Publicado el: 26, May, 2015

Aerolíneas recibe millones pero vuela en aviones alquilados


Aerolíneas y Austral recibieron transferencias por u$s2.700 millones desde su estatización
26/05 – 10:00 – El Estado le destinó 4.750 millones de dólares: podría haber comprado una flota de 70 Boeing 737-800.

Por: Luis Ceriotto
La mejora del servicio de Aerolíneas Argentinas y Austral (notoria en los vuelos de cabotaje y algo más diluida -por la competencia- en los vuelos internacionales) no logra sin embargo su correlato en su situación patrimonial y financiera: a pesar de haber recibido por parte del Tesoro nacional casi 4.750 millones de dólares desde su reestatización, Aerolíneas sigue disponiendo de una flota alquilada en su totalidad (de 48 aviones, sólo dos son propios).

Austral también dispone de dos aviones propios y otros 20 que están a medio pagar.

Dos semanas atrás, la empresa reiteró a través de un comunicado que los fondos aportados por el Estado son, en gran parte, “inversiones” para posibilitar su “crecimiento”.

Se trata de un argumento ya esgrimido anteriormente por el presidente de la compañía, Mariano Recalde: sin dar mayores precisiones, el dirigente de La Cámpora y actual candidato a Jefe de Gobierno porteño, ha señalado que un importante porcentaje de esos miles de millones de dólares fueron destinados a inversiones en aviones, equipos y sistemas, en vez de haber sido destinados a cubrir el déficit de la empresa.

En verdad, son muchas las aerolíneas en todo el mundo que alquilan una parte de su flota: los verdaderos capitalistas del mundo aerocomercial son intermediarios conocidos como “lesors”, que son bancos y otras entidades financieras que suelen hacer grandes órdenes de compra a los fabricantes y luego van alquilando sus aviones a las aerolíneas bajo la figura de “leasing”, que es el alquiler con opción a compra.

Pero en el caso de Aerolíneas, los fondos recibidos del Estado le hubieran alcanzado para armar una flota propia y poderosa: con 4.750 millones de dólares se podrían comprar (al contado y sin ningún descuento) una flota de no menos de 70 Boeing 737-800 para vuelos de cabotaje, o bien unos 23 modernos Airbus 330-200 para vuelos internacionales, como los dos aviones de este tipo que este mes comenzaron a unir la ruta Ezeiza-Madrid.

Es evidente que ese no ha sido el destino de los fondos: casi nueve años después de su estatización, Aerolíneas y Austral exhiben una flota de cinco Airbus 330 y siete Airbus 340-300 (alquilados), 36 Boeing 737 NG (34 alquilados y dos propios) y 22 Embraer 190 (dos propios y 20 a medio pagar).

Para fines de 2013, su último balance publicado, Austral reconocía una deuda de 600 millones de dólares contra en Banco de Desarrollo de Brasil, entidad que financió la compra de los 20 Embraer).

La demanda de fondos al Estado, si bien se ha atenuado respecto a dos años atrás, sigue siendo incesante. Según datos del ministerio de Economía, desde principios de enero hasta mediados de este mes, las transferencias del Tesoro a Aerolíneas rozaron los 1.900 millones de pesos.

Esos desembolsos equivalen a casi 60% de los $ 3.244 millones autorizados como subsidios y aportes de capital que el Congreso autorizó en el Presupuesto 2015.
Calculado según el tipo de cambio promedio, en lo que va del año Aerolíneas acumula subsidios por 216 millones de dólares, unos US$ 48 millones por mes.

A este ritmo, los aportes para mantener la empresa en el aire requerirán una intensidad apenas inferior a la del año pasado (US$ 676 millones) y el 2013 (US$ 643 millones). En lo que va de este año ya recibió US$ 214 millones. (Clarín)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video