Publicado el: 27, May, 2015

Información exclusiva: dirigentes de FIFA habrían recibido u$s150 millones en coimas


Información exclusiva: dirigentes de FIFA habrían recibido u$s150 millones en coimas
27/05 – 09:20 – Así surge de la acusación a la que accedió Infobae en los Estados Unidos. “La corrupción es rampante y sistemática y se extiende por al menos dos generaciones de dirigentes”, indicó uno de los fiscales. Los sospechosos están acusados por recibir coimas, maniobras de lavado de dinero y fraude electrónico.

Fuentes judiciales de los Estados Unidos brindaron detalles exclusivos sobre la investigación a Infobae sobre un caso de corrupción que comenzó hace 24 años y prevé penas de hasta 20 años de prisión.

Las detenciones fueron ordenadas por un tribunal federal de Brooklyn, Nueva York. Apunta a 14 dirigentes a los que acusa de participar en diversos delitos vinculados con la corrupción, como lavado de dinero, pago de sobornos y fraude electrónico.

La acusación asegura que la “corrupción es rampante, sistémica y arraigada tanto en los Estados Unidos como en otros países”. El caso se extiende por al menos dos generaciones de dirigentes de fútbol que abusaron de sus cargos de confianza para recaudar millones de dólares en sobornos y comisiones ilegales.

Los investigadores tienen elementos para sostener que entre 1991 y 2015 los acusados y sus cómplices participaron en diversas actividades ilícitas a través de una alianza con ejecutivos de marketing deportivo, entre ellos los argentinos: Alejandro Burzaco, Hugo Jinkis y Mariano Jinkis.

Los dirigentes del fútbol están acusados de conspirar para solicitar y recibir en total más de u$s150 millones en sobornos y comisiones ilegales a cambio de su apoyo oficial de los ejecutivos de marketing deportivo que accedieron a hacer los pagos ilegales.

La mayoría de los casos de corrupción están vinculados con la solicitud y recepción de sobornos y comisiones ilegales para la adjudicación de los derechos comercialización y transmisión de los torneos más importantes, entre ellos: las Eliminatorias para la Copa Mundial en la región de la CONCACAF, la Copa Oro (CONCACAF), la Liga de Campeones (CONCACAF), la Copa América Centenario organizada en conjunto por CONMEBOL y CONCACAF, la Copa América (CONMEBOL), la Copa Libertadores (CONMEBOL) y la Copa do Brasil, que organiza la federación nacional de fútbol de Brasil (CBF ).

También forma parte de la investigación el pago de sobornos y comisiones ilegales para el patrocinio de la selección brasileña de fútbol por una importante compañía de ropa deportiva de los Estados Unidos. Brasil fue anfitrión del Mundial de 2014, de la Copa Confederaciones y sede de elecciones de autoridades de la FIFA.

Los acusados enfrentan penas máximas de cárcel de 20 años por la conspiración RICO, conspiración de fraude electrónico, fraude electrónico, conspiración de lavado de dinero, lavado de dinero y obstrucción de la justicia.

El ex presidente de Conmebol, el uruguayo Eugenio Figueredo, se enfrenta a una pena máxima de prisión de 10 años por un cargo de fraude de naturalización. Además podrían revocarle su ciudadanía uruguaya. También se enfrenta a una pena máxima de prisión de cinco años por evasión de impuestos.

Los cargos contra los directivos de FIFA fueron anunciados por el procurador general Loretta E. Lynch, el fiscal federal del distrito de Nueva York, Kelly T. Currie, el director del FBI, James B. Comey, el director adjunto a cargo de la oficina del FBI en Nueva York, Diego W. Rodríguez, el jefe de Investigaciones del Servicio de Impuestos, Richard Weber, el agente especial del IRS-CI Erick Martínez.

El inicio de la causa: “los arrepentidos”

La investigación que apunta a máximas autoridades de la FIFA comenzó a desentrañarse luego de que algunos dirigentes y dos empresas admitieran su culpabilidad en diferentes hechos. Los “arrepentidos” son el ex secretario general de Concacaf Charles Blazer, un ex representante de los EEUU en el comité ejecutivo de FIFA; Daryan Warner (hijo de Jack Warner, uno de lso acusados), y José Hawilla, propietario y fundador de Traffic, una multinacional de marketing deportivo.

El 25 de noviembre de 2013, el acusado Charles Blazer, ex secretario general de la CONCACAF y ex miembro del comité ejecutivo de la FIFA, se declaró culpable de 10 cargos entre los que destacan los delitos de asociación ilícita, fraude electrónico, lavado de dinero, evasión de impuestos y la falta de presentación de un informe del Banco Exterior y Cuentas Financieras (FBAR). Por esta razón pagó 1.900.000 dólares en el momento de su declaración y ha aceptado pagar una segunda cantidad que se determinará en el momento de la sentencia. (Infobae)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video