Publicado el: 11, May, 2015

Más sospechas sobre manejos contables en los hoteles K


El zorro pide cuidar a las gallinas. Sanfelice quiere la causa Hotesur en Santa Cruz
11/05 – 10:30 – Clarín accedió a datos que muestran cuánto pagaban Báez y Sanfelice a los Kirchner.

Clarín accedió en exclusiva a documentación contable del principal hotel de los Kirchner que está siendo investigado en la Justicia por lavado de dinero, el llamado “Alto Calafate”. Esos informes muestran, entre otras cosas, que la familia presidencial recibió $ 18.808.200 de parte de quien le alquiló ese negocio durante tres años, el contratista del Estado Lázaro Báez, a quien esa alianza comercial le dejó magros resultados comerciales. Los registros a los que accedió este diario también exponen las fuertes oscilaciones de la contabilidad de ese hotel mientras fue administrado por éste empresario.

En agosto del 2013 Báez fue removido del manejo de ese emprendimiento: la Justicia nacional e internacional lo había imputado en causas de lavado de dinero. Lo reemplazó otro socio de los Kirchner, Osvaldo Sanfelice. Báez pagaba alrededor de 5 millones de pesos anuales para alquilarle ese hotel a los Kirchner. Sanfelice paga ahora, por lo mismo, 800 mil pesos por año.

El juez Claudio Bonadio y el fiscal Carlos Stornelli investigan este tipo de maniobras financieras y contables registradas tanto en el “Alto Calafate” como en los otros hoteles presidenciales.

La hipótesis es que esas empresas podrían haber sido usadas para lavar dinero. La contabilidad registrada por los Kirchner, Báez y Sanfelice en esos negocios alimentan esas sospechas.

Clarín conoce detalles de las finanzas del “Alto Calafate” porque accedió a documentación financiera de Hotesur, la sociedad de los Kirchner que es propietaria del hotel. Y también a los registros contables de la compañía Valle Mitre, que alquiló el negocio oficialmente desde el 2010 al 2013.

Este diario, además, pudo analizar varios “informes de revisión” de la contabilidad de la firma Idea S.A., de Sanfelice, la nueva compañía que explota ahora tres de los hoteles K. Además del “Alto Calafate”, la familia presidencial es dueña de los hoteles “Los Sauces” y “Las Dunas”, en El Calafate; y de “La Aldea”, ubicado en El Chaltén.Salvo “Los Sauces”, todos los demás negocios turísticos K fueron alquilados y regenteados hasta agosto del 2013 por Valle Mitre.

Lo mismo ocurre ahora pero con Sanfelice e Idea S.A, que administra un hotel del empresario del juego y los medios, Cristóbal López, involucrado también en la causa Hotesur.

Según un escrito de la Oficina Anticorrupción, Valle Mitre -o sea, Báez- se hizo cargo de la “explotación comercial” del “Alto Calafate” el 10 de noviembre del 2008, pero ese mismo organismo admite que esa firma recién se regularizó ante el Estado en abril del 2009.Ese año “Alto Calafate”, consiguió ventas por $7.814.530,66 a través de Valle Mitre. Pero el resultado ordinario muestra un saldo negativo de $5.445.758,73.

En el ejercicio comercial del “Alto Calafate” del 2010, ya con Báez como administrador oficial, el hotel resurgió. Los papeles muestran que las “ventas” se triplicaron: llegaron a los $24.140.303,91.

Ese año Báez obtuvo $975.202 de ganancias. Eso pasó aunque los “gastos ordinarios” se habían duplicado respecto al período anterior: en el 2009 eran $5.077.582,67 y en el 2010 de $10.197.775, 47.

Los documentos de Hotesur SA a los que accedió Clarín muestran que en el 2010 Báez les pagó a los Kirchner por el alquiler del “Alto Calafate” $5.460.000.Ese año, el empresario constructor ganó $975.202,47. La cesión de su negocio a Báez favoreció entonces a los Kirchner. En el 2011, el empresario K le abonó a la familia presidencial por la renta del hotel $5.595.600. Y él ganó $339.155,47. En el 2012 Báez alquiló el “Alto Calafate” por $4.896.000. Al año siguiente, ya con la Justicia al acecho, la renta disminuyó a $2.856.000.

La causa Hotesur puso bajo investigación a la familia presidencial. El dueño del 98% de la empresa era Néstor Kirchner. Se desconoce quién es propietario del 2% restante. Tras la muerte del ex presidente, el representante de sus acciones del “Alto Calafate” es Máximo Kirchner.

¿Sabían los Kirchner cómo manejaba Báez sus hoteles? ¿Por qué le rebajaron el alquiler a Sanfelice de modo tan rotundo?

El juez Bonadio y el fiscal Stornelli acumulan pruebas y analizan números para encontrar respuestas a esas preguntas. (Clarín)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video