Publicado el: 28, Abr, 2015

Con fuertes críticas, Timerman renunció por carta a la AMIA


Timerman amenazó con expulsar al jefe de la embajada de Estados Unidostimer
28/04 – 15:00 – El canciller presentó su renuncia “indeclinable” como socio de la entidad judía. Y también le pidió a DAIA “que no utilice su nombre”.

Por: Natasha Niebieskikwiat
El canciller Héctor Timerman presentó su renuncia “indeclinable” como socio a la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) a través de una carta al presidente de la entidad, Leonardo Jmenitzky, que hizo llegar el propio ministro a los medios, incluyendo a Clarín.

En la dura misiva también pide que por esa renuncia tampoco la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA) utilice su nombre.“Motiva tal decisión la certeza tal decisión la certeza de que ambas instituciones con su accionar obstruccionista continúan impidiendo el avance en la investigación del criminal atentado terrorista ocurrido el 18 de julio de 1994, a la vez que alimentan, tal vez sin desearlo, campañas de quienes pretenden usar dicha tragedia para fines contrarios a los intereses nacionales.

Tanto políticos como económicos y sociales”.En un primer momento, Jmenitzky dijo a la Agencia Judía de Noticias que “no” habían recibido ninguna carta, por lo que se deduce que el canciller decidió primero comunicar su renuncia a través de los medios. Más tarde, entró formalmente la carta a la AMIA.Vale recordar que Timerman renuncia ahora después de la campaña que otras instituciones de la colectividad judía, como Plural Jai iniciaron para que fuera excluido de la AMIA, luego de la conformación de un “Tribunal Etico” en su contra, por las actitudes del canciller en las negociaciones con Irán que derivaron en la firma del pacto.

Timerman está incluido en la denuncia del fallecido Alberto Nisman contra la presidente Cristina Kirchner y otros dirigentes por el presunto acto de encubrimiento.Su renuncia se produce también en el marco de la batalla que otros miembros de la colectividad judía con simpatía kirchnerista están realizando para tumbar a la DAIA como principal brazo político de las instituciones judías.

La familia Timerman formó parte de la élite de la colectividad judía.La misiva renuncia tiene el más puro estilo Timerman. Primero es bastante extensa. Después se explaya en las habituales acusaciones a Clarín, La Nación y otros medios. Hace alusión a la familia Graiver, a Papel Prensa, a la reacción de la colectividad judía frente a ellos. Se queja de quienes hablan en la colectividad de “judíos vergonzantes”. Criticó por eso también el último acto por el Día del Holocausto, donde se oyeron fuertes críticas a Cristina y a Elbaum.

Y concluye de manera extraña. Si bien aclara que no acusa a los dirigente de AMIA de conspirar con los fondos buitres, sí los acusa por su “silencio” que –dice Timerman- “valida que la escoria nacional e internacional utilice a las víctimas para sus fines espurios”. Luego igual, les advierte que podrían en el futuro sufrir acciones legales en su contra recordándoles –sin nombrarlo- que el presidente de la DAIA Rubén Beraja “se encuentra procesado por encubrimiento del atentado” (Clarín)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video