Publicado el: 30, Mar, 2015

Duros cruces antes del paro general


El Ministro de Economia de la Nación Axel Kicillof - Foto:
30/03 – 09:20 – Kicillof ratificó que no habrá cambios en el impuesto; respuesta gremial.

En la previa al paro convocado para mañana por los gremios opositores, el Gobierno se mostró inflexible ante el reclamo y reiteró que no habrá cambios en el impuesto a las ganancias, una de las demandas por las que los sindicatos llamaron a la huelga.

El ministro de Economía, Axel Kicillof, fue el encargado de desterrar cualquier tipo de expectativas 24 horas antes del comienzo formal del paro. El titular del Palacio de Hacienda dijo que ese tributo “está muy bien en el nivel en el que está” y justificó su negativa de cambiarlo en que “se ajustó muy fuerte hace dos años”, cuando se fijó en $ 15.000 el piso a partir del cual un trabajador comienza a pagar.

Además, reiteró que Ganancias “afecta a la minoría que más gana” y señaló que a él mismo lo “afecta”, porque según sus cálculos, gana lo mismo que “el gerente de una sucursal de un supermercado”. El funcionario reiteró así la postura que viene manifestando la Casa Rosada ante cada pedido sindical. “Los que pagan impuesto a las ganancias son el 10 por ciento de todos los trabajadores argentinos, o sea, son 850.000 personas de una fuerza de trabajo de 11 millones”, resaltó.

En una entrevista con Tiempo Argentino, Kicillof se quejó de que el reclamo “se basa en un engaño fomentado por un sector de la prensa que dice que todos los trabajadores están mal porque se les cobra impuesto a las ganancias”.

Desde el sector gremial, Pablo Micheli, jefe de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) opositora, afirmó que “si se hace una encuesta, la gente te dice que quiere parar porque tiene 20 razones para hacerlo”.

Micheli fue optimista sobre la convocatoria, que, según sostuvo, será “contundente”, y resaltó el gesto de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), que conduce Antonio Caló, a su vez secretario general de la CGT alineada con el Gobierno, de dar libertad de acción a sus afiliados. “Van a parar casi todos los gremios, hasta los gremios oficialistas, como la UOM”, resaltó. Además, planteó la continuidad del plan de lucha. “Vamos a tener que discutir en 15 o 20 días cómo hacemos un paro de 36 horas con movilizaciones”, enfatizó el dirigente gremial a radio Nacional Rock.

Desde la CGT de Hugo Moyano, el secretario general del gremio de Judiciales, Julio Piumato, pronosticó que el paro nacional de mañana marcará “una jornada histórica”, con un reclamo “contra la precarización laboral, contra el impuesto al trabajo y por aumento de emergencia a jubilados”.

Además, el Partido Obrero (PO) afirmó que la medida de fuerza suma adhesiones y vaticinó que representará un quiebre en la CGT oficialista. “El paro crece. Se quiebra la CGT oficial, paran las grandes plantas y parques industriales de gremios no adheridos a partir de asambleas obreras”, destacó Néstor Pitrola.

Mientras organizan la forma que tendrá el paro, desde los gremios alertaron ayer que el Gobierno intentará reunir hoy a las cámaras del autotransporte de pasajeros en la Casa Rosada “con la intención de forzar a los empresarios a sacar a las calles a trabajar a los colectivos”, según denunciaron.

Entre los empresarios, ayer habló el vicepresidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), José Urtubey, que en declaraciones a la agencia Télam calificó el paro de “inoportuno”. (La Nación)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video