Publicado el: 27, May, 2015

Piombo renunció como profesor en La Plata y habló de “injusticia”


Piombo renunció como profesor en La Plata y habló de “injusticia”
27/05 – 09:50 – Dejó su cargo en la Facultad de Derecho horas antes de que empezaran a analizar un juicio académico.

Acorralado por la presión institucional y para evitar un proceso que lo llevaría al mismo destino, Horacio Piombo, el camarista que firmó un fallo para disminuir la condena de un abusador de menores, renunció a los cargos docentes en la Universidad Nacional de La Plata (UNLP).

Pocas horas antes de la reunión del consejo Directivo de la facultad de Ciencias Jurídicas, convocada para analizar un pedido de juicio académico, el camarista elevó al organismo su renuncia indeclinable a las cátedras de Derecho Internacional Público y Privado a las que accedió por concurso.

“No fue fácil tomar esta decisión. Tampoco agradable”, escribió ayer en su renuncia el juez de Casación Penal, que junto con su colega Benjamín Sal Llargués habían resuelto reducir la pena a Mario Tolosa, condenado por abusar de un chico de 6 años. En su escrito, Piombo atribuyó ese impacto a “una campaña mediática de fuerte contenido político”. Y consideró que se trata de “una situación injusta y lesiva frente a la cual no tengo otra alternativa de comportamiento que evitar que sus efectos se extiendan a las instituciones que más quiero”.

Es que la semana pasada, los estudiantes agrupados en la Federación Universitaria habían planteado la expulsión del profesor y para lograr el objetivo tomaron la sede de la casa de estudios.

La carta de renuncia fue leída por el decano Vicente Atela, antes del comienzo de la sesión. El caso ya había impactado en la universidad. El viernes, el presidente de la UNLP, Raúl Perdomo, había adelantado que “Piombo debe ser separado de su cátedra. La actuación del magistrado genera una preocupación muy grande en la Universidad, sobre todo en tiempos en los que tanto se trabajó por los derechos humanos y la niñez”.

Piombo y Sal Llargués resolvieron bajar la pena a Mario Tolosa, dirigente de un club de fútbol condenado por abusar de un nene. Dijeron que no debía considerarse ese hecho como “gravemente ultrajante” porque el nene había sido violado por su padre. Y porque “tenía inclinaciones homosexuales” y “tendencia al travestismo”.

La Legislatura bonaerense apuró un procedimiento de juicio político para separarlos de sus puestos en la magistratura por otras denuncias similares presentadas en 2011. Además, las universidades de Mar del Plata y Bahía Blanca rescindieron contratos docentes con esos juristas. Y el Consejo de la Magistratura separó a Sal Llargués del listado de “expertos” a los que se consulta para la selección de jueces y fiscales. (Clarín)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video