Publicado el: 27, Abr, 2015

Según la Auditoría Ambiental, La Usina Térmica de Río Turbio, no puede funcionar por incumplir las normas


Técnicamente es poco probable que la Usina de Río Turbio, pueda entrar en servicio el 4 de diciembre de 2014 - Foto: OPI Santa Cruz
27/04 – 16:00 – En la última Auditoría Ambiental de la AGN, la Central Termoeléctrica de Río Turbio se encuentra, aún, sin haber cumplimentado los requerimientos exigidos por ley para la protección del medio ambiente. El órgano auditor, ha encontrado que entre 2007 y 2014, YCRT no ha acatado la orden sobre el cuidado ambiental y la usina de la cuenca, no observa cuestiones básicas antes de la entrada en servicio de la planta generadora y resalta la necesidad de una nueva auditoría cuando comience a funcionar. (Informe II)

Luego de conocer en un informe anterior elaborado por OPI en base a la última auditoría de la AGN en la cuenca, donde constan las cuestiones ambientales que YCRT no ha resuelto desde el año 2006 y hasta el 2014, en que se llevó a cabo una auditoría ambiental, rescatamos esta segunda parte donde la misma Auditoría General de la Nación, determinó que la Central Termoeléctrica de Río Turbio, sigue sin cumplir con las observaciones realizadas tanto en YCRT como en la Central Térmica; señala que “si bien YCRT ha presentado el estudio de impacto ambiental, no ha subsanado las observaciones realizadas por la autoridad de aplicación: no está definido el destino final de las cenizas antes de la puesta en marcha de la usina.

En relación a la composición de las cenizas – describe el informe – se considera importante la realización de una nueva auditoría una vez que la CTRT se encuentre en funcionamiento, a fin de evaluar su impacto sobre el medio ambiente. En este sentido admite “La adopción del principio precautorio y de sustentabilidad (ley general del ambiente) requiere profundizar estudios para evaluar las posibilidades de reutilización del residuo principal de la Central como insumo para la mejora en la industria del cemento, aprovechando las instalaciones y logística de YCRT”. Cabe señalar que esto ha quedado prácticamente descartado y hoy por hoy el gran problema que la Central enfrenta, es la falta de un lugar y un método, para la disposición final de las cenizas.

La AGN recuerda que con fecha 03/08/10 YCRT suscribió un convenio con la Universidad Tecnológica Nacional, en el marco del Convenio de Cooperación y Asistencia Técnica de fecha 14/01/2008 y posteriormente se formalizó una adenda de fecha 11/07/11, con el objeto de realizar el estudio de impacto ambiental del Yacimiento y presentar el mismo ante las autoridades correspondientes. La actividad objeto del convenio implicaba elaborar una línea de base, identificar los impactos ambientales y efectuar un Plan de Gestión Ambiental.

En dicho marco se inició el diagnóstico de los pasivos ambientales, realizándose inspecciones que identificaron inicialmente 8 sitios con pasivos ambientales, algunos de antigua data que, por otra parte, fueron ampliándose con el paso del tiempo. Ninguno de estos pasivos, a pesar del tiempo transcurrido y a la fecha de la última inspección (año 2013), fueron remediados o se modificó el procedimiento para evitar la continuidad de los derrames o la filtración de químicos, etc. Con el tema de la Central Térmica, observa la AGN, ha pasado algo similar, con la única diferencia que el ingenio aún no entró en servicio y muchos de estos elementos observados, deben ser salvados antes de su puesta en marcha.

Entre las irregularidades que la AGN encontró aún sin solución figuran:

Cenizas

Éste es un tema sumamente complejo, sobre el que hay serias denuncias y proyectos inviables que se han generado como forma de “convencer” ala opinión pública, de que es un tema manejable para quienes tienen la responsabilidad operativa de la Central, pero que en realidad no es así y de hecho la propia AGN en su último informe suscribe:

Se requiere definir el destino final de las cenizas antes de la puesta en marcha de la usina; profundizando estudios para evaluar las posibilidades de reutilización del residuo principal de la Central como insumo para la mejora en la industria del cemento, aprovechando las instalaciones y logística de YCRT.

Con respecto a la calidad de las cenizas se ha identificado la presencia de Talio en el listado de la composición química presentada en el documento del EIA. Este es considerado como un elemento tóxico3.

Por este motivo se considera importante la realización de una nueva auditoría una vez que la CTRT se encuentre en funcionamiento, de manera de evaluar su
impacto sobre el medio ambiente
.

Efluentes

Es otro elemento de cuestionable tratamiento, dentro de la discusión ambiental, por cuanto se considera que el tratamiento de desechos de efluentes al Río Gallegos, no están completamente contemplados y en este punto, el informe de la AGN (recordemos que al menos hasta el año 2014) señala que desde el 8 de marzo de 2012 están pendiente de realización:

– Control de calidad de agua en Río Gallego y Rio Turbio.
-Relevamiento de los recursos ícticos para obtener una línea de base ambiental antes de la puesta en marcha.
– Medición promedio de caudal de los ríos Turbio con el objetivo de prevenir aludes.
– Propuesta con plazos de construcción de la estructura cubierta donde se almacenaran las pilas de carbón. Debe estar lista para funcionar previo a la apertura de la usina. (Agencia OPI Santa Cruz)

Notas relacionadas:

La Auditoría General de la Nación emitió en el 2014 un informe negativo sobre YCRT en materia medioambiental

Las cenizas que generará la Usina de Río Turbio producirá un “Ecocidio” en el río e impactará en Río Gallegos

La Usina de Río Turbio es ambientalmente inviable, lo corroboran los técnicos y el propio EIA

Dejar un comentario



Mostrando 2 Comentarios
Publica tu comentario
  1. AMIGO dice:

    Otra mas y van ……..
    DLINCUENTES!!!!!!!!!

  2. nestor dice:

    y como siempre violan las leyes en todo.no solo la usina.y la gilada despues vota

Publicidad

OPI Video