Publicado el: 4, May, 2015

Mujica: “Si los argentinos tuvieran más dificultades serían más humildes”


Mujica: "Si los argentinos tuvieran más dificultades serían más humildes"
04/05 – 09:30 – El ex presidente de Uruguay dijo que la Argentina tiene “la maldición de la abundancia”. Le recomendó a Cristina que cuide a sus hijos y habló de su legado: “Dejar una corriente que haga de la sencillez una forma de vida”.

Las impresiones de José Mujica siempre generan atracción. Y eso se potencia, de este lado del Río de la Plata, cuando el ex mandatario uruguayo posa su mirada en la realidad argentina y realiza un diagnóstico sencillo pero contundente y resonante a la vez.

En plena batalla electoral por la sucesión de Cristina Kirchner, el ex jefe de Estado expuso su mirada sobre lo que viene para el país y reafirmó su sensación -apoyada en cuestiones históricas- de que “si no gana un peronista, es difícil”.

“A uno le da la impresión que en la Argentina lo viable se elige dentro del peronismo”, resumió Mujica esta mañana, en diálogo con Gustavo Sylvestre por Radio Del Plata. “Aunque uno puede estar equivocado”, apuntó.

En ese sentido, el líder latinoamericano señaló que “mirando desde lejos, la única garantía que tiene esa corriente emocional tan importante, multitudinaria, que se siente ligada al peronismo” es que el histórico movimiento político “esté unificado”. Y para que eso sea más fácil de lograr, consideró que “lo mejor que le puede pasar es tener un adversario común”. “Cuando aparece una circunstancia de ese tipo, se juntan todos los peronistas y le hacen una guerra imposible (al rival). Esa es la impresión que tenemos nosotros desde afuera”, diagnosticó.

En cuanto al futuro político del país, Mujica prefirió no destacar a ninguno de los candidatos que se perfilan para llegar a la Casa Rosada: “No nos podemos inmiscuir en decir que gane uno u otro, porque seria intolerable para los que piensan distinto. Las decisiones que las tomen los argentinos”.

“No sé cuál es el rumbo que va a tomar el pueblo, yo lo único que puedo hacer es cultivar la mejor relación posible para que sea fluida, porque para mi país es capital”, se justificó el ex Presidente, que con picardía agregó: “Aprendí que cuando a la Argentina le va bien, a nosotros nos va bien. Eso quiere decir que mi cariño por su país no es desinteresado, sino muy interesado”.

En otra entrevista, en diálogo con Luis Novaresio en radio La Red, el ex mandatario habló de la “maldición de la abundancia” que en muchas ocasiones ha sido dañino para su pueblo. “Tienen un país muy rico, si hubieran tenido más dificultades para vivir, es probable que hubieran sido mas humildes”, analizó.

“¿Qué consejo le daría a Cristina Kirchner?”, le preguntaron. Y el referente político uruguayo contestó: “Que cuide a sus hijos, que es lo que le queda”. “Vamos entrando en una edad y ella, que los ha tenido, los tiene que cuidar; lo que cuenta es lo que queda; a ella le han dado palo y también ella lo ha dado; es notable para jugar al truco”, sintetizó.

También se refirió a su “legado”. Su sueño es dejar una corriente que haga de la sencillez y la sobriedad “una forma de vida”. “Que tenga una conducta en la cosa pública de un compromiso permanente”, pidió.

El día a día con Cristina Kirchner

En cuanto a su relación con Cristina Kirchner, marcada por numerosos y resonantes desencuentros, Mujica recordó: “Nos peleamos pila, tuvimos diferencias por intereses que son distintos, pero no puedo evitar tenerle admiración”.

“En la defensa de su proyecto algunas veces tuvimos contradicciones, pero yo humanamente la comprendo perfectamente. Y cada cual defendiendo sus intereses a veces tienen sus diferencias. Pero merece mi máximo respeto y una profunda estima”, manifestó.

En el mismo sentido, el ex jefe de Estado advirtió que “no es fácil para una mujer conducir un barco en aguas tan tumultuosas como suele tener la sociedad argentina”.

“A veces la he visto mal a Cristina, en una actitud defensiva, así como quien se siente agredida por todos lados. Y humanamente hay que entenderla, a las mujeres les cuesta porque los hombres todavía no tenemos la grandeza de aceptarlas”, concluyó. (Infobae)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video