Publicado el: 6, May, 2015

Confirman a Lorenzetti al frente de la Corte tras otra embestida del Gobierno


Confirman a Lorenzetti al frente de la Corte tras otra embestida del Gobierno
06/05 – 09:10 – En una nueva embestida contra la Corte Suprema, el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, salió a cuestionar ayer, a primera hora de la mañana, a los jueces supremos. Sin embargo, apenas tres horas después, el alto tribunal, mediante un escueto comunicado, ratificó que Ricardo Lorenzetti seguirá presidiendo la Corte para el período para el que fue reelegido, que se extiende hasta 2019.

Por: Adrián Ventura
En su habitual ronda con el periodismo, el ministro coordinador denunció públicamente que la acordada firmada el 21 de abril pasado por Lorenzetti, Juan Carlos Maqueda, Elena Highton y Carlos Fayt -por la cual los tres jueces reeligieron a Lorenzetti como presidente para el período 2016-2019- “falsea la verdad”.

En ese sentido, el ministro coordinador agregó: “Estamos en un problema que incluye a todos los ministros de la Corte”. Las críticas de Fernández coinciden con las que había realizado días atrás en el mismo sentido el periodista Horacio Verbitsky.

Inmediatamente, la Corte, a través del Centro de Información Judicial (CIJ), emitió un comunicado en el que afirmó que “ante versiones publicadas en el día de la fecha [por ayer], ratifica total y absolutamente las autoridades designadas mediante acordada 11 del 21 de abril de 2015”.

Si bien la Corte alude a “versiones”, fueron fuentes del alto tribunal las que confirmaron que el lunes Lorenzetti le había planteado a Maqueda y a Highton su intención de dejar la presidencia de la Corte para distender la situación.

Ayer, el tribunal no desmintió esa información y, en el comunicado, reafirmó la “ratificación total y absoluta” de Lorenzetti.

En otras palabras, la conversación que mantuvo Lorenzetti con Maqueda y Highton, y en la cual el primero de los jueces amagó con no reasumir como titular de la Corte a partir de 2016, no pasará a mayores.

Era previsible. Maqueda y Highton le habían ratificado su confianza a Lorenzetti el mismo lunes.

Además, Maqueda, un ex diputado y senador nacional que llegó a la Corte en 2002 y siempre conservó un perfil muy bajo y trabajador, no desea esa función de máxima exposición.

Y, por su parte, Highton quedaría colocada en una posición muy incómoda si, siendo ella presidenta del cuerpo, la presidenta Cristina Kirchner lograse ampliar la composición de la Corte.

En Tribunales hay quienes sostienen que no sería ésa la mejor forma de coronar su larga carrera. La pelea que subyace debajo de este debate pasa por el intento de la Presidenta de controlar a la Corte para impedir que le ponga algún límite al Poder Ejecutivo.

Por el contrario, hace diez días, Lorenzetti reivindicó que esa función de control es propia de los jueces y, anteayer, en un discurso en la Casa Rosada, la primera mandataria volvió a retrucarlo cuando ella afirmó que el Ejecutivo y el Congreso sólo pueden ser controlados “por el pueblo”.

Para lograr aquel objetivo, Cristina envió al Senado el pliego del abogado Roberto Carlés para reemplazar al ex juez Raúl Zaffaroni, y Aníbal Fernández y otros funcionarios encumbrados emitieron fuertes críticas contra el juez Carlos Fayt para llevarlo a renunciar .

Además, Cristina Kirchner amagó con impulsar la ampliación del alto tribunal, una idea que es resistida por Lorenzetti y por sus colegas.

Ayer, el Gobierno también alistó su artillería: el Frente para la Victoria designó nueva presidenta de la Comisión de Juicio Político de la Cámara de Diputados a Anabel Fernández Sagasti, una incondicional de La Cámpora.

La citada comisión ya estaba bajo el control del FPV, pero la designación de Sagasti sería una señal de que el Gobierno se apresta a lanzar una ofensiva contra la Corte en el Congreso (ver aparte).

En defensa de la Corte salieron los diputados Elisa Carrió (CC) y Sergio Massa (FR).

Massa dijo: “La Corte puede funcionar bien con cuatro jueces. Estamos a meses de un cambio de gobierno. ¿Cuál es el apuro? No logro que me lo expliquen”.

Y sobre Fayt, cuya capacidad cuestiona el Gobierno, Massa afirmó: “Cuestionan a un prócer del derecho como Fayt y después proponen a un neófito del derecho como Carlés”.

Por su parte, Carrió afirmó: “No podrán con usted, Fayt. Los funcionarios del Ejecutivo son perversos y crueles. Atacan a un maestro del derecho”. (La Nación)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video