Publicado el: 21, May, 2015

Nueva maniobra de Báez para dilatar la causa Hotesur


¿Arenas síliceas en trenes de Cristina o en camiones de Lázaro Baéz?. Los últimos negocios de Buzzi y el FPV en Chubut
21/05 – 11:30 – Sus abogados recusaron a los peritos de los Corte designados por el juez Bonadio.

Por: Nicolás Pizzi
El empresario K Lázaro Báez puso en marcha una nueva maniobra judicial para dilatar el avance de la causa Hotesur, donde se investigan los negocios hoteleros de la familia presidencial. Sus abogados rechazaron esta semana la designación de los peritos de la Corte Suprema que “colaborarán con la investigación”.

Se sumaron así a un pedido de la sobrina de Cristina Kirchner, Romina Mercado, quien también intentó apartar al magistrado. La nueva presentación, a la que accedió Clarín, no parece un movimiento aislado: Báez sigue hablando con la Presidenta, aunque la sucesión de causas judiciales lo obligó a distanciarse.

En febrero, Bonadio le había pedido al Cuerpo de Peritos Contadores de la Corte Suprema que designe a un equipo de especialistas. La designación de tres peritos (dos mujeres y un hombre) fue impugnada por la defensa de Mercado.

El 11 de este mes, el juez rechazó ese pedido de nulidad argumentando que los peritos se designaron “según las disposiciones legales vigentes”, y advirtió que aún no se dispuso la realización de una pericia.

Los abogados de Báez respondieron ahora que la decisión de Bonadio “brinda absoluta discrecionalidad a los peritos” e “impide cualquier tipo de control” de parte de las defensas. La presentación hace hincapié en que no hay una pericia contable en marcha y que las designaciones vulneran varios derechos constitucionales de los imputados como el debido proceso.

“Lo que dispuso (el juez) no es una pericia sino algo nuevo, algo distinto, algo que no tiene un nombre legal y que estamos obligados a adivinar”, se quejaron los abogados.No es la primera vez que Báez le apunta a una pericia. En la causa conocida como “la ruta del dinero K”, sus abogados también impugnaron una mega pericia contable ordenada por el juez Sebastián Casanello que abarca a todos los imputados y a una docena de empresas.

En Hotesur, Bonadio y el fiscal Carlos Stornelli investigan las maniobras financieras y contables registradas en el hotel Alto Calafate y en los demás hoteles presidenciales. La hipótesis más firme es que esas empresas podrían haber sido usadas para lavar dinero. Eso involucraría a Báez, al hijo de la presidenta, Máximo, pero también al empresario Cristóbal López. A fines de abril, los abogados del empresario K y de Mercado le pidieron a Bonadio que respondiera un pedido de “certificación”de la Cámara Federal de Comodoro Rivadavia, tribunal que podría reclamar la competencia.

Más tarde, Osvaldo Sanfelice, ex presidente de Hotesur, solicitó que el expediente sea enviado a Santa Cruz. El último intento lo hicieron los abogados de López: Clarín reveló este fin de semana que el líder del Grupo Indalo se autodenució en una fiscalía de Bariloche. El objetivo siempre es el mismo: correr a Bonadio. (Clarín)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video