Publicado el: 15, May, 2015

La interna del kirchnerismo será sólo entre Scioli y Randazzo


La interna del kirchnerismo será sólo entre Scioli y Randazzo
15/05 – 09:20 – Ayer, se bajaron Rossi y Taiana, quienes, junto con el ya excluido Urribarri, disputaban un lugar como tercer postulante; de este modo, las PASO del FPV serán entre dos representantes clásicos del peronismo.

Por: Mariana Verón
Cristina Kirchner apretó el acelerador en las definiciones electorales y ayer dio una fuerte señal hacia la interna del oficialismo: habilitó un mano a mano entre Daniel Scioli y Florencio Randazzo para que compitan por sucederla en la primaria del kirchnerismo.

La decisión quedó sellada con dos hechos: dejó libre al ministro del Interior y Transporte de la organización de las elecciones y, en simultáneo, ayer bajaron finalmente sus candidaturas Agustín Rossi y Jorge Taiana, los últimos que quedaban en la pelea nacional.

Tanto el ministro de Defensa como el legislador porteño que tenía el impulso del Movimiento Evita anunciaron que desistían de competir después de que el martes pasado lo hiciera el gobernador de Entre Ríos, Sergio Urribarri, que abrió la puerta al abandono masivo de candidaturas.

Todo se desencadenó tras el pedido de la Presidenta, la semana pasada, de que los dirigentes políticos de su partido se dieran un baño de humildad y ubicación, y desistieran de competir para evitar que se disperse la oferta electoral que presentará el oficialismo el 9 de agosto. Más allá de la poco sorpresiva salida de la grilla de Rossi y Taiana, un secreto a voces desde la semana pasada, el nuevo escenario político se comenzó a configurar con la partida de Urribarri, que parecía ser la tercera opción que dejaría la Presidenta. Su anticipado paso al costado, acordado con la Casa Rosada, despejó el tablero hacia una polarización.

La decisión de la Presidenta de liberar a Randazzo del manejo de la Dirección Nacional Electoral, que por decreto pasó a Justicia (tal como anticipó ayer LA NACION), terminó por ordenar la interna para un duelo final contra Scioli. No sólo le sacó el peso de esa dependencia que ya había despertado críticas de la oposición por su posible doble rol, sino que dejó en sus manos la cartera de Interior para no restarle poder.

Ayer, además, Cristina se mostró con Randazzo en una videoconferencia que compartieron desde Río Negro y el ministro cerró su día en el programa 678, de puro ADN K. No pasó inadvertido tampoco dentro del Gobierno que la Presidenta se quejara por cadena nacional, una vez más, de aquellos dirigentes que no presentan declaraciones juradas, mensaje que sólo le cabe a Scioli.

La decisión de la Presidenta de trasladar a Justicia la Dirección Electoral también fue una ratificación para la candidatura del jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, que pisa fuerte en la interna bonaerense en su intención de suceder a Scioli. Una de las posibilidades que había evaluado el Gobierno era que esa dependencia pasara al ministro coordinador para hacer más fácil la asignación presupuestaria en un año electoral. Pero Aníbal hubiese tenido el mismo problema que Randazzo. Ambos quedaron así avalados para ser candidatos. Y la decisión salió de la Casa Rosada, un dato que obligó al resto de los postulantes a prestar atención a las señales oficiales.

El primero en dar un paso al costado fue Rossi, que convocó a una conferencia de prensa en Rosario para anunciar que abandonaba la pelea. “La Presidenta ha pedido una reflexión colectiva y mi aporte es retirar mi precandidatura”, argumentó el ministro de Defensa y anticipó que se mudará a Santa Fe, su provincia. Podría ser candidato a senador o diputado nacional.

Taiana, en cambio, lo hizo a través de un comunicado del Movimiento Evita, partido que lo impulsaba. También abandonó Fernando “Chino” Navarro en su intención de ir por la provincia de Buenos Aires. “Lo hacemos con plena confianza en la conducción de nuestra compañera Presidenta, que siempre ha tomado las decisiones priorizando los intereses del pueblo argentino, los trabajadores y los humildes”, fue el mensaje del espacio. Ni Scioli ni Randazzo son para ellos opciones que los representen. De todas maneras, anunciaron que seguirán militando por el triunfo del Frente para la Victoria.

Con la aceleración de los tiempos, la expectativa más relevante ahora pasa por el armado de las fórmulas tanto de Scioli como de Randazzo. El ministro esperará la decisión de Cristina y ayer se deshizo en elogios y defensas de Axel Kicillof. El gobernador bonaerense piensa en algún par suyo ante la posibilidad de que se concrete lo que comenzó a circular en los últimos meses: que la Presidenta, para marcar distancia con él, esta vez no le elija un vice. (La Nación)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video