Publicado el: 26, May, 2015

Advierten que tendría un efecto negativo dejar a Kicillof si gana Scioli


El Ministro de Economia de la Nación Axel Kicillof - Foto:
26/05 – 09:40 – Las declaraciones del gobernador bonaerense, Daniel Scioli, en las que afirmó que el ministro Axel Kicillof es “una persona que de ninguna manera uno puede excluir en un futuro gobierno” provocaron una fuerte reacción negativa entre empresarios y economistas.

Por: Martín Kanenguiser
Los directivos consultados por LA NACION recordaron que las expectativas, tanto en el mercado financiero como en el sector productivo, se basan en un cambio (gradual o no) en la política económica a partir de diciembre, para que el país recupere el crecimiento, la inversión, la competitividad y el financiamiento y pueda bajar la inflación, entre otros desafíos. Por lo tanto, si las palabras del precandidato oficialista son algo más que un mensaje de lealtad hacia la presidenta Cristina Kirchner y Kicillof sigue en su cargo o en otro de relevancia, no se prevé una mejora.

Al respecto, el vicepresidente de la Unión Industrial Argentina (UIA) José Urtubey expresó: “Un nuevo gobierno va a traer un nuevo diseño, y en ese marco elegirá a sus funcionarios. No creo que Kicillof sea una pieza indispensable, y si Scioli lo elige es porque se adapta a su conducción. Con el nuevo gobierno hay que avanzar en el federalismo económico a través de una nueva ley de coparticipación”.

El presidente de Shell, Juan Aranguren, indicó que los dichos de Scioli son “coherentes con lo que expresa políticamente, porque él representa al kirchnerismo; si sigue Kicillof, se mantendría la situación actual y por eso el país necesita un cambio”.

Un importante ejecutivo del sector financiero argumentó que “habría que ver cuáles son los aciertos que ve Scioli en Kicillof”. Y de inmediato recordó que en los últimos meses “el mercado subió por las expectativas de cambio y, aunque Kicillof giró un poco hacia el mercado con las emisiones de deuda, no hay mucha expectativa de que cambie”. Por lo tanto, concluyó, “a Scioli le puede pasar lo mismo que a Dilma [Rousseff]: primero siguió con lo mismo, y como le fue mal tuvo que recostarse en un ministro de Economía ortodoxo”, en referencia a Joaquim Levy.

Entre los economistas, la percepción es similar. El director de Elypsis, Eduardo Levy Yeyati, dijo que “si en 2016 continuaran las políticas de los últimos dos años, lo razonable es pensar que tendremos otro año de estanflación”. Arturo Porzecanski, profesor de la American University, sostuvo desde Washington: “Los inversores se están dando cuenta, desde hace algunos meses, de que el 10 de diciembre mucho no va a cambiar, y por eso hace un tiempo el precio de los activos argentinos sube menos que el de otros activos emergentes”. Según el experimentado analista uruguayo, “obviamente que si Macri es el ganador habrá expectativa de un giro más rápido que con Scioli, pero en cualquier caso se tardará, porque la herencia es muy pesada”. A la vez, admitió: “No creo que estas declaraciones generen una caída fuerte de los activos argentinos, porque la gente entiende que Scioli tiene que estar lo más cerca posible de Cristina para ganar; si, en cambio, después de diciembre gana y sigue sin cambiar, ahí las cosas se le complicarán bastante”. Kicillof en el gobierno, concluyó, “sería una pastilla muy amarga para tragar”.

Otros dos analistas de Wall Street, que optaron por hablar en off the record, fueron más tajantes. “Si lo que declaró fuera verdad, sería un problema, porque la gestión de Axel fue un fracaso; pero hay que esperar, porque falta mucho para las elecciones”, dijo el economista de un banco norteamericano. Un colega de un banco europeo agregó que “si hay más señales de que Scioli no cambia, les va a pegar a los activos argentinos, pero es verdad que cuando Axel tuvo que cambiar, como cuando devaluó en 2014, lo hizo”. (La Nación)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video