Publicado el: 22, May, 2015

Moyano abrió su paritaria: va por un 35% y activó dos paros


El Secretario general del Sindicato de Camineros Hugo Moyano - Foto: OPI Santa Cruz/Francisco Muñoz
22/05 – 13:00 – Sin haberse reunido todavía cara a cara con su interlocutor empresarial, Hugo Moyano desplegó ayer una dura estrategia en la apertura de la paritaria de los camioneros: exigió un aumento salarial del 35% y activó dos paros nacionales en apenas seis días.

Por: Nicolás Balinotti
A través de su hijo Pablo, número dos en el escalafón jerárquico de los camioneros, Moyano lanzó una huelga nacional de su gremio para el 4 de junio, cinco días antes del paro general del transporte, al que adherirán las vertientes opositoras de la CGT, incluida la moyanista, y la CTA Autónoma, liderada por Pablo Micheli.

En la cúpula de la Federación Argentina de Entidades Empresarias de Autotransporte de Cargas (Fadeeac), que negocia salarios con Moyano, están acostumbrados a las pulseadas con los sindicalistas, pero nunca imaginaron que la paritaria comenzaría con dos paros y un pedido de aumento de 35%, ocho puntos más que la pauta salarial que estableció el Gobierno con los principales gremios aliados.

“La negociación oficial todavía no empezó y ya nos encontramos con este panorama: el 35% es imposible e inviable para el sector”, dijo al desestimar el pedido Lucio Zemborain, asesor legal de la Fadeeac.

El Ministerio de Trabajo debería convocar la semana que viene a las partes para comenzar con la negociación oficial. En la Fadeeac confían en que el paro del 4 de junio se pueda frenar. Difícil. Ese día habrá un acto importante para los camioneros.

Moyano convocó ayer al tercer piso de la sede de San José 1781 a todos los secretarios generales de las seccionales para unificar el reclamo salarial en las provincias. Aprovechó que había asistencia perfecta de dirigentes para espantar los rumores que corrieron recientemente sobre su salida del sillón de mando del gremio.

“Muchachos, en diciembre vamos a ir por otro mandato, la gente nos lo pide”, dijo el jefe camionero, que buscará su séptima reelección al frente del gremio con una fórmula que ya es conocida: Moyano-Moyano, por Hugo y Pablo, como en una dinastía.

Alimentado desde su círculo más íntimo, el plan de salida que Moyano había pensado consistía en delegar el día tras día del sindicato y recluirse como líder de la Federación Nacional de Camioneros, lo que le iba a permitir conservar su influencia gremial y le abriría puertas políticas en diferentes distritos. Sus obligaciones como presidente del club Independiente y sus deseos de disfrutar más de su hijo Jerónimo, de 15 años, eran dos razones que lo habían empujado a pensar en un cambio.

Operativo clamor

En una suerte de operativo clamor, la fiel militancia camionera escenificará el apoyo a su líder con un acto en el estadio del Deportivo Español, el 4 de junio próximo. Se estima que asistirán unas 50.000 personas, según los cálculos de los organizadores. Para garantizar la concurrencia, se determinó que ese día habrá “paro y movilización”, como lo anunció ayer Pablo Moyano en una conferencia de prensa en la sede de San José.

Si bien Pablo Moyano dijo que el acto en el Deportivo Español será para “ratificar el reclamo salarial de 35% en las paritarias”, el escenario también se aprovechará para enviar otros mensajes. Desde el atril, Hugo Moyano se referirá a la sucesión de la presidenta Cristina Kirchner, a las presiones oficiales para limitar las paritarias y a la eventual unidad de la CGT que se está negociando de manera furtiva entre dirigentes de los tres sectores.

“El acto será de apoyo al jefe para que siga en el gremio y para que siga en la CGT. Será una demostración de fuerza importante”, aventuró un moyanista de la primera hora.

Con el paro de los camioneros y la huelga general del transporte, Moyano apuesta a reposicionarse y encabezar la cruzada gremial para rechazar la pauta salarial de 27% que impuso la Casa Rosada. En su entorno, consideran que si la paritaria se cierra “con un tres adelante” sería un “éxito”. Una iniciativa similar trazan en el gremio de los bancarios, cuyo jefe, Sergio Palazzo, ya inició conversaciones con los transportistas para sumarse al paro del 9 de junio.

Entre paros y negociaciones salariales, a Moyano le llegó recientemente una buena noticia desde el Ministerio de Trabajo. El organismo aprobó la inscripción gremial del Sindicato Único del Personal de Enfermería, que es asesorado legalmente por Hugo Moyano (h.). El nuevo gremio pugnará por los afiliados con el sindicato de Sanidad, que históricamente se enfrentó al liderazgo del camionero en la CGT. (La Nación)

Dejar un comentario



Mostrando 1 Comentario
Publica tu comentario
  1. CLARO TIENE QUE QUEDAR BIEN PLASMADO QUE 25% QUEDARIA EN LOS TRABAJADORES Y QUE EL 10% IRIA A PARAR A EMPRESAS DE LA LAS CUALES ELLOS SERIAN PROPIETARIOS TODO UN NEGOCIADO, SE AGIGANTA LA CUOTA SINDICAL. HAN ENCONTRADO QUE LOS “PIQUETES LOCKAUTS GIGANTES” EN LAS PRINCIPALES RUTAS DE PAIS SON LO QUE VERDADERAMENTE PERJUDICAN NO SOLO A LOS CIUDADANOS TAMBIEN A LA PATRIA YA QUE LOS “PAROS Y LAS HUELGAS NO LES DIERON RESULTADO” POR MEZQUINDAD DE ESTOS SEUDOS SINDICALISTAS EMPRESARIOS LOS LLEVA A ESO A SEGUIR MANTENIENDO DE LA FORMA MAS FACIL Y SIN TRABAJAR TAMAÑAS EMPRESAS QUE SALIERON DE LAS ARCAS SINDICALES HOY SON POTENTADOS EMPRESARIOS ANTE CUANDO LLEGARON A LOS SINDICATOS LLEGARON CON UNA MANO ATRAS Y OTRA ADELANTE HOY ESTE GOBIERNO LES PUDO PONER UN SEMI FRENO A TANTA CORRUPCION Y CLARO QUE LES DOLIO EL RECTO NO SE BANCAN LA VERDADERA DEMO9CRACIA QUE VOTAMOS LOS 40MILLONES DE ARGENTINOS.-

Publicidad

OPI Video