentinos

La decisión de que el empresario de Santa Cruz, ponga un pie en los tribunales de EEUU, depende de la decisión que tome la justicia de ese país, en base a las pruebas que puedan merituar o no que se abra esta acción para buscar la verdadera “ruta del dinero”, en el exterior. Sobre esto, el gobierno argentino no puede hacer nada y eso desespera a las partes más interesadas en ponerle freno a lo que en pocos meses (y justo en medio de las elecciones) puede transformarse en un gran escándalo político-financiero, nacional e internacional.

Recordemos que a esta instancia se llega porque hubo una denuncia de NML, fondo buitre que intenta localizar los activos argentinos en el exterior para cobrarse los bonos judicializados. La idea de estos fondos era obtener esa información, reservarla para sí y someter a chantaje al gobierno argentino, de difundirla a cambio del pago de la deuda. Pero tampoco el fin de NML fue satisfecho, porque para ello debió solicitarle a la justicia que se haga reserva de la información, mientras que Jorge Lanata pidió incorporarse a la causa para tener acceso a la información y publicarla.

La otra parte que se opuso formalmente a que los documentos sean públicos, fue la defensa de Báez y las empresas involucradas, que no lograron su objetivo.

El Juez Cam Ferenbach hizo lugar al pedido de Lanata y NML se opuso, ya que mientras el periodista quiere información para darla a conocer públicamente en Argentina, los fondo buitre la quieren para extorsionar al gobierno por el cobro de los bonos.

“En eso, el juez Ferenbach se muestra implacable – escribe hoy Silvia Pisani en La Nación – Al contrario de lo que suelen exponer las partes afectadas, él está convencido de que la presencia de público y de periodistas en la sala “es una garantía de integridad” de lo que allí sucede. Un argumento que no se escucha mucho en estos días en nuestro país”, agrega.

Tal como lo revela más adelante NML Capital, el fondo que con más dureza litiga contra Argentina, tiene preparado un show de diapositivas, documentos en power point para proyectar en la Corte, referido a la “ruta del dinero K”.

De esa decisión del juez se pueden esperar dos cosas. Una, que NML Capital, el fondo que con mayor dureza litiga contra la Argentina, exponga un show de diapositivas y documentos con power point en la corte. La proyección intentará reconstruir “con datos nuevos” la llamada “ruta del dinero K”.

“No sólo lo que presentan los fondos no tiene nada que ver con nosotros, sino que, además, lo hacen de modo malicioso”, dijo el abogado Jason Wiley, representante de los argentinos innvolucrados. El letrado cuestionaba el contenido y, también, la forma y la estética de la presentación. “Con colores escandalosos, como el amarillo, el rojo y el negro, y la reiteración de la palabra trampa”, fue su particular argumento. El juez no le hizo caso, señala el diario La Nación.

Igual suerte corrió el pedido de NML para que se mantenga en reserva documentación referida a la pesquisa que abrió en las islas Seychelles, donde sospechan se trasladaron parte de las empresas que, sostienen, Báez abrió en Nevada.

Al igual que con Val de Loire, el magistrado negó la reserva y dispuso que esa información sea pública. No está claro que vaya a ser presentada en la audiencia de hoy, pero la pista de Seychelles es uno de los fantasmas que agitan los buitres.

En el fondo, de lo que se trata todo esto es de determinar si los demandantes tienen o no indicios ciertos de la existencia de bienes argentinos ocultos por algún lado, y eso es lo que aún no está claro, aclara el diario.

Viernes 13 para Lázaro

La denominada “Ruta del dinero K”, tiene tantas vertientes como frentes de corrupción financiera tiene abiertos el gobierno nacional. En este contexto el Juez Casanello no tuvo más remedio que citar a Lázaro Báez a indagatoria para el viernes 13 de marzo, Elisa Carrió amplió su denuncia en Miami (EEUU) por sospechas de lavado, en nuestro país hay fuertes y contundentes pruebas que llevan a vincular a operatoria de empresas del constructor K con dinero proveniente del narcotráfico y reaparece con mucha fuerza la facturación trucha de Austral Construcciones, su vinculación con dos empresas de Bahía Blanca, conectadas con Suris, preso por narco, todo lo cual se conecta con la operatoria similar de simulación que hizo por años Néstor Kirchner, CFK y flia a través de Hotesur SA, con Báez, quien falseaban datos de ocupación hotelera a través de su empresa insignia.

El fisco pidió los informes a través de su sistema de intercambio de información tributaria y en el marco de dos auditorías sobre la empresa de Báez que todavía están en curso y que abarcan los períodos 2010-2012.

Esos resultados serán clave en dos causas: la del juez Casanello y la de su par Javier López Biscayart, del fuero penal tributario. El primero lo indagará esta semana por la compra de un campo en Mendoza que podría encuadrar en una maniobra de lavado de dinero, pero continúa investigándolo por una operatoria superior: Báez está involucrado en el uso de facturación apócrifa para evadir impuestos y pagar supuestos sobornos, como revelaron Perfíl y La Nación. Esa maniobra podría implicar un caso de lavado mucho más grande.

López Biscayart investiga otra supuesta maniobra de lavado o evasión de Báez y los hoteles de la Presidenta. Esperó el resultado de la auditoría de la AFIP para tomar una decisión.

La AFIP demora todavía una definición sobre ambos casos. Mientras tanto, el organismo que lidera Ricardo Echegaray intenta no convertirse en el centro del escándalo, luego de ser denunciado por la diputada Margarita Stolbizer por el manejo del caso de las facturas truchas en Bahía Blanca.

Perfil accedió a un escrito en el que la AFIP defendió su accionar en la investigación sobre dos proveedores de Báez: Grupo Penta y Calvento. La diputada pidió al juez Casanello que investigue si el fisco intenta proteger al empresario K en el caso de las facturas falsas.

Este grave caso lo destaca hoy el diario Perfil, quien el año pasado reveló que esta trama de lavado incluyen pruebas como facturas, cheques, certificados, balances y declaraciones juradas que revelan cómo operó Austral Construcciones junto al Grupo Penta y Calvento.

Al respecto refiere que en el escrito, firmado por Juan Fridenberg –director de la Dirección Regional Bahía Blanca–, la AFIP intenta separarse de Báez y sostiene que los inspectores concluyeron, sobre el Grupo Penta, que “no se puede determinar efectivamente que se trate de una usina de facturas apócrifas. Sin embargo tampoco puede demostrar una capacidad económica como para efectuar el nivel de actividad declarado. Es decir que se trataría de un contribuyente con parte de actividad real y otra parte que no podría justificar”.

Con respecto a la firma Calvento “el encuadre en lo que en la jerga se denomina usina de facturas apócrifas resultó indubitable”, aseguraron los funcionarios inspectores. Es decir que Báez “pagó” facturas posiblemente falsas, en el caso de Penta, y estrictamente falsas, en el caso de Calvento.

Pero hay más, a Constructora Patagónica la AFIP le impugnó facturas de ambas empresas, Penta y Calvento. Pero todavía no se sabe si se las impugnó a Báez. Esa información sobre Austral Construcciones quedó en un anexo reservado. Sin embargo, Perfil pudo saber que el fisco envió dos pedidos de informe hacia los Estados Unidos y Suiza. Esa información podría llegar a la Justicia mucho antes –o con mejores chances– que la contestación de los exhortos del juzgado, que suelen demorarse durante largos meses.

Lo que no pueden ordenar

Luego de leer lo que hemos referido anteriormente y teniendo en cuenta que en el exterior se sigue un proceso judicial de indetenible avance, debemos señalar que hasta hace un año atrás, nadie pensaba que las causas por corrupción y lavado de dinero, podrían transponer las fronteras nacionales. Esto, excede las posibilidades de control del gobierno y sus socios. Todos saben dónde comienza esta aventura, pero nadie puede asegurar dónde y cómo termina.

La posibilidad de que los imputados en causas por lavado de dinero en Argentina, puedan evadirse al extranjero, cada vez es menor, por cuando si avanzan estas investigaciones en le exterior, podrían pedir hasta la captura internacional en algunos casos, a través de Interpol; cabe recordar que los delitos económicos, excepto en Argentina y Venezuela, donde hay impunidad por la connivencia que existe entre los gobiernos y sus testaferros, son severamente castigados en el mundo. (Agencia OPI Santa Cruz)

Dejar un comentario



Mostrando 2 Comentarios
Publica tu comentario
  1. pìntor dice:

    Oh no!!! y ahora quien nos podra ayudar???

  2. El titulo, es inmensamente correcto ya que la justicia no solo debe por obligacion HACER VERDADERA JUSTICIA EMPEZANDO POR CASA CON POLITICOS ESOS DE LA OPOSICION QUE NINGUNO ES TRIGO LIMPIO, PERIODISTAS, FISCALES Y JUECES Y MEDIATICOS CORRUPTOS PARA LUEGO IR POR LOS CORRUPTOS INTERNACIONALES ENTRE ELLOS LOS FONDOS BUITRES QUE DEJAN PUEBLOS SUMIDOS EN LA MISERIA Y MUERTE YA QUE ELLOS SE CARCOMEN HASTA LOS MUERTOS. DEJANDO PAISES COMO ARGENTINA HASTA EL 2001 POR TODO ESTO LA JUSTICIA DEBE CAERLE A LOS DE ADENTRO PRIMERO PRIMERO EN CASA SRA JUSTICIA.

Publicidad

OPI Video