Publicado el: 28, May, 2015

Los K aprobaron en el Senado la ley que le da más poder a Gils Carbó


Los K aprobaron en el Senado la ley que le da más poder a Gils Carbó
28/05 – 09:10 – La oposición votó en contra. También le dieron media sanción a la ley de designación de jueces subrogantes. Todo pasó a Diputados.

Por: Carlos Galván
A escaso medio año de la finalización del mandato de Cristina Kirchner, el kirchnerismo logró ayer darle media sanción al polémico paquete de leyes de implementación del nuevo Código de Procedimiento Penal (CPP). Son cinco iniciativas que reemplazarán al viejo sistema judicial inquisitivo por el acusatorio pero que también le otorgan amplios poderes a la procuradora general de la Nación Alejandra Gils Carbó, una funcionaria muy cercana a la Casa Rosada.

En la maratónica sesión de ayer, el oficialismo también logró darle media sanción por 37 votos a favor y 19 en contra a un controvertido proyecto que regula la designación de jueces subrogantes en los fueros Federal y Nacional. La iniciativa establece que los subrogantes podrán ser designados por el Consejo de la Magistratura y que sus nombramientos se extiendan por 6 años. “Seis años es demasiado para una subrogancia. Durarán casi un periodo presidencial y medio”, alertó el senador radical Angel Rozas.

Aunque está de acuerdo con que debe actualizarse el procedimiento penal, los bloques opositores no acompañaron de manera unánime las iniciativas.

Del paquete de cinco leyes, la de reforma al Ministerio Público de la Defensa y la de implementación del Código Procesal Penal fueron aprobadas por 45 votos a favor y 11 en contra; la de organización y competencia de la Justicia Nacional y Federal y la de reforma al Ministerio Público Fiscal por 37 a 19; y una serie de reformas en el Código Penal por 48 a 8. Durante el debate, la oposición cargó sobre todo sobre la ley de reforma del Ministerio Público Fiscal, que otorga mayores poderes a Gils Carbó. “Vemos con altísima preocupación la gran concentración de facultades en la procuradora”, apuntó Rozas.

En la misma línea, el socialista Rubén Giustiniani dijo que “el nuevo sistema le otorga a la actual procuradora la facultad para designar fiscales sin ninguna sujeción a requisitos de transparencia o control, por lo que se pone en riesgo la necesaria independencia del Ministerio Público Fiscal”.

Según se aprobó ayer, este sistema que establece que los jueces se limiten a juzgar y que los fiscales lleven adelante las investigaciones penales se pondrá en marcha en la Justicia Nacional porteña el próximo 1° de marzo. Una comisión bicameral se encargará de hacer el seguimiento de la transición entre el viejo y el nuevo código y decidirá su progresiva implementación en la Justicia Federal de todo el país.

La macrista Gabriela Michetti objetó, entre otras cuestiones, que la implementación comience por la Justicia Nacional y no por la Federal. “Estamos dejando para más adelante la implementación justamente en el fuero que se ocupa de investigar la corrupción y el narcotráfico”, se lamentó. El cierre del debate estuvo a cargo del senador K Rodolfo Urtubey, quien defendió las iniciativas del oficialismo. Detalló, por ejemplo, que “ya hay 22 provincias que tiene este sistema de enjuiciamiento penal”. El kirchnerismo en Diputados ahora intentará aprobar estas leyes antes del 20 de junio. El apuro obedece a que después se viene el cierre de listas y con la campaña se hará les difícil votarlas. (Clarín)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video