Publicado el: 8, Abr, 2015

El Gobierno denunció penalmente a Stiuso y dijo que es un “cuasi prófugo”


El Gobierno denunció penalmente a Stiuso y dijo que es un "cuasi prófugo"
08/04 – 09:30 – Lo acusó de incumplimiento de los deberes de funcionario y lo culpó de ocultar información sobre la investigación del atentado; anteayer, el ex espía no había respondido a una citación de Parrilli.

Por: Mariana Verón
El Gobierno avanzó ayer un paso más en su presión contra el ex agente de inteligencia Antonio Jaime Stiuso y lo denunció penalmente por haberse negado a dar información sobre la investigación que llevó adelante tras el atentado terrorista a la AMIA.

La presentación de esa denuncia la realizó ayer el secretario de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Oscar Parrilli, después de que Stiuso no se presentara ante el organismo el lunes pasado, fecha en la que había sido citado para que informara sobre la investigación del ataque terrorista de 1994, que estuvo bajo su mando. Parrilli acusó al ex espía de tener una “actitud evasiva, obstructiva, cuasi prófuga e infantil” y de jugar “a las escondidas”.

La denuncia, que por sorteo recayó en el juez Rodolfo Canicoba Corral, es por el delito de incumplimiento de los deberes de funcionario público e incluye haber “ocultado [información] a sus superiores jerárquicos”, “informar un domicilio falso” para esquivar la citación oficial y “ocultamiento de información” del propio organismo al que pertenecía.

Stiuso se jubiló en enero pasado, después de que la presidenta Cristina Kirchner lo echara del cargo de jefe de la Dirección de Operaciones con el cambio en la cúpula de la secretaría que terminó con la salida intempestiva de quienes debían controlarlo, Héctor Icazuriaga y Francisco Larcher.

A partir de la misteriosa muerte del fiscal Alberto Nisman tras denunciar a la Presidenta por el supuesto delito de encubrimiento a los acusados iraníes de perpetrar el atentado a la mutual judía, que fue desestimada en primera y segunda instancia judicial, el Gobierno apuntó ahora al ex agente todopoderoso.

La denuncia del Gobierno dio cuenta de que ninguna de las áreas de la secretaría involucradas en la investigación del atentado de 1994 tuvo conocimiento de las actuaciones que llevó adelante Stiuso por pedido de Nisman, detectadas a partir de varios oficios que hicieron llegar los nuevos fiscales del caso AMIA.

Según detallaron tanto Parrilli como su segundo, Juan Martín Mena, en una conferencia de prensa que se hizo ayer, llamativamente el ex agente era la “única persona” en conocimiento de esos requerimientos de Nisman y presuntamente nadie lo controló.

Esos oficios que presentaron los nuevos fiscales de la causa AMIA, Sabrina Namer, Roberto Salum y Patricio Sabadini, pedían información sobre los avances en la investigación después de que detectaron que Nisman había cruzado cartas con Stiuso para pedirle algunas medidas.

Por no presentarse, Parrilli acusó al ex hombre fuerte de la inteligencia nacional de mostrar “desprecio ante la acusa AMIA” y de caer en una “falta de respeto” a los familiares de las víctimas, además de calificar su actitud como “infantil y de mala fe”.

Resultados

A su vez, el nuevo jefe de Inteligencia cargó también en la denuncia contra el fiscal muerto: “Puede concluirse que, respecto de las presuntas tareas encomendadas y en desarrollo entre el fiscal Nisman y Stiuso durante al menos diez años no se habría producido resultado alguno más allá del simple intercambio postal entre requerimientos, informes de dificultades, presuntos avances y promesas de informes conclusivos”, señaló.

Nuevamente, el funcionario desligó de responsabilidades a sus antecesores en el cargo por no haber controlado a Stiuso, reveló que tras la creación de la AFI disolvió todas las direcciones dentro de ese organismo y contó que ya no existía ningún agente de alto rango, como Stiuso, encargado específicamente de la investigación del atentado a la AMIA.

Parrilli también aprovechó la conferencia de prensa de ayer para contestarle al abogado de Stiuso, Santiago Blanco Bermúdez, a quien acusó de tener una actitud “burlona”, después de que anteayer el letrado se presentara en el edificio de la ex SIDE para informar que no había tenido contacto con su cliente.

Además, el jefe de la AFI detalló las dificultades que atravesó el Gobierno para dar con Stiuso en las últimas semanas (le envió cuatro notificaciones a distintos domicilios del ex espía) y calificó la actitud del ex agente como “evasiva y cuasi prófuga”.

Así, el funcionario contó que en la búsqueda de los domicilios que había dejado Stiuso detectaron que uno pertenecía a la empresa American Tape, compañía que figura como de su propiedad en la denuncia penal por enriquecimiento ilícito que ya investiga la Justicia.

Ahora, será Canicoba Corral el que defina si lo cita a declarar. Sólo él puede hacerlo con la fuerza pública. (La Nación)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video