Publicado el: 8, May, 2015

La nave rusa que se precipitaba sin control hacia la Tierra se desintegró en el Pacífico


La nave rusa que se precipitaba sin control hacia la Tierra se desintegró en el Pacífico
08/05 – 09:40 – “Ni nuestros medios de control ni los norteamericanos la ven”, dijo la industria espacial rusa, que agregó que el carguero espacial no tripulado Progress se deshizo al ingresar en la atmósfera y cayó al Océano a las 2.04 GMT.

El carguero no tripulado Progress M-27M, que había generado expectativas por su caída fuera de control sobre la Tierra, se salió de la órbita del planeta, se desintegró al ingresar en la atmósfera y cayó en el Océano Pacífico, confirmó la agencia espacial rusa Roscosmos.

La nave había sufrido problemas técnico tras su lanzamiento el último 28 de abril y su fecha de caída había generado la atracción del mundo entero.

“La nave Progress M-27M dejó de existir a las 05:04 de Moscú (02H04 GMT) el 8 de mayo de 2015. Su entrada en la atmósfera se realizó por encima de la parte central del océano Pacífico”, indicó Roscosmos en un comunicado.

Roscomos anunció que el carguero se desintregró sobre el Pacífico Central. “De acuerdo con los cálculos, la nave ya se ha desintegrado. Por lo menos, ni nuestros medios de control, ni los estadounidenses lo ven”, agregó una fuente de la industria espacial a la agencia rusa de noticias Ria Novosti.

“La nave se desintegrará completamente al atravesar las capas de la atmósfera y sólo algunos pequeños fragmentos llegarán a la Tierra”, había anticipado más temprano Roscomos.

El 28 de abril, unas horas después de que despegara, el Progress, que debería haber llegado seis horas después a la ISS para abastecerla, dejó de responder a los ingenieros rusos y comenzó a tener reacciones incontrolables.

Se ha encargado a una comisión de investigación que establezca las circunstancias del incidente, que parece haberse producido en el momento de la separación entre la nave y el cohete, consideró el vicepresidente de Roskosmos, Alexandre Ivanov.

La pérdida de este carguero tendrá un costo de cerca de 600 millones de dólares pero no pone en peligro a la tripulación de la Estación Espacial Internacional (ISS), que dispone de reservas para varios meses.

Una nave con suministros Dragon, de la sociedad estadounidense SpaceX, debería llegar a la ISS a partir del 19 de junio.

Mientras tanto, una comisión de investigación debe aclarar las circunstancias del incidente, que parece haberse producido en el momento de la separación entre la nave y el cohete, había estimado el vicepresidente de Roscosmos, Alexandre Ivanov.

Los resultados de la investigación se darán a conocer antes del 13 de mayo, según la agencia espacial rusa.

Las agencias de noticias rusas, con base en fuentes de la industria aeroespacial rusa, anunciaron que la próxima misión espacial prevista el 26 de mayo podría aplazarse dos semanas a causa de los problemas registrados por la nave Progress.

Roscosmos no confirmó estas informaciones, pero la rueda de prensa prevista el viernes con los tres miembros de la tripulación de esta expedición -un estadounidense, un ruso y un japonés- ha sido anulada. (Infobae)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video