Publicado el: 19, Mar, 2015

Clarín y La Nación digital, van hacia una irremediable pérdida de lectores online


Clarín y La Nación digital, van hacia una irremediable pérdida de lectores online
19/03 – 11:30 – Ambos medios de la capital federal, gozan de muy buena salud en audiencia y se han transformado en fuente de consulta obligada para la población de un país, que cada vez encuentra menos diarios críticos. Sin embargo, la nueva tendencia de ambos medios en mutar hacia modelos de audiencias más cerrados, con suscripción gratuitas al principio, pero con un horizonte de negocios y marketing al corto/mediano plazo, después, produce rechazo y la huida de cientos de miles de lectores, como quien escribe esta nota. Las experiencias en el mundo de estos modelos de comunicación no han sido del todo buenas y en Argentina, son impracticables. Aquí trataremos de explicar la idea. (Por: Rubén Lasagno).

Clarín y La Nación fueron y siguen siendo los medios más importantes del país, no solo por su volumen de venta en la calle, sino porque la plataforma digital que los complementa, con las múltiples opciones en multimedia y la segmentación informativa que han alcanzado, la oposición al oficialismo, además de los contenidos exclusivos, lógicamente, los posiciona entre las plataformas digitales con mayor cantidad de audiencia en el país y en América Latina.

Si a esto le agregamos que desde hace unos 5 o 6 años se han constituido en los medios que más han batallado contra el silencio en la información que pretende instalar el gobierno, que en este último tramo de la presidenta se han colocado definitivamente en las antípodas políticas del kirchnerismo, ambos medios se han revelado como el polo de atracción de millones de lectores que pasean hambrientos por la web, buscando las últimas noticias, las opiniones políticas por fuera del relato oficial y las investigaciones sobre el poder.

Es decir, la tirada en papel de estos diarios se ha multiplicado exponencialmente, pero a su vez, la plataforma digital creció más allá de los valores normales para un país medianamente tecnologizado como Argentina, que aún tiene muchas “zonas oscuras” de internet, en todo el territorio y esto conlleva que una buena parte de la población, aún queriéndolo, no pueda acceder a los contenidos de estos dos diarios tan importantes.

Ahora bien, no se si subidos al caballo de triunfo de la masiva audiencia digital, que recorre por millones diariamente las notas de ambos medios en la web o por otras razones que desconozco, desde hace un tiempo Clarín y La Nación están ensayando un sistema de suscripción gratuito, pero que obliga al lector (sea éste casual o regular) a generar una cuenta de mail, entrar por las redes sociales y quedar registrado ante el medio, sin que se haya explicado qué fundamento tiene ni qué fin persigue esto de pasar de un modelo de lectura abierta y gratuita, a uno más cerrado y si bien también es gratuito (por ahora) implica que debemos pertenecer a una “comunidad digital determinada”, para poder acceder libremente a las notas, sin que nadie nos confirme que en el futuro no nos exigirán un pago para leer.

En lo personal, me genera rechazo hacia el medio que implementa este tipo de acciones obligatorias, porque tratan de encausarme en cuestiones con las que no estoy de acuerdo como: registrarme (no importa si con mi nombre o con un pseudónimo), facilitar un mail de contacto para que me hagan llegar newletter, publicidades, adelantos informativos, etc, que tampoco me interesa y porque básicamente soy un lector regular y ordinario que muchas veces entro al diario, leo los títulos y solo accedo a una o dos notas de todo el contenido, porque trato de seleccionar los contenidos más afines con mi búsqueda y no leer todo y de todo, sin aplicar mi discrecional albedrío de leer lo que quiero, cuando quiero y hasta donde quiero.

Si bien, en este nuevo orden registral que pretenden Clarín y La Nación, los títulos de estos diarios se pueden leer sin problemas, cuando uno accede a una nota, la pantalla de la computadora se enturbia y se sobrepone un inmenso cartel entre tus ojos y la nota que interesa, donde nos invitan a “registrarte gratuitamente”.

Humildemente, quiero decirles a los diarios Clarín y La Nación, que si creen que pueden impedir la lectura de los artículos de esta forma, no muestran mucha solvencia en materia de tecnología de redes y motores de búsqueda de noticias.

Para aquellos lectores que como yo, se hayan desayunado con esta pretendida intención de los diarios Clarín y Nación, de obtener un registro de nosotros como lectores y de paso bombardearnos a mansalva con todo tipo de publicidad y propaganda (más aún en época de elecciones), les voy a contar que para poder leer la nota sin necesidad de cumplimentar ningún requisito de suscripción como piden estos medios, solo basta que Ud señor lector, copie de la portada del diario, el título de la nota que desea leer, la coloque en el buscador de Google e inmediatamente se le abrirá el artículo sin limitaciones y sin necesidad de aceptar que el diario (sea Clarín y La Nación) lo tengan de rehén, mediante una suscripción obligada, para saturarlo con material de contenidos, que a Ud como a mí, no le interesa.

Los ejemplos en el mundo

Para fundar una opinión más válida, me dediqué a buscar ejemplos concretos de este fenómeno y uno de los primeros diarios en el mundo de adoptar la suscripción gratuita, fuel New York Times. Luego de varios años, a finales del 2010 pasó a un sistema pago, permitiendo la lectura de 20 artículos al mes, exigiendo una suscripción de entre 25 y 35 dólares, acceso que es libre si el lector se suscribe a la versión “papel”.

La intención de cerrar el diario a la comunidad de suscriptores, raya lo ridículo, ya que, como expliqué antes, solo basta con copiar el título y goglearlo, para evitar este condicionamiento poco menos que infantil de medios tan importantes, que como Clarín y La Nación, se han visto desbordados por la coyuntura (ventas inéditas y visitas on line antes nunca soñadas) y pretenden cerrar un buen negocio a futuro.

Personalmente, no quiero que alguien me imponga qué leer y cuándo leerlo o que deba pagar para acceder a los contenidos que deben ser libres. Además, los diarios nacionales, se encuentran con el problema de que su exclusividad es prácticamente “virtual”, pues al rato de haber puesto una nota en la web, la misma es viralizada en las redes y/o replicada en múltiples medios, con lo cual, podríamos decir que casi al mismo momento que la publican, se puede leer en otros portales.

El Mundo de España ensayó ambas modalidades. Mientras mantiene libre la lectura de El Mundo, fundó su Orbyt, como una comunidad cerrada de lectores. El resultado fue que mientras publicar en El Mundo intercambia comentarios, enlaces, opiniones de los lectores, se indexan notas, re-twiteo, cartas y sugerencias y retroalimenta el feedback, con Orbyt no sucede nada de eso, porque es un sistema que se cierra a una actividad que es básicamente social y de comunicación interpersonal y de masas.

“La merma de visitas únicas mensuales y el correlativo deterioro de los ingresos mediante publicidad y subscripción, provocaría la retoma estratégica de la gratuidad informativa y la admisión por parte de los órganos de gestión de las organizaciones periodísticas españolas de la dificultad que entraña la implementación de estrategias de pago por contenidos”, remarca en forma conclusiva Razón y Palabra, Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación encargada de abordar este fenómeno español

Las explicaciones que dan los medios que pretenden imponer estos paradigmas, rondan sobre que es una cuestión de sustentación publicitaria del medio, sin embargo, un diario on line no es nada sin audiencia y ésta, naturalmente, le escapa a todo tipo de restricciones.

Lo que me pasa a mí, personalmente, creo que le ocurre a muchísima gente que es lector ordinario de los medios en la web. No hay forma que un medio me obligue a registrarme ni a bucear en las redes sociales (Facebook/Twitter), enlaces que respeto, pero no uso ni usaré nunca a pesar de estar en contacto permanente con la tecnología y mucho menos lo haría, solo para leer una noticia, a cambio de exponerme a recibir cuanta publicidad y propaganda se le ocurra a Clarín o La Nación ¿A cambio de qué?. Sencillamente copio y pego el título en el motor de búsqueda de google y evito todo el resto.

¿Qué buscan los medios con la suscripción?

De acuerdo a la revista Razón y Palabra en el caso del Financial Times, el diario ofrece la posibilidad del registro gratuito al medio porque le permite la segmentación y la autentificación de su audiencia.

La segmentación es útil para los anunciantes, además de permitir la oferta de un contenido personalizado a los intereses que el lector ha suministrado en su registro. Por otra parte, la observación de los patrones de comportamiento de los usuarios que de lectores registrados pasan a convertirse en subscriptores, permite focalizar esfuerzos de la organización (marketing generalmente) en los usuarios que manifiestan patrones similares. Cuantos más datos tenga la organización mayor será la eficacia de la conversión.

El medio especializado expresa textualmente, en un estudio sobre audiencia digital: El Financial Times se está esforzando en el objetivo de convertir a los lectores al modelo digital de pago. Desde de la implementación del modelo medido, observamos un continuo proceso de disminución de los contenidos gratuitos. La táctica es simple: empujar a los registrados hacia el pago. Si en el año 2007 los lectores disponían de 30 artículos gratuitos (25 previo registro y 5 sin registro), en el 2010 esta cifra ha sido reducida hasta un artículo sin registro, hasta que finalmente la organización ha exigido el registro para la consulta gratuita. Del mismo modo, el número de artículos gratuitos con registro ha experimentado descensos: desde los 25 anteriormente citados hasta los 8 actuales.

La conclusión es que la industria periodística digital todavía no ha encontrado una fórmula de monetización que traduzca el aumento del consumo de información en Internet en ingresos económicos. Es de suponer que esto lo tienen presentes los dos diarios nacionales de mayor audiencia: Clarín y La Nación, sin embargo, por la características del lector argentino y además, por una cuestión económica elemental del universo de lectores que accede a estos medios a través de la web, cualquier intención de acotar su lectura a una comunidad cerrada, aunque en principio sea gratuita, ejerce un natural rechazo de parte de la audiencia; primero porque nos obligan a aparecer como sujetos a quienes nos pueden llenar de contenidos que nosotros no pedimos ni queremos y luego, porque esa segmentación, es una medición que tiene como objetivo agrupar preferencias y categorizarnos para usar nuestras “debilidades y fortalezas informativas y de navegación” a fin de redireccionar sus propios negocios publicitarios, pero si es como yo pienso y de lo cual hay sobrados ejemplos en el mundo, es el paso previo a que nos obliguen a pagar para leer y eso es inaceptable.

Por todo esto, creo que tanto Clarín como La Nación, están errando sus estrategias y sería bueno saber qué estudio de mercado han hecho para concluir que son tan importantes, como para merecer que los lectores abramos la billetera para leerlos.

Es curioso, teniendo en cuenta el poder económico que poseen y lo tecnologizado que están, que no puedan pensar, precisamente, “en términos tecnológicos”, para entender que no puede hacer rehenes a los lectores virtuales, porque ninguna información es tan importante hoy en día, como para que no la podamos encontrar a lo pocos minutos de emitida, en cualquier lugar del ciberespacio. (Agencia OPI Santa Cruz)

Dejar un comentario



Mostrando 28 Comentarios
Publica tu comentario
  1. A los peronchos no les creo nada, pero tanto Clarín como la Nación ponen titulares que no se condicen con lo que después uno lee en la nota.
    Ambos en esa pelea a muerte con el Gobierno perdieron credibilidad (con aquellos que somos criticos, pero no estamos cegados por el odio)
    En cuanto a lo del mail obligatorio me parece mas practico eso que andar escribiendolo EN CADA COMENTARIO (OBLIGATORIAMENTE) COMO AQUI, salvando las diferencias en cuanto a las proyecciones (elucubraciones de OPI, sobre el futuro comercial)¿el muerto se asusta del degollado?…

    • admin dice:

      SI LEES SOLO LOS….::: creo que entendiste mal. Repasá y relee, por favor. Tal vez leyendo un poco más, logres cerrar una idea. Estás diciendo cualquier pavada. saludos

      • CREO QUE LO QUE LES PASA A CLARIN Y LA NACION ES QUE, ESTAN EMPACHADOS DE: ESTARIAN, HABRIAN, PARTICIPARIAN, COMETERIAN,ENCUBRIRIAN, DESEARIAN, MANIFESTARIAN, HABRIRIAN, AFIRMARIA, ETC,ETC,ETC………., Y NINGUN PERIODISTA DE ESTOS MEDIOS ESCRIBEN CON CLARIDAD, SERIEDAD Y CERTEZA LAS NOTAS DENUNCIAS EN SU TOTALIDAD QUE IMPONEN ESTOS DIARIOS.

    • no se mucho dice:

      vos sos un peronista encubierto.te la queres dar de indep.eso contaselo a otro .vos te pensas que somos giles.

  2. Romi dice:

    Excelente apreciación OPI, coincido con uds.

  3. COCODRILO dice:

    OPI NO PIERDAS TIEMPO EN CONTESTARLE AL GANSO ESE QUE DEBE SER LUPINERO. CONFUDE MANDARINAS CON TORNILLOS. CREE QUE SUSCRIBIRSE A UN DIARIO ES LO MISMO QUE LLENAR LOS REQUISITOS PARA POSTEAER JAJAJA QUE PELOTUDO….. ADEMAS QUE AQUI NADIE EXIGE COMPROBACIÓN DE MAIL O SEA,,, PDOES PONER CUALQUIER COSA,,, ES UN BOLUDO CON UAN COMPUTADORA AL ALCANCE DE LA MANO JAJAJA

  4. Elenita dice:

    SIIIIIIIIIIIIIIIIII a mi me da bronca igual que a vos que me impongan ese cartelito. Ya no leo mas Clarin por eso, pero ahora que me decís como hacerlo lo voy a intentar por goole juaaaaaaa que bueno—chau chauuuuuuuu

  5. MALA LECHE dice:

    CHAS GRACIAS OPI POR AVIVARNOS COMO LEER
    LO HICE ASI Y QUEDO DE 10!!!ª!ª

  6. No hay que leerlos mas y que se vayan a mierda

  7. capipe dice:

    VAMOS OPI TODAVIA!!!!!!
    A si LEES SOLO…. No vale la pena contestarle….no entendería….

  8. GRACIAS RUBEN ENTRO A ESOS DIARIOS COMO AL SUYO AHORA SE COMO LEER LO QUE ME INTERESA UN ABRAZO DESDE LA PCIA, DE BS,AS. MUY BUENAS SUS NOTAS G R A C I A S DE NUEVO

  9. Nany Berrioz dice:

    Señor Director y Periodistas de OPI, Uds., son unos Genios.

    Reflejan en esta nota lo que muchos pensamos y sufrimos, también yo deje de leer a estos dos diarios y hago desde hace días, lo que uds. aconsejan.

    Jamas aceptare que me cambien las reglas de juego implícitas porque a unos Tontos se les ocurrió que podrían capturarme y obligar a registrarme como si fuera ganado de una estancia.

    Simplemente DEJE DE VISITARLOS Y ME INFORMO POR OTROS MEDIOS, cuando estos Genios se den cuenta que somos miles los que optamos por no leerlos, volverán a permitirlo libremente.

    Propongo que todos hagamos lo mismo, para que nos atropellen y pretendan condicionar, tenemos a Los Kirchner y componentes de su Banda.

    El verdadero Periodismo es LIBRE y los Ciudadanos que no cobramos planes TAMBIÉN lo somos.

  10. Otros diarios están haciendo lo mismo… Pongo como ejemplo La Voz del Interior, de la ciudad de Córdoba… Tampoco entiendo del todo que pretenden con esa estrategia. Gracias por indicarnos cómo leer las notas sin necesidad de “registrarnos”… Saludos.

  11. Carlos dice:

    No hay que leerlos mas que se caguen por pelotudos….que se metan el diario en el culo

  12. CUANDO LE BAJEN LOS LECTORES VAN A TENER QUE VOLVER A LO TRADICIONAL. ES UNA PAVADA LO QUE PROPONEN Y MAS AUN SI COMO DICE OPI SE PUEDE LEER EN OTRO LADO. YO PROBE Y SALE PERFECTO

  13. Sherazade dice:

    LO que pasa con estos medios es que se la creen,,,,,, como entra gente y entra gente estos dicen ¿Y si de 2 millones que entran pagan 200 mil por día, a un peso son 200 mil pesos?. mmmmmm,,, que cuenta de mierda hacen no? Yo soy uno de lo sque me borro si ponen suscripción y no me interesa que tengan mi mail para llenarlo de mierda

  14. Marcia dice:

    Muy acertada su observación señor Lasagno

  15. AMIGO dice:

    estoy de acuerdo en cuanto a lo que se quiere destacar en esta nota, que es la de segmentar la platea de lectores de las publicaciones en cuestión.
    Desde mi humilde opinión creo que estamos mirando el árbol y dejando de lado el bosque, pues nos distraemos en evaluar estas prácticas marquetineras o sencillamente de negocios, y nos olvidamos de que mientras lo banda de Cristina marcha a paso redoblado aplicando medidas que llevarán el país mas temprano que tarde hacia la quiebra económica.

  16. ana dice:

    Es un embole realmente, y te hacen repetir la contraseña a cada rato y si te la olvidaste no podes registrarte con el mismo mail…..

  17. Mandrake dice:

    A MI HUMILDE ENTENDER, LO QUE ESTAN HACIENDO ES UNA REVERENDA PELOTUDEZ.
    POR OTRO LADO, CUALQUIERA DE NOSOTROS QUE TENGA QUE ABRIR UN MAIL, POR EJEMPLO, PARA NO TENER QUE DAR EL DE USO EXCLUSIVAMENTE SOCIAL (AMIGOS, FAMILIARES, ETC.), O UNA CUENTA EN FACEBOOK, INEXORABLEMENTE, TENDRA QUE DAR UN NUMERO DE TELEFONO, Y MISTERIOSAMENTE, TIENE QUE SER DE UN CELULAR, BAJO PRETEXTO DE UN SUPUESTO OLVIDO DE CONTRASEÑA O A EFECTOS, SUPUESTAMENTE, DE MANTENER ESA CUENTA SEGURA.
    CREO, QUE NO ES SOLO UN TRASFONDO ECONOMICO LO QUE ESTAN PERSIGUIENDO, SINO QUE, ESTAN COLABORANDO A QUE CADA DIA MAS, ESTEMOS CONTROLADOS DE UNA MANERA U OTRA. CLARIN Y NACION, ¿NO SE ESTARAN VOLVIENDO KIRCHNERISTAS?.

  18. leandro dice:

    y ciertamente estos medios unicamente replican las noticias de otros medios. asi que a leer otros medios. chau

  19. Walter Lasagno dice:

    Respecto a registrarse en sitios web, además de tener todas las desventajas y molestias que muy bien se encuentran detalladas en esta columna,implica aceptar los “términos y condiciones” del portal, entre ellos, consentir que nuestra información personal pertenezca a su Banco de datos, y hacer con ellos lo que se les plazca, incluso venderlos a otras empresas como las de telemarketing que tantas molestias ocasionan, en síntesis, además de ganar dinero con publicidad, a futuro quizás con “pay per view” tenemos que soportar que vendan nuestros datos para que nos molesten… El remedio para salir de dicho martirio lo da la ley 25.326 de Habeas Data, es decir, acudir a la justicia para retirar nuestra información de estos “incómodos” registros.

  20. Gracias por despertar a la gente para moverse en la lectura por internet de los diarios que a uno le interesan

  21. Maty dice:

    Me pasó practicamete lo mismo que expresa la nota…
    Con mis conocimientos en tecnología le di una vuelta. (que hasta que mientras que permitan leer aunque sea una nota sin registrarse, seguirá funcionando).
    La forma en que “cuentan” las notas leidas es a través de cookies (archivos en tu dispositivo donde cada site almacena información).
    Lao que hay que hacer es bloquear las cookies para ese site (Clarin/La Nación) y voilá!
    En Google Chrome, una vez en el site, a la derecha de la barra de direcciones y ates de la estrella, hay una galetita con una cruz roja. Clickear ahí y seleccionear la opción de bloquear las cookies.
    Gracias!

  22. Gustavo dice:

    Si usan el navegador Chrome , arriba a la derecha tienen la opción de usar “nueva ventana de incógnito”, y ahí navegan sin problemas.

    • admin dice:

      Gustavo: exacto, además si usan SAFARI arriba la derecha en la barra se les habilita la palabra “LECTOR” con fondo azul. hacen click ahí e ingresan sin inconvenientes a la nota. Saludos

  23. Comparto totalmnente el comentario y me siento identificado porque tambien soy de los que leen todos los titulos y solo leo aquellos articulos que mas me interesan. Agradecidos del mismo.

  24. Werner dice:

    Mis reacciones tras enterarme de esta idiotez: 1) baje mi usuario de La Nacion. 2) mi fuente principal de las malas noticias diarias ahora se llama Infobae.

Publicidad

OPI Video