Publicado el: 18, May, 2015

Cristóbal López cada vez más testaferro K, más operador del gobierno y hasta se autodenuncia para encubrirlo


Cristóbal López, el otro socio de los negocios K que se enlaza con Lázaro, Máximo y Cristina Fernández
18/05 – Cristóbal López, el hombre más favorecido por el gobierno nacional a cambio de favores más que evidentes, impulsó una medida judicial para sacarle la causa “Hotesur” al Juez Bonadío, una operación que replica la iniciada por Lázaro Báez cuando trató de traer a Santa Cruz la causa por lavado de dinero, para controlarla y lograr que se desestimara. Hoy, López, es cada vez más funcional a la corrupción K, lo que pone de manifiesto su total compromiso con los favores del krichnerismo.

Cristóbal López se autodenunció para sacarle la causa Hotesur al juez Bonadio, maniobra que instrumentó una medida judicial para beneficiar a los Kirchner en la causa que investiga si los hoteles de la familia presidencial se usaron para lavar dinero: el empresario, involucrado en ese expediente, presentó un recurso pidiendo que el caso pase a tramitarse en un juzgado federal de Bariloche, expresa el diario Clarín en una nota con la firma de Nicolás Wiñazki.

Hace pocos días, Cristóbal se autodenunció en una fiscalía de Bariloche: el llamado “zar del juego” solicitó ser investigado en la trama Hotesur pero en un juzgado federal de esa ciudad patagónica que subroga Walter López Da Silva.

Entre otros argumentos – agrega Clarín – los abogados del empresario afirmaron que es en ese distrito patagónico donde está ubicado el hotel de López llamado “El Retorno”, investigado por Bonadio debido a que la compañía mantuvo vínculos financieros con uno de los hoteles de los Kirchner, el “Alto Calafate”.

Si el plan jurídico de López progresa, la pesquisa sobre las finanzas de los hoteles K se retrasaría hasta que diferentes tribunales definan cuál es el juez que debe avanzar en la investigación.

En una coincidencia que no parece ser producto del azar, Cristóbal siguió así la misma estrategia defensiva que plantearon ante la Justicia otros socios y allegados a los Kirchner involucrados en el expediente Hotesur, como Lázaro Báez, ex administrador de los hoteles de la familia presidencial.

En abril – expresa Wiñazki – Báez se presentó en el juzgado de Bonadío para pedirle al juez que le conteste a la Cámara Federal de Comodoro Rivadavia si la causa Hotesur no debía en realidad investigarse en esos tribunales. Según el investigado, esto corresponde, entre otras cosas, porque todos los involucrados en el caso tienen domicilio en el sur patagónico.

La autodenuncia que hizo Cristóbal López es el calco de una acción que ya había realizado Báez pero en Santa Cruz. El constructor de obra pública K también se había autodenunciado en el sur buscando que sean los jueces de esa provincia los que investiguen el posible lavado de dinero en los hoteles de la familia presidencial.

Las pesquisas judiciales sobre el hotel “El Retorno”, de Cristóbal López, se iniciaron después de que Clarín publicó los lazos económicos que existían entre esa empresa y “Alto Calafate”, de los Kirchner.

Por ejemplo: como mínimo desde el 2013 hasta fines del año pasado “El Retorno” fue administrado por la misma sociedad que administra tres de los hoteles propiedad de los Kirchner.

Esa empresa se llama Idea Sociedad Anónima y su presidente es Osvaldo Sanfelice: además de ser socio de Máximo Kirchner en una inmobiliaria, es empleado de Cristóbal López en una de sus varias compañías, añade Wiñazki.

El fiscal Jorge Bague Creta, de Bariloche, imputó a López después de que éste se autodenunció. En un escrito que elevó al juez federal de esa ciudad, Walter López Da Silva, el fiscal explicó, entre otras cosas, que debía analizarse si Cristóbal López “pactó fraudulentamente” con Idea SA para “derivar o recibir fondos del Alto Calafate”. Para eso, según él fiscal, debe determinarse “la competencia en base” a la comisión de los probables delitos a investigar.

El caso Hotesur empezó a investigarse después de una denuncia de la diputada Margarita Stolbizer (GEN). El programa PPT, de canal 13 difundió a fines del año pasado que la sociedad Hotesur, con la que los Kirchner controlan las acciones del “Alto Calafate”, había registrado ante el Estado domicilios truchos, y que adeudaba además la presentación de balances.

Desde entonces, la familia Kirchner desacreditó públicamente la denuncia, intentó enjuiciar a Bonadio en el Consejo de la Magistratura, y una sobrina de la Presidenta lo recusó, sin éxito. Ahora dos de los empresarios K más beneficiados por el Estado en la última década buscan que la causa se investigue en el sur. Fuentes del entorno de López aseguran que no tienen nada que esconder, y que el empresario no controla al juez y al fiscal de Bariloche que podrían investigarlo, finaliza diciendo el periodista del PPT, Nicolás Wiñazky en Clarín. (Agencia OPI Santa Cruz)

Dejar un comentario



Mostrando 1 Comentario
Publica tu comentario
  1. Nany Berrioz dice:

    Cristobal no es Testaferro.

    Cristobal es Kirchner, por ello Nestor al final de su mandato se prolongo la licencia de juego en el mayor casino de C. F. Palermo hasta el año 2032 y se obligo mediante decreto a duplicar la cantidad de Traga-monedas para para robar impunemente con licencia.

Publicidad

OPI Video