Publicado el: 13, May, 2015

Se confirmó la compra del Lear Jet 35 LV-BPL de Teddy Taratutti, por Lázaro Baéz, quien congeló el “Zulú-Sierra-Zulú” en San Fernando


El Lear Jet LV BPL en el aeropuerto de El Calafate - Foto: Gentileza Charlie Foxtrot
13/05 – 18:00 – El traslado desde Río Gallegos a Buenos Aires, Tierra del Fuego o Montevideo, desde hace tiempo, Lázaro Báez dejó de hacerlo por ruta. Vuela a través de los cielos, como corresponde a alguien que maneja mucho dinero y en una década ha logrado, de ser cajero de un banco, a tener una flota de aviones, 25 estancias, una empresa constructora con 2000 o 3000 empleados y riquezas aún no reveladas. Pero este último tiempo y debido a la exposición que ha tenido su máquina muleto, el Lear Jet 35 LV-ZSZ, el empresario decidió comprarle al dueño de London Supply, el avión que usaba eventualmente para realizar sus viajes más discretos.

OPI pudo corroborar, por fuentes altamente confiables, que el Lear Jet 35 LV-BPL, propiedad de Teddy Taratutti y que regularmente era utilizado por Lázaro Báez para moverse en vuelos por el país y el exterior, fue formalmente comprado por el empresario santacruceño, en tanto que el Lear Jet 35 LV-ZSZ, popularmente conocido por la identificación de sus siglas “Zulú-Sierra-Zulú”, goza del reposo del guerrero en los hangares de Top Air en el aeropuerto de San Fernando (Bs As).

De esta manera, Lázaro Báez se hizo de la máquina que utilizó muchas veces en sus vuelos por el país y el exterior, avión que ya quedó incorporado al inventario de Top Air (hecho que OPI había informado en una nota del 24 de abril del 2013), la empresa aérea del amigo K, que en una década, tuvo al suerte de dejar atrás la inestabilidad de un sueldo bancario, para erigirse en uno de los empresarios más prósperos y ricos de Santa Cruz.

Las fuentes muy bien informadas de OPI, indicaron que la decisión de cambiar la máquina “muleto” (ZSZ) por la de Taratutti, estuvo impulsada por la necesidad de sacar del foco de la prensa a su poderoso Jet que ya se transformó en un ícono de la ostentación K, pero que no le permite pasar desapercibido en ningún aeropuerto y últimamente se han filtrado, rutas, planes de vuelo y hasta listado de pasajeros, que pasaron a engrosar denuncias sobre desplazamientos de él, su hijos (Martín y Leandro) y personas vinculadas a la investigación de lavado de dinero, como es el caso de Leo Fariña.

El avión de Lázaro Báez en Río Gallegos LV-ZSZ - Foto: OPI Santa Cruz/Francisco Muñoz

Si bien la nueva máquina adquirida, también aparece en las denuncias, Báez figura como rentista del avión, cuya mayor controversia se desató cuando fue ubicada en el aeropuerto de Mendoza, el día que el valijero del “rodetito” compró un campo por 5 millones y los terminó vendiendo por 1,8 millones cuatro meses después (¿?), una puesta en escena (indican las fuentes) hizo el gerente de Ocean Pacific (ex propietarios de la máquina que hoy es de Lázaro), apareció diciendo que en esa fecha en Mendoza estuvieron Ejecutivos de London Supply arreglando negocios para la controladora de los aeropuertos patagónicos. Otras informaciones sitúan la adquisición de la máquina en el año 2011. Nuestras fuentes aseguran que la operación data de mucho tiempo después y ahora ya está incorporada al inventario de Top Air.

Al Lear Jet 35 LV-BPL se lo puede ver apontado casi permanentemente en el aeropuerto Piloto Fernández de Río Gallegos. Fuentes de Ushuaia el aseguraron a OPI que suele estar guardado en los hangares de la gobernación de Tierra del Fuego, gobierno al que Báez le prestaba servicios aéreos y eventualmente en el aeropuerto de San Fernando, donde permanece guardado y fuera de todas las miradas, el mítico “Zulú-Sierra-Zulú”.

Todo se conecta

Báez le alquilaba y luego le compró el Jet a Teddy Tarattuti. Éste a su vez es concesionario de todos los aeropuertos de la Patagonia (Trelew, El Calafate, Río Gallegos y Ushuaia). Se encuentra involucrado en la causa Ciccone, por haber sido quien aportó $ 1.800.000,00 a Vanderborele, para levantar la quiebra de la calcográfica. A su Vez Taratutti con su “empresa pulpo”, London Supply, no ha perdido el tiempo y logró que el estado nacional y provincial, le otorguen la licencia para explotar las zonas francas de Caleta Olivia y Río Gallegos. Hay quienes, pensando mal, insinúan que las obras civiles de ambos predios estarán reservadas a empresas de Lázaro Báez, quien también se va a quedar con concesiones comerciales dentro de cada predio; pero todo esto – insistimos – es solo una suposición eventual; nadie puede asegurar en este momento, que la amistad llegue a tanto. (Agencia OPI Santa Cruz)

Dejar un comentario



Mostrando 8 Comentarios
Publica tu comentario
  1. Paula Sica dice:

    ehhhhhhhhh siguen robandoooo, como si nada!!!!!!!!!! CARADURARAS LADRONES…HASTA CUANDOOO???????????

  2. Héctor Pane dice:

    Lindo Lear si no hubiera pagado a la AFIP tal vez tendría uno.

  3. Nany Berrioz dice:

    Sin dudas el dinero negro se continua transportando en bolsas igual que la Falopa, por algo desmantelaron los radares de zona norte.

    Esta gentuza no tiene limites, los hospitales sin insumos básicos y ellos continúan robando y demostrando la impunidad que gozan.

    Peron, Peron que grande sooooos.

  4. Quizas algun dia reclamemos que las estancias , los hoteles , las empresas , los aviones que sabemos son el resultado de la plata que nos robaron , sean reclamados por el pueblo atraves de sus representantes , asi como un dia le votaron a Kirchner una LEY para aprobar la gestion de los FONDOS EN EL EXTERIOR … Todas estas notas de OPI seran una gran prueba para que el Pueblo reclame la devolucion de lo que nos robaron …

  5. Armansor dice:

    y siga la joda total la paga el pueblo

  6. GRA dice:

    LAZARO ME LLEVAS A DAR UNA VUELTA ESTA HERMOSO TU JET

  7. Marcelo Schamy dice:

    Ahora esta guardado

Publicidad

OPI Video