Publicado el: 6, May, 2015

Pese a los anuncios de Kicillof, se pagará más por Ganancias


El Gobierno admitió que debería subir el piso de Ganancias, pero aclaró que hoy no es posible
06/05 – 09:40 – Medida del Gobierno bajo presión sindical.Es porque Economía no calculó la suba salarial para este año. Igual, una franja aportará menos que sin la nueva medida.

Por: Ismael Bermúdez
Los trabajadores alcanzados por los anuncios realizados el lunes por el ministro de Economía, Axel Kicillof –los que entre enero y agosto de 2013 ganaron entre $ 15.000 y $25.000 de sueldo bruto, aunque ahora ganen más–, pagarán menos por el Impuesto a las Ganancias de lo que hubieran tenido que aportar sin los anuncios.

Pero aún así, los pagos por el impuesto serán mayores a los del año pasado tanto en términos nominales como reales, y tendrán mayor presión impositivo que en 2014.

Por ejemplo, en el caso de un soltero sin hijos, en 2015 terminaría pagando un 32% más, de acuerdo a las cifras que surgen del cuadro difundido por el jefe del Palacio de Hacienda. Es una suba superior a la inflación esperada del Gobierno y a las subas salariales. Entre otros factores, la dudas sobre los anuncios de Kicillof se debió a que los cuadros difundidos no contemplan ningún aumento salarial durante este año y eso altera los resultados.

Como le dijo a Clarín el especialista Andres Mir, del IARAF (Instituto Argentino de Análisis Fiscal) “si bien para poder hacer un análisis profundo es necesario esperar la instrumentación de los anuncios, los valores expuestos por el ministro permiten extraer algunas conclusiones”. Y agregó que “para poder analizar el verdadero alcance de la medida debería compararse el impuesto promedio correspondiente a 2014 con el impuesto promedio resultante para 2015 a partir de las remuneraciones que se percibirán en este año”.

Eso significa que, como mínimo, por el tope que quieren establecer el Gobierno y los empresarios, los salarios tendrían en 2015 un incremento de al menos el 25%.

De esta forma, por ejemplo, un trabajador de $ 20.000 de sueldo bruto, pasaría a tener un ingreso bruto de $ 25.000. Y del cuadro difundido por Kicillof, “ese trabajador verá incrementada su obligación tributaria en un 32% (de $ 2.066 a $ 2.727 mensuales promedio), es decir un porcentaje superior al aumento salarial obtenido, aunque menor al 60% que hubiera sufrido si no se modificaran los parámetros, ya que debería haber pasado a tributar, según Economía, $ 3.310 mensuales”.

En la misma línea, el tributarista César Litvin le dijo a este diario que el cuadro presentado por Kicillof es una fotografía de un momento anterior a los aumentos salariales. Y para analizar el impacto de los anuncios hay que ver toda la película de 2015, incluyendo los incrementos salariales.

La película muestra una mayor presión tributaria de Ganancias, incluso sobre los supuestamente beneficiados. Mir planteó que de los valores expuestos por Kicillof surge “un alivio para los trabajadores alcanzados en el anuncio en relación al notable incremento de presión tributaria que iban a sufrir si no se disponía algún cambio, pero los trabajadores verán incrementado pero no disminuido el porcentaje de su salario que debe destinarse al pago del impuesto a las Ganancias”.

En el ejemplo del soltero sin hijo de $ 20.000, la presión tributaria de Ganancias sube del 10,33 al 10,98% del sueldo. Representa el descuento de más de un sueldo por año.

Los que quedaron fuera del anuncio, los autónomos y los que ganaban más de $ 25.000 en 2013 tributarán mucho más que en 2014. Por ejemplo, un casado con 2 hijos que en 2013 superó los $ 25.000 y en 2014 ganó $ 27.000, le descontaron por Ganancias casi el 12% del sueldo: unos $ 3.200 por mes. Si en 2015 pasa a ganar $ 32.000, casi un 20% más, le descontarán por Ganancias el 14,4%, unos $ 4.600 por mes. En este caso, el incremento impositivo es del 43,7%, muy superior a la suba salarial y a la inflación anual pasada y futura. Y equivale a la pérdida de casi dos sueldos por año. (Clarín)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video