Publicado el: 19, Mar, 2015

Tras un mes en prisión, Vandenbroele quedó libre


El empresario Alejandro Vanderbroele - Foto:
19/03 – 10:00 – Pagó $ 400.000 en efectivo el presunto testaferro de Boudou.

Por: Pablo Mannino
Pagó y salió en libertad. Alejandro Vandenbroele, el presunto testaferro del vicepresidente Amado Boudou, cumplió con el depósito de $ 400.000 para abandonar la celda que ocupaba desde el 20 de febrero en la en la U32 de Tribunales Federales de Mendoza, luego de que la Cámara Federal de Apelaciones hizo lugar al pedido de su defensa, a contramano de lo que había dispuesto el juez federal de primera instancia, Walter Bento. El magistrado consideraba que existía un real peligro de fuga.

Con un gesto de contenida alegría y con una barba prominente, el financista, reclamado por la justicia uruguaya y procesado por la argentina, abandonó en la tarde el edificio judicial para dirigirse a la Penitenciaria de Boulogne sur Mer, donde concluyó los trámites de excarcelación. Ahora, quedará a la espera de cómo continúa el trámite de extradición al vecino país.

Con su decisión, los camaristas Juan González Macias (votó en disidencia), Héctor Cortes y Carlos Parra le exigieron al financista que presentara los 400.000 pesos o la escritura de una propiedad que reúna el valor reclamado como caución. Finalmente, Vandenbroele hizo efectivo el depósito monetario, a través de su abogado, Germán Soria.

Sobre el hombre de ciudadanía argentina y belga pesaba una circular roja de Interpol, con orden de captura internacional para su extradición, por pedido del juez uruguayo Néstor Valetti, que busca tomarle declaración indagatoria desde hace un año por sospechas de lavado de dinero. Además, tiene en firme el procesamiento de la justicia argentina por su vinculación con el vicepresidente en el caso Ciccone.

Vandenbroele fue detenido el 20 de febrero, justo cuando llegaba a la casa de su ex esposa, Laura Muñoz, en Chacras de Coria, a 30 kilómetros de la ciudad de Mendoza. Efectivos de la Policía Aeroportuaria lo interceptaron y lo trasladaron a una dependencia judicial en el aeropuerto El Plumerillo. Horas después fue llevado a una celda de la U32, en el subsuelo de Tribunales Federales.

Mientras se definía el futuro judicial del financista y crecían los rumores de la excarcelación, el juez federal Walter Bento, una semana después de la detención, decidió denegarle la libertad. Sin embargo, esta semana el panorama cambió. (La Nación)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video